Trust, fábrica para el arte joven - Cultura

Trust, fábrica para el arte joven

Esta muestra colectiva, que une a estudiantes del Instituto Superior de Arte y a su profesor René Francisco, se expone en la galería de Factoría Habana, de la capital cubana

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

Con un discurso visual definido por la articulación de la esencia procesual en las prácticas creativas, el manejo de la riqueza grupal en sintonía con la individualidad artística y un montaje que se percibe anárquico y barroco, la muestra colectiva Trust, de la Cuarta Pragmática, vuelve a dominar, desde una perspectiva de lo fabril, el espacio galerístico de Factoría Habana.

En Trust intervienen un grupo de estudiantes del Instituto Superior de Arte (Anabel A. Zenea, Dania González, Dayana Trigo, Fidel Castro, Guillermo Cárdenas, Jenny Feal, Jorge Pablo Lima, Nelson Barrera, Ruth M. Trueba, Víctor Piverno, Yami Socarrás, Yoxi Velásquez y Alejandra Oliva); así como el director y profesor René Francisco, Premio Nacional de Artes Plásticas 2010.

Mediante la variedad de soportes y formatos, la muestra privilegia la comunión creativa y la colaboración. En referencia al tema, René Francisco comentó a Juventud Rebelde que «la exposición refleja el carácter y el trabajo desarrollado por el grupo, basado en el despliegue de las relaciones interpersonales y la disposición de individualidades definidas en pos de lograr una unidad creativa con todas ellas».

La intención es mostrar cómo se trabaja  a partir de la confianza mutua, refirió el artista, para quien la expo deviene un gran cerebro donde están almacenados muchos deseos, ideas, palabras e imágenes.

Los tres niveles que componen el majestuoso inmueble de Factoría Habana (O’Reilly 308, e/ Habana y Aguiar) —espacio que apuesta por el arte joven y la experimentación artística contemporánea— quedaron transformados y armónicamente articulados al engranaje estético y visual que propone Trust. El espectador interactúa, cuestiona y dialoga con obras donde resalta la naturaleza procesual del arte.

René Francisco explicó que la Cuarta Pragmática —la más reciente edición de los cursos que el artista desarrolla con la filosofía de la inserción social del arte— mantiene el concepto del profesor que trata de incluirse en las relaciones horizontales con sus estudiantes; y se diferencia en la visión del futuro, que se renueva según los intereses y demandas de los integrantes».

Con esta singular muestra, los alumnos adquieren fortalezas en el orden de lo conceptual, obtienen claridad en la forma de incidir sobre el espacio, —no solo en el interno de la galería, sino en el de la cultura— y les muestra el camino para insertarse en el medio con apoyo de la intervención social y pública, puntualizó el creador.

Para Yoxy Velásquez, una de las noveles artistas que figuran en la muestra, Trust «tiene como objetivo exponer al público nuestra labor de taller, los conceptos y procesos de trabajo, cómo se construye una obra y los métodos pedagógicos de los que hemos sido partícipes en el grupo.

«Ha sido increíble porque René maneja una pedagogía asombrosa. Un método pedagógico bien llevado es siempre enriquecedor, pues te ayuda a visualizar y dominar esa evolución creativa existente desde que se construye una imagen hasta su materialización».

Cada pieza manifiesta la intención de cómo decir las cosas que nos preocupan y lo que nos afecta como entes sociales en desarrollo, subrayó.

Asimismo, su compañera de grupo, Alejandra Oliva, aseguró que la participación en esa experiencia ayuda a que el trabajo gane en rigor. «Nos interesa buscar una complementación entre todas las piezas, para que el público forme parte del mecanismo de la expo y de la dinámica que planteamos».

Ante la muestra colectiva Trust, el espectador podrá sentirse atraído, intrigado, rendido ante la magnitud del mensaje visual o seducido por la otredad de un contenido que envuelve el espacio galerístico. Sin embargo, más allá de definir sensaciones o buscar las causas que motivaron el acercamiento a la exposición, no se puede olvidar que se asiste a un diálogo sin convencionalismos donde obra y público confluyen en una unidad creativa.

Humanidad

Hay un lugar llamado humanidad/ un bosque húmedo después de la tormenta/ donde abandona el sol los ruidosos colores del combate/ una fuente un arroyo una mañana abierta desde el pueblo/ que va al campo montada en borrico/ hay un amor distinto un rostro que nos mira de cerca/ pregunta por la época nueva de la siembra/ e inventa una estación distinta para el canto/ una necesidad de hacer todas las cosas nuevamente/ hasta las más sencillas/ lavarse en las mañanas mecer al niño cuando llora/ o clavetear la caja del abuelo/ sonreír cuando alguien nos pregunta/ el porqué de la pobreza del verano y sin hablar/ marchar al bosque por leña para avivar el fuego/ hay un lugar sereno un recobrado y dulce lugar llamado/ humanidad.

Poema extraído del libro Lenguaje de mudos

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.