Instalan reloj público en la iglesia parroquial de Baracoa

Como parte de las celebraciones por el medio milenio de existencia de la Villa guantanamera, se restaura la iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, un icono de la arquitectura local

Autor:

Juventud Rebelde

Baracoa, 11 de julio.— Un reloj instalado en la torre-campanario norte de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, acapara desde este martes la atención de quienes transitan por esta ciudad, dijo la AIN.

El fin de semana último, los lugareños y visitantes de la capital del municipio homónimo, en la provincia de Guantánamo, apreciaron el montaje del marcador del tiempo.

Este, incorporará melodías y campanadas a la cotidianidad de una ciudad que cumple, el 15 de agosto próximo, medio milenio de su existencia como Villa, anunciaron autoridades eclesiásticas locales.

La iglesia parroquial de Baracoa experimenta una restauración capital que incluye, entre otros objetivos, cubierta fundida a dos aguas con hormigón armado, resane de la fachada y sus torres campanarios, pisos, alumbrado, pintura y estructura interior, donde se atesora la Santa Cruz de la Parra.

Datos contenidos en la enciclopedia cubana EcuRed remontan la historia eclesiástica de Baracoa a sus propios inicios, cuando se construyó un modesto y frágil templo de guano y paja, devenido primera iglesia parroquial, el cual se erigió en el actual barrio de La Punta, extremo noroeste de la ciudad.

De 1807 data la actual obra arquitectónica, a la cual se le añadieron a comienzos del siglo XX las dos torres del campanario, de bases cuadradas, que ahora se remozan.

Por su magnitud y envergadura, los trabajos de restauración de la iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa se extenderán más allá de la celebración del cumpleaños de la ciudad, que tiene a la principal parroquia como uno de los íconos de su historia y arquitectura.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.