Frank Fernández ofreció concierto gratis en Mérida

El público mexicano disfrutó de la brillantez y calidad de las interpretaciones del pianista cubano en en el Centro Cultural Olimpo, de esa ciudad, capital del estado de Yucatán

Autor:

Prensa Latina

MÉXICO, abril 2.— Obras del repertorio popular cubano y de la música clásica internacional fueron interpretadas magistralmente por el pianista y compositor Frank Fernández, durante su concierto en la ciudad mexicana de Mérida.

De visita por primera vez en la capital del estado de Yucatán, el maestro cubano cautivó a los miles de meridanos reunidos, la víspera, en el Centro Cultural Olimpo, quienes disfrutaron de la brillantez y calidad de sus interpretaciones, reseñan hoy periódicos locales.

En declaraciones al Diario de Yucatán, esta figura cimera de la pianística cubana y mundial, aseguró que este arte es solo un medio y no un fin, al referirse a la técnica del piano, a través de la cual logra fundir lo clásico y lo popular.

Reconoció que no cree en la perfección, sino en la intuición, al tiempo que se refirió a los misterios de la vocación y el genio, los límites entre compositor e intérprete y la influencia del contexto cultural en el desarrollo del arte.

Obras clásicas de compositores como Franz Schubert y Ludwig van Beethoven fueron interpretadas por Fernández en este concierto gratuito, donde también estuvieron presentes versiones propias y la música popular cubana al estilo de Silvio Rodríguez, Ernesto Lecuona y César Portillo de la Luz.

Sobre su repertorio, el brillante pianista cubano declaró al diario Por Esto que escogió un programa lo más amplio posible por tratarse del estado que más recursos dedica a la cultura dentro de este maravilloso país.

El programa también incluyó la famosa Serenata de Schubert, porque «sé también que este lugar, además de ser la cumbre de los trovadores, es uno de los pocos lugares donde las serenatas todavía persisten», indicó Fernández.

Durante el colorido concierto, como lo califica el diario yucateco en su reseña de arte, también estuvo presente el homenaje a Mérida a través de cuatro canciones de amor, interpretadas por igual número de trovadores latinoamericanos.

El maestro cubano agradeció a todas las personas e instituciones que hicieron posible su presencia en    este maravilloso lugar, al cual estaba loco por venir, por ser Mérida una capital cultural con mucho contacto trovadoresco con una época importante de la trova cubana.

Y también por estar cerca de Veracruz, el estado donde nació mi gran maestra del centro de mi vida, Margot Rojas, que se nacionalizó cubana y es un portento para la cultura del piano latinoamericana, concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.