Finaliza en Río de Janeiro celebración del carnaval

La escuela de samba Beija-Flor rindió homenaje al popular cantante Roberto Carlos, quien presidió la última carroza del desfile

Autor:

Juventud Rebelde

Después de cinco días, la celebración del Carnaval de Río de Janeiro, en el sureste de Brasil, llega este martes a su última jornada de fiestas que deslumbraron al público con música y color en la gala que presentó vistosos desfiles de las escuelas de samba del país suramericano, afirma Telesur.

Al menos 60 mil personas se concentraron en el Sambódromode Río, escenario emblemático y tradicional que desde 1984 ha servido de sede a cantantes, bailarines y público en general para celebrar año tras año una de las fiestas carnestolendas más famosas del mundo.

Seis de las mejores escuelas de samba de Río de Janeiro se presentaron desde la noche del pasado sábado hasta las primeras horas de este martes para ofrecer al público un trabajo cuya preparación llevó meses a sus organizadores.

La escuela Beija-Flor rindió homenaje al popular cantante Roberto Carlos, quien presidió la última carroza del desfile y recibió una calurosa ovación de los presentes en el Sambódromo.

Otras dos academias, que el mes pasado sufrieron los embates de un incendio, formaron parte de la fiesta del Carnaval.

Una de ellas, Grande Río, se vio obligada a elaborar nuevamente miles de disfraces y carrozas a contrareloj, sin embargo, no logró deslumbrar como se esperaba en vista de algunos inconvenientes que tuvo que enfrentar durante su presentación como la caída de una de sus bailarinas en pleno desfile.

El temporal lluvioso que también estuvo presente en la fiesta, influyó en el desfile de algunas escuelas de samba que deslucieron en su participación.

El futbolista Ronaldinho Gaucho también soportó el aguacero con su mejor sonrisa y desfiló por segunda noche seguida en el Sambódromo.

En total, doce academias especializadas en samba, con aproximadamente cuatro mil personas cada una, atravesaron la avenida del Sambódromo con disfraces sensuales y atractivos, carrozas grandiosas y canciones típicas acompañadas por el ritmo de las baterías.

Al ser clausurada la fiesta, las calles dieron la bienvenida a los espectadores que salieron del recinto musical para seguir la celebración este martes acompañados por 101 orquestas populares, distribuidas por todos los barrios de la ciudad.

La tradicional comparsa Carmelitas, arrastró a cerca de 20 mil personas en la mañana de esta jornada por las empinadas cuestas del bohemio barrio de Santa Teresa, según el recuento de medios locales.

Aunque este martes cierra la gran fiesta de Río de Janeiro, el público que desee continuar con la fiesta, podrá hacerlo el miércoles de Ceniza cuando ocho orquestas populares saldrán a la calle para mantener el ritmo festivo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.