Imponen a Alicia Alonso la medalla Haydée Santamaría

La prima ballerina assoluta recibió la distinción que otorga el Consejo de Estado a partir de una propuesta de la Casa de las Américas, rodeada de artistas, admiradores, y acompañada por Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, quien le entregó el ramos de flores que le enviara el General de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estados y de Ministros; y por Abel Prieto, titular de Cultura

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Alicia se ha prodigado al público como bailarina excepcional, como notable coreógrafa capaz de recrear para su época el mejor legado clásico, renovándolo, enriqueciéndolo y combinándolo con elementos nuevos desde una perspectiva transgresora y experimental; como maestra que transmite una disciplina y una ética; como líder rigurosa de una compañía que ha fascinado a millones de espectadores y ha legado al mundo valiosos exponentes.

Así describía este jueves a la prima ballerina assoluta, Vivian Martínez Tabares, directora del departamento de Teatro de la Casa de las Américas, momentos antes de que el destacado intelectual Roberto Fernández Retamar le impusiera a la fundadora del Ballet Nacional de Cuba (BNC), en esa institución, la Medalla Haydée Santamaría.

La Alonso recibió la distinción que otorga el Consejo de Estado a partir de una propuesta de la Casa de las Américas, rodeada de intelectuales, artistas, admiradores, y acompañada por Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, quien le entregó el ramos de flores que le enviara el General de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estados y de Ministros; y por Abel Prieto, titular de Cultura.

Alicia expresó que había recibido muchos honores, «pero esta medalla tiene una significación especial porque lleva el nombre de Haydée Santamaría, una mujer eterna, no solo porque fue alguien importante para la historia del BNC, sino también porque fue un ser extraordinario, una gran revolucionaria y una amiga inolvidable que jamás dejará de estar entre nosotros, lo mismo en la Casa de las Américas, que en cualquier parte de nuestra Cuba».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.