Inaugurado este miércoles el espacio de los jóvenes en el Pabellón Cuba

Esteban Llorach, premio nacional de Edición, presentó el libro Había una vez... de Herminio Almendros

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Con la presentación de Había una vez..., de Herminio Almendros, de mano de la Editorial Gente Nueva, quedó inaugurado este miércoles el espacio de los niños y jóvenes de la Feria Internacional del Libro Cuba 2011, en el Pabellón Cuba.

Ubicado en el mismo corazón del Vedado, el recinto ferial que constituye la sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz, recibió en horas de la mañana a Esteban Llorach, premio nacional de Edición, quien tuvo a su cargo la presentación de este título, entre los primeros que publicó Gente Nueva en 1968, un año después de fundada. En esa nómina también se hallaban Pueblos y leyendas y Oros viejos de este autor nacido en Castilla de la Mancha, España, quien luego adquirió la ciudadanía cubana.

En el acto donde se encontraban, entre otros dirigentes, de Félix Ulloa, funcionario del Departamento de Cultura del Comité Central; y Luis Morlote Rivas, presidente de la AHS, junto a Llorach estaban María Rosa Almendros, hija del popular escritor; y Josefa Quintana, editora de Había una vez, un libro que a decir de Esteban ha conseguido mantener su vigencia «porque es un texto que está sustentado en un tema universal: los valores humanos.

«Con Había una vez..., Herminio Almendros tuvo un reto superior —Oros viejos, por ejemplo, está dirigido a niños de secundaria básica—, pues lo escribió pensando en las primeras edades. ¿Cómo escribir sobre los valores y no caer en el didactismo chato? ¿Cómo hacerlo sin que los niños se percaten que ello? Sin embargo, él lo consiguió. Ahí están los cuentos El gallo de bodas, que habla de la solidaridad, al igual que Medio pollito; o el relato La gallinita dorada que se refiere a la importancia del trabajo, entre muchos otros.

«En Había una vez... aparece el mensaje social, pero también se explica cómo debe ser la relación entre padres e hijos; les enseña a los pequeños a qué se aventuran, por su escasa experiencia, cuando actúan sin escuchar a sus padres.

«Dentro del panorama de la literatura infantil cubana solo hay un libro anterior que lo logra todo esto: La Edad de Oro, de nuestro José Martí. Tanto en uno como en el otro, la factura del texto marcha a la par de lo sorprendente que narran estas magníficas historias».

La más reciente edición de Gente Nueva, diseñada por María Elena Cicard, cuenta con el quehacer de 30 renombrados artistas de la plástica cubanos, de manera que este es un libro profusamente ilustrado.

«Había una vez, enfatizó Llorach, es un texto para todas las edades. Con él Herminio Almendros quería hacernos llegar el mensaje de que el ser humano podía y tenía que construir su felicidad, pero no podía perder sus valores espirituales y éticos, sí dedicarse con mucho ahínco al trabajo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.