Actriz cubana Yahima Torres se encumbra en cine francés - Cultura

Actriz cubana Yahima Torres se encumbra en cine francés

La debutante actriz cubana recibió en París el lauro de los Lumiére como Mejor Actriz Promesa del séptimo arte francés

Autor:

Juventud Rebelde

París, enero 15.— Venus negra, una cruda película francesa de Adbellatif Kechiche, se convirtió en plataforma de lanzamiento al estrellato de la debutante actriz cubana Yahima Torres, hoy jubilosa con el Premio Lumiere del cine, reportó PL.

La noticia fue una sorpresa relativa, porque ya la joven figura de la isla caribeña residente en París recibió numerosos elogios de la exigente crítica nacional y también en el Festival de la Mostra de Venecia.

Luego de transitar con mucho éxito y admiración por los sets de los principales canales de la televisión francesa, Torres recibió en la sede del Ayuntamiento de esta capital el lauro de los Lumiére como Mejor Actriz Promesa del séptimo arte francés.

Un galardón que otorga la prensa extranjera especializada, lo cual supone un tremendo reconocimiento en la tierra del invento del cinematógrafo.

«Todo es como un sueño y un milagro, aunque también me exigió mucha dedicación y sacrificios», resaltó a la prensa.

«Vengo de un pueblo solidario y me siento como la voz de los cubanos aquí en París», añadió.

Venus negra cuenta la historia de la vida real de la surafricana Saartje Baartman, quien tenía los genitales hipertrofiados y sorprendió a los círculos científicos, artísticos y burgueses de la Europa que abusaron de ella como si fuera una simple bestia.

Yahima Torres vino a Francia en 2003 invitada por unos amigos para impartir clases de español y en el barrio donde reside, Belleville, se tropezó de casualidad con el realizador Kechiche, quien antes alcanzó fama con La esquiva y El grano y la mula.

Del encuentro con el realizador en 2004 quedó pendiente la cita, cuatro años más tarde, para el casting de la Venus noire y consiguió el papel de inmediato.

Tomó clases de baile africano, aprendió la lengua afrikáner y engordó unos cuantos kilos para tener ese cuerpo tribal de ébano.

Confesó que al conocer las escenas que iba a rodar quiso explicárselas a su familia, porque iba a salir desnuda. «Mi madre me apoyó desde el primer momento. A mi padre le tuve que explicar un poquito más» precisó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.