Marie France Pisier, rostro insoslayable del cine francés

La diva, que ganó dos veces los Premios César del séptimo arte galo, falleció este domingo a los 66 años de edad por causas indeterminadas todavía

Autor:

Juventud Rebelde

Sin la fama de las grandes divas del cine francés, Marie France Pisier, fallecida este domingo, llegó a filmar con Truffaut y Buñuel para convertirse en rostro insoslayable del celuloide francés. Su muerte a los 66 años de edad, por causas indeterminadas todavía, trajo a colación el eterno dilema de protagonistas de la cultura universal que no llegan al pináculo, pero siempre fueron imprescindibles en sus papeles secundarios, reporta PL.

Descubierta por Francois Truffaut, uno de los magos de la Nouvelle Vague (Nueva Ola) del cine galo, estuvo detrás de la cámara bajo las órdenes además de Luis Buñuel, Jacques Robette, Alain Robbe.Grillet y André Téchiné.

Pensaba ser parte del homenaje a Bebel, Jean Paul Belmondo, el próximo 17 de mayo en el 64 Festival Internacional de Cannes, por lo cual se sugiere que un estado depresivo pudo conducirla al suicidio aunque no hay pruebas de momento.

Su cuerpo apareció en la piscina de su residencia en Saint Cyr sur Mer, comuna de la Costa Azul de Francia, encontrado por su esposo. Triste final para una actriz que saboreó dos veces los Premios César del séptimo arte galo.

Conquistó los César con su rol de reparto en Cousin, cousin (1976) y por el protagónico en Barocco en 1977, pero también se le conoció por su participación en la Revolución de Mayo del 68 al lado de su compañero entonces Daniel Cohn Bendit.

Nació el 10 de mayo de 1944 en Dalat, probablemente la ciudad más afrancesada del sur de Vietnam que entonces pertenecía a la Indochina de la metrópoli europea. A los 17 años fue elegida por Truffaut para rodar Antoine et Colette, estrenada en 1972.

Pocas veces en el papel central, Marie France Pisier se paseó con altura de la mano de Robert Hossein (La mort d un tueur), Buñuel (Le Fantóme de la liberté), Rivette (Julie et Céline vont en bateau), Robbe-Grillet (Trans Europe Express) y con Téchiné.

De Téchiné, considerado uno de los seguidores de la Nouvelle Vague, le quedaron los agradables recuerdos de Barocco y Las hermanas Bronté.

Hizo dos propuestas como directora en Le Bal du gouverneur en 1990 y Comme un avión, en 2002, y su última película como actriz fue Il reste du jambon?, de Anne de Petrini, en 2010.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.