Jóvenes artistas engrandecen la ilustración en la literatura infantil

Los virtuosos expresaron al diario Juventud Rebelde que su objetivo es lograr que sus pinturas se parezcan más a los niños cubanos

Autor:

Daína Caballero Trujillo

Este miércoles los personajes de Había una vez..., de Herminio Almendros, no se sintieron solos, estaban acompañados por veintisiete de los treinta artistas plásticos que ilustraron los textos de la nueva edición del libro, publicada por la Editorial Gente Nueva.

Los ilustradores «dibujaron» con palabras, para Juventud Rebelde, la importancia de sus obras para educar con inteligencia y creatividad. Su mayor reto, dicen, es lograr, con su todavía escasa experiencia, que sus pinturas se parezcan más a nuestros niños.

Como parte de la 20 Feria Internacional del Libro, la exposición colectiva del proyecto Nueva Gente, que acoge el Pabellón Cuba en el Vedado capitalino, fue la encargada de mostrarnos nuevos talentos de la ilustración cubana de estos tiempos, quienes opinan acerca del papel de los jóvenes en esta manifestación artística.

«Hoy vemos un resurgir de la participación de los ilustradores noveles en el panorama cultural del país, hay mucha variedad en cuanto a la creatividad y los estilos», asegura Yahilis Fonseca Gonzáles, graduada de diseño gráfico en el 2006 e ilustradora de Gente Nueva, junto a Aramís Santos, egresado de la escuela de pintura San Alejandro, quien afirma, con el orgullo dibujado en su rostro, que «el trabajo de los jóvenes ilustradores es enriquecedor desde todos los puntos de vista, pues retoman el camino de la ilustración con la seriedad necesaria y enfocan las ideas de acuerdo al público para el que trabajan, en este caso los niños».

Vicente R. Bonachea, desde su experiencia y como artista consagrado dijo acerca del trabajo de este grupo: «Me parece muy loable el quehacer de los ilustradores jóvenes, sobre todo porque hay una variedad tremenda de maneras de hacer, son ilustraciones muy contemporáneas. Los muchachos  realmente se preocupan y se ocupan de la ilustración cubana y eso está muy bien, ya era necesario».

Realmente la ilustración como manifestación artística estaba un poco olvidada dentro del ámbito de las artes plásticas y estos creadores, apoyados por la labor de la Editorial Gente Nueva, han sabido rescatarla y le han devuelto su papel de «constructora de mundos a través de imágenes», como dijera la editora de Había una vez..., Josefa Quintana Montiel.

«Sin dudas Gente Nueva ha contribuido a mejorar la calidad de nuestros trabajos y esto conlleva a que los libros sean más aceptados por el público. Los jóvenes, sobre, todo tienen ganas de hacer y en esa importante editorial tenemos ese espacio», añadió Aramís Santos.

Roldán Lauzán, otro de los ilustradores protagonistas de la muestra expositiva, coincide con Aramís Santos: «La editorial ha potenciado el desarrollo de los artistas gráficos, me atrevo a asegurar que es la que más tiempo dedica a las publicaciones infantiles en Cuba. Artistas reconocidos han trabajado en sus publicaciones como Bonachea, Vladimir González Linares, quienes han compartido su saber con los jóvenes ilustradores que comienzan ahora. Todos nos hemos complementado y la editorial ha desarrollado esto: un espacio donde podemos interactuar unos con otros».

La más reciente edición de Había una vez... contó este miércoles también con una presentación de lujo, a cargo de Esteban Llorach. Y es que contó con la participación de María Rosa Almendros, hija de Herminio Almendros. Fue el Premio Nacional de Edición manifestó: «Estas magníficas ilustraciones son fáciles de entender e interpretar, se ponen en función de que el niño comprenda mejor, de lo que se está diciendo. Están muy cercanas a la música, son el calzo musical del poema o el cuento, son imágenes vivaces, emotivas, se apega no solo a lo sensorial sino también a lo cordial, hacen que el lector pueda leer a través de las imágenes».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.