Notas clásicas japonesas para septiembre en La Habana

Destacados músicos japoneses matizarán las jornadas dominicales de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba y realizarán un concierto con la orquesta Solistas de La Habana

Autor:

Toni Piñera

El noveno mes del año amanecerá en La Habana con un singular colorido musical, cuando un grupo de destacados músicos solistas y un director de Japón maticen, con su talento, las jornadas dominicales de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba (OSN), así como un concierto con la orquesta de cámara Solistas de La Habana, algunos de ellos dedicados a las víctimas del gran terremoto que sacudió en marzo último a ese país asiático.

Beethoven, Schubert, Paganini, Shostakovich, Dvorak, Mendelssohn, Toru Takemitsu, Bach, Kodaly, Giménez, Strauss…, y otros célebres autores, desbordarán las partituras en esas jornadas, en las que el público habanero podrá acercarse al quehacer artístico de los reconocidos invitados. ¿Quiénes son ellos? Yoshikazu Fukumura, uno de los más versátiles directores de orquesta de Japón, quien ha estado al frente de innumerables instituciones musicales de su país (Filarmónica de Japón y la Sinfónica de Tokio), Asia y América Latina. Director honorario de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, en 1995 el Gobierno cubano le otorgó la Distinción por la Cultura Nacional, y en el 2010 fue nombrado el primer director musical y director de la Orquesta de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Otro que nos regalará su arte será el violinista japonés-estadounidense Ryu Goto, de 23 años, quien realizó su debut a los siete años en el Festival de Música del Pacífico, con el Concierto No. 1 para violín de Paganini. Considerado entonces como un niño talento, goza en la actualidad de un amplio reconocimiento internacional. Ha actuado como solista con las filarmónicas de Londres y de Shanghai, la Wiener Symphoniker y la Orquesta de Cámara Orfeo. Toca un Stradivarius de 1722, conocido como Júpiter, un préstamo de la Nipon Music Foundation. En mayo de este año se graduó en la especialidad de Física de la Universidad de Harvard. Según trascendió, un equipo de la televisión nipona filmará sus conciertos en esta gira cubana.

El oboísta Keisuke Wakao, quien fue designado segundo oboe de la Orquesta Sinfónica de Boston y primero de la Orquesta Popular de esa misma ciudad, se suma a la lista de los invitados. El destacado artista recibió el título de ejecución de la Escuela de Música de Manhattan, y fundó el Campamento Anual de Oboe Keisuke Wakao, en Tokio, hacia 1988. Actualmente trabaja en el Conservatorio de New England y la Escuela de Música de Longy, y es director del Festival de Música de Daikanyama Hillside Terrace de la capital japonesa, entre otras instituciones.

Como nota de sumo interés, en dos de estos programas, precisamente los dedicados a las víctimas del terremoto que azotó Japón, el embajador de esa nación en Cuba, señor Masuo Nishibayashi, participará como violinista invitado. Desde su más temprana infancia estudió violín, y ha tocado en disímiles agrupaciones de cámara y orquestas en Japón, Malasia, Singapur, Estados Unidos, Brasil y Cuba. En los años 90 colaboró con el periódico japonés Sankei, con sus críticas sobre música clásica, y el pasado mes de marzo acompañó con el violín a la orquesta de cámara Solistas de La Habana, junto con su esposa (pianista), en un concierto a favor de la ANCI. Precisamente con esta agrupación (Solistas de La Habana) actuará en el programa que, con entrada libre, se ofrecerá el 22 de septiembre (6:00 p.m.) en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, conjuntamente con el oboísta Keisuke Wakao y el director Yoshikazu Fukumura. Mientras, el 4 de septiembre (11:00 a.m.) intervendrá en el concierto que abre la temporada de la OSN en septiembre, en su sede habitual de la sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba, en la Plaza de la Revolución. Allí estarán, todos los domingos del noveno mes, el director y los artistas japoneses invitados con la OSN, en el mismo horario. Impartirán, además, talleres para interactuar con los estudiantes cubanos de música.

El proyecto, que contribuye al acercamiento de las dos naciones a través de la música clásica y profundiza los intercambios culturales, se realiza con la colaboración de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, la Fundación Japón, la Embajada de Japón en Cuba, el Teatro Nacional de Cuba, la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, la orquesta de cámara Solistas de La Habana y la Oficina del Historiador.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.