Casa Compay Segundo, cuatro años de quehacer

También conocida como Casa Museo, la misma es santuario de quienes visitan Cuba y ansían ver y escuchar sobre la vida del insigne músico, además del atractivo arquitectónico que posee

Autor:

Juventud Rebelde

LA HABANA, noviembre 9.—La Casa Compay Segundo cumplió en días recientes cuatro años de fundada. En la misma, ubicada en el municipio Playa, vivió el popular músico cubano Francisco Repilado -Compay Segundo- desde finales de los 90s, y acumula un sinfín de anécdotas y vivencias del autor de Macusa y Las flores de la vida, informa CubaDebate.

También conocida como Casa Museo, la misma es santuario de quienes visitan Cuba y ansían ver y escuchar sobre la vida del insigne músico, además del atractivo arquitectónico que posee. Salvador Repilado, uno de sus hijos y director de la Casa, nos comenta que «desde el año 2006, la Casa ha auspiciado visitas dirigidas, más de 2000, así como ha participado en diversos eventos culturales, a modo de colaboración o patrocinio.»

En una sencilla actividad en la sede de la Casa, amigos, familiares, así como dirigentes y trabajadores del Ministerio de Cultura y del Instituto Cubano de la Música, se reunieron para recordar a Compay y su legado musical y humano. Entre los muchos invitados se encontraba el maestro Eduardo Rosillo, gran animador de nuestra radio cubana, quien evocó la figura de su «amigo Compay Segundo desde tiempos muy lejanos, al mismo tiempo que se congratulaba al ver el cuidado y el empeño de sus hijos en esta casa, en mantener vivo el recuerdo de Francisco Repilado», señaló.

Por su parte, Salvador aseguró que «para ellos la Casa es un gran homenaje a la figura y la obra de Compay Segundo, y este aniversario es un reto. La Casa ha propiciado el trabajo en la comunidad, con las escuelas, con los Círculos de Abuelos, inclusive hemos preparado un coro con los abuelos. A su vez los músicos del grupo, como es el caso del maestro Rafael Inciarte (clarinete), ha ido por algunas escuelas para dar clases de ese instrumento. Porque el objetivo es que, dentro de todas las opciones que puedan tener los jóvenes, ya sea en sus estudios de ciencia o de técnica, también vean la música como una opción más, para crear en ellos valores éticos y morales, pues la misma ayuda mucho a corregir conductas, por ejemplo. Es por ello que nuestro trabajo está dirigido hacia la comunidad y las escuelas.»

A una pregunta sobre la importancia de otros proyectos musicales, el músico acotó: «También patocinamos las escuelas de bandas de Santiago de Cuba y hemos trabajado con muchísimos proyectos de diversos artistas, y como ejemplo te puedo citar que recientemente apoyamos, como parte de sus patrocinadores, el festival Leo Brouwer.»

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.