La XX Feria del Libro llega al oriente cubano

Santiago de Cuba dio la bienvenida este miércoles al segmento final de la cita editorial, que hasta el próximo domingo propiciará el contacto con disímiles novedosas literarias y culturales

Autores:

Odalis Riquenes Cutiño
Luis Raúl Vázquez Muñoz

En otro esperado e integrador abrazo con la cultura, miles de santiagueros dieron la bienvenida este miércoles al segmento final de la XX Feria Internacional del Libro, que hasta el próximo domingo propiciará el contacto con casi 4 000 títulos y novedosas propuestas culturales de todas las manifestaciones del arte.

Antes de la ceremonia inaugural, que reunió a las máximas autoridades del Partido, Gobierno y Cultura en la provincia, en el Pabellón Tesoro de Papel, del Centro de Convenciones Heredia, niños, jóvenes y adultos poblaban las áreas de venta en el mismo teatro, la cercana Plaza de la Revolución Antonio Maceo y las librerías El Estudiante y El Renacimiento, en populosas arterias de la ciudad.

Igualmente quedó inaugurado el Foro de Juventudes, de la Asociación Hermanos Saíz, que durante las tardes de la Feria pretende ser espacio ideal para que la vanguardia artística polemice acerca de la creación literaria contemporánea y las tendencias actuales de las letras y otras manifestaciones.

La XX Feria Internacional del Libro que nacionalmente se dedica a homenajear al sociólogo Fernando Martínez Heredia, al escritor y periodista Jaime Sarusky, a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América y al Bicentenario de la primera independencia de América, reconocerá también a la Doctora Olga Portuondo Zúñiga, ganadora del Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas, y los 40 años de la santiaguera Editorial Oriente, primer sello creado por la Revolución Cubana en 1971.

Como es ya habitual durante esta fiesta santiaguera de la lectura se ponderará la obra literaria de un autor novel, galardón que esta vez destacará el trabajo de Nelson Gudín, muy conocido en el ámbito artístico por sus personajes humorísticos.

Por otra parte, en Ciego de Ávila, el Premio Nacional de Literatura Jaime Sarusky Miller, oriundo de esta provincia, recibió también el homenaje de los intelectuales avileños en el patio de la sede provincial de la UNEAC, durante el cual se reconoció no solo la obra literaria, sino su participación en la vida cultural de Cuba, sobre todo a partir de 1959.

La poetisa Lina de Feria tuvo a su cargo las palabras de apertura, en las que destacó a escritores y artistas nacidos en este territorio y que han honrado a la cultura nacional, como el fotógrafo Raúl Corrales, el pintor Raúl Martínez y el Premio Nacional de Literatura Reynaldo González, presente en la apertura.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.