Matamoros vuelve a las calles santiagueras

Develan primer monumento en Cuba al creador del inmortal trío

Autores:

Yelanys Hernández Fusté
Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— El gesto fraternal y el rostro de bondad del creador de Son de la loma y Lágrimas negras ha vuelto a las calles de su Santiago natal con la inauguración la víspera y como parte de las actividades de la Feria Internacional Cuba Disco 2011, del primer monumento dedicado en Cuba a la figura de Miguel Matamoros.

Obra del reconocido artista plástico José R. Montero, la escultura en bronce —ubicada en  la esquina de Callejón del Carmen y San Bartolomé, en pleno corazón de la urbe— muestra a un Matamoros  de más de 40 años, en sus 1,70 metros de estatura, con la guitarra en la mano izquierda, el sombrero en ademán de saludo, en la derecha, y el pie sobre un hidrante, a la usanza de los legendarios trovadores santiagueros, listo para confraternizar y cantar con sus amigos por las calles, como era su costumbre.

En el acto inaugural —que contó con la presencia de Lázaro Expósito, miembro del Comité Central del Partido y su primer secretario en la provincia, y familiares de Miguel Matamoros— Abel Acosta, viceministro de Cultura, calificó la realización de la obra como un acto de justicia de la cultura nacional con una de las figuras imprescindibles de la música cubana.

Con su guitarra y su voz, unida a la de los también santiagueros Ciro y Cueto, Matamoros paseó nuestra cultura por senderos de gloria.

Tras un arduo proceso de investigación y contacto con los familiares del legendario sonero, que incluyó la búsqueda de numerosas fotografías, explicó a este diario el escultor, todo el proceso de diseño y modelado en yeso de la obra tuvo lugar en el Taller Cultural Luis Díaz Eduardo y fue fundida en los talleres de la Fundación Caguayo, que dirige Alberto Lescay.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.