Develan mural cerámico en homenaje al poeta Miguel Hernández

Los artistas cubanos José Fuster y Carmen Mir se unieron para realizar un mural de cerámica esmaltada en honor al centenario del bardo español

Autor:

ACN

Un mural de cerámica esmaltada, en homenaje al centenario del natalicio del poeta español Miguel Hernández, obra de los artistas José Fuster y Carmen Mir, fue develado este sábado en la comunidad de Jaimanitas.

Esta población costera, aledaña a la capital cubana, se convierte en una gran exposición a cielo abierto con las obras de Fuster, quien además de su casa, ha invadido los muros y fachadas de sus vecinos en una colorida expresión, que desborda la mera satisfacción individual para volcarse a todos.

El artista destacó que Miguel Hernández es uno de los más grandes poetas iberoamericanos, a quien bastaron solo 31 años de vida para llevar sus versos a la acción en favor de lo más justo y labrarse un espacio único en la memoria de los seres de bien en este mundo.

Parafraseando un poema del chileno Pablo Neruda, premio Nobel de Literatura,  acerca del hombre que en aquel momento en España desterró la sombra, Fuster afirmó que este mural desde Jaimanitas, es la luz para el poeta cabrero de Orihuela, ese pueblito perdido del Levante español.

Ramón Molina, agregado Cultural de la embajada de España en Cuba, expresó que un homenaje es un acto de restitución, de devolver a Miguel lo que dejó como referente, su obra de gran poeta y magnífico ser humano. Citó el proverbio indio que se pregunta qué hace el viento cuando no sopla y se respondió que el de Miguel Hernández sigue soplando como vientos del pueblo, en referencia a uno de los poemarios más conocidos del bardo pastor.

Víctor Casaus, director del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, recordó la entrañable amistad del revolucionario cubano cuyo nombre lleva la institución que dirige con el poeta de Perito en lunas, y presentó un disco de trovadores que musicalizaron  poemas de Hernández.

Casaus indicó que en Cuba fue donde primero se le realizó un homenaje póstumo a Miguel Hernández, quien falleciera tuberculoso, a causa de los rigores que padeció en las cárceles franquistas.

Los trovadores Nelson Valdés y Héctor Luís de Posada interpretaron las obras Rosario la dinamitera y Un carnívoro cuchillo, con las cuales obtuvieron el segundo y tercer premios, respectivamente, del concurso para realizar el disco con los versos del poeta soldado.

Al acto de develación de este mural asistieron Armando Hart, presidente de la Sociedad Cultural José Martí, el poeta Pablo Armando Fernández y el realizador de audiovisuales Roberto Chile, entre otras personalidades.

Artistas de la Casa de Cultura de Jaimanitas amenizaron el acto, que fue precedido por una caballería que enarboló las banderas de Cuba y España.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.