Más allá de la risa - Cultura

Más allá de la risa

Mucho más que vibraciones de centenares de tejidos y sacudidas hilarantes del esqueleto fue lo que provocó Humoris Causa con su presentación en Juventud Rebelde

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

Según el psicólogo español José Elías Fernández —quien ha empleado la risoterapia como medio aplicado al desarrollo personal—, la sonrisa es un gesto determinado por convenciones sociales, que apenas mueve dos músculos, mientras que la risa acciona más de 400.

Sin embargo, mucho más que vibraciones de centenares de tejidos y sacudidas hilarantes del esqueleto fue lo que provocó Humoris Causa con su presentación en JR, como colofón del Festival de la Prensa Escrita. El dúo integrado por Iván Camejo y Omar Franco no solo motivó sino ambién estimuló el cerebro mediante la reflexión ocurrente.

Con la deliciosa sensación de alivio que dejan las buenas carcajadas compartidas, Iván Camejo, director de Humoris Causa —el año pasado celebró una década y media de existencia—, conversó  acerca de los proyectos del grupo.

«Por nuestro aniversario veníamos trabajando en varias ideas. En enero estrenamos La letra del año, con la participación de Kike Quiñones y Carlos Gonzalbo, en el Karl Marx y tenemos pendiente una temporada del espectáculo Marketing, una obra que estrenamos en 1995 y obtuvo muchos premios dentro del Festival Aquelarre».

Según Camejo, director del Centro Promotor del Humor, se espera que esas actuaciones sean para finales de octubre y principios de noviembre en la sala Covarrubias del Teatro Nacional, espacio donde esta obra se presentó por más tiempo.

«También integramos el elenco del programa televisivo del verano No quiero llanto, junto a Ángel García (Antolín), y tenemos planeado grabar próximamente uno especial para el fin de año».

El público que guste de disfrutar del humor que acopla la picardía cubana con original doble sentido, cultura e inteligencia, puede encontrarse con Humoris Causa en el Humor Club Cocodrilo, sitio que acoge las presentaciones de gran parte de los humoristas del Centro Promotor del Humor.

Al referirse a su modo particular de encarar el humor y los retos que eso supone, Iván Camejo afirmó que es una dicha «tener gente que te sigue y admira tu obra, lo cual constituye lo más importante pues el humor se concreta con la risa del público».

Asimismo, valoró como desafío constante cultivar un tipo de humor, que aun cuando tiene una estructura que pudiéramos llamar culta, resulta comprensible para un espectador medio.

«El humor tiene un público muy heterogéneo, por lo que ofrecer una propuesta válida para todos, que no solo busque la carcajada, sino también la reflexión a través del placer de la risa, constituye una labor compleja. Sin embargo, creo que lo hemos logrado, porque la excelente interacción en los más disímiles espacios así lo demuestra. Razón suficiente para que Humoris Causa apueste por una propuesta artística que conlleve al disfrute mediante una risa con trascendencia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.