Homenaje a Alicia Alonso en documental de Televisión Española

La cinta, muestra a los telespectadores no sólo a una artista de peso mundial, sino también a una coreógrafa capaz de formar personalmente a nuevas generaciones de bailarines

Autor:

Juventud Rebelde

Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera, título del documental con el que Televisión Española (TVE) encumbró anoche a una de las estrellas más grandes de la historia del ballet clásico, en vísperas de su 90 onomástico, según PL.

Un reportaje que nos cuenta, a través de valiosos testimonios y una entrevista exclusiva a la propia homenajeada, el recorrido vital y artístico de la prima ballerina assoluta del Ballet Nacional de Cuba (BNC).

En casi una hora de filmación, allegados, ex parejas de baile, alumnos y admiradores destacan el tesón y la pasión de quien, a juicio de TVE, cambió para siempre la historia del baile y puso en el mapa de la danza mundial a un país al que no se le esperaba: Cuba.

Las cantantes de ópera Monserrat Caballé y Teresa Berganza, la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, el bailarín Víctor Ullate, el escritor Miguel Barnet y Pedro Simón, Director del Museo Nacional de Danza y esposo de Alicia, son algunos de los que ayudan a contar la historia de la bailarina.

Alicia Alonso. Para que Giselle no muriera, estrenado este jueves dentro de la serie Imprescindibles, incluye imágenes de archivo de Radiotelevisión Española y otras procedentes del registro personal de la directora y fundadora de la Escuela de la Danza y del BNC.

Muestra a los telespectadores no sólo a una artista de peso mundial, sino también a una coreógrafa capaz de revisar y actualizar el repertorio clásico y formar personalmente a nuevas generaciones de bailarines.

Donde quiera que estén y con la compañía que actúen, los bailarines cubanos llevan la impronta de la isla, subrayaron varios de los entrevistados en alusión a la capacidad de Alicia de crear un movimiento artístico y cultural más allá de su figura.

Cuando ella afirma que vivirá 200 años es porque efectivamente todavía las generaciones jóvenes de la danza, a las cuales ella le ha puesto su mano encima, siempre la recordarán, remarcó Alberto García.

Ella vivirá en la memoria de esas personas, y como no, yo creo que va a vivir 200 años y algo más, agregó García, director del español Instituto Universitario de Danza Alicia Alonso.

Para Barnet, decir que durará ese tiempo habla de su gran humildad, porque ella, aseguró, es eterna.

Más que un magisterio es un milagro, porque no creo que una bailarina haya tenido una vida tan larga y de óptima calidad como Alicia Alonso, enfatizó el también presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Dirigido por Nico García, el documental narra la existencia de una niña que quiso ser bailarina y que escogió esa profesión por encima de problemas como el de su ceguera, enfermedad con la que, confesó, aprendió a ponerse de público y hacer coreografía.

Se detiene, además, en cómo Alicia Alonso cambió la historia del ballet internacional y puso en primera fila a la danza clásica de Cuba, una isla a la que considera muy querida y respetada en el mundo.

Vengo de un país pequeño que se enfrenta con todo y va hacia delante, es algo increíble, se enorgullece la prima ballerina assoluta que un día renunció a todo el glamour para crear una obra imperecedera: el Ballet Nacional de Cuba.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.