Adelantos de Y sin embargo, el primer largometraje de Rudy Mora

El reconocido director de televisión y videoclips incursiona en la pantalla grande con esta historia que se basa en la puesta de La Colmenita

Autor:

Paquita Armas Fonseca

Estoy en el grupo de felices mortales que han visto, aún sin terminar, la película Y sin embargo…,  de Rudy Mora, reconocido director de televisión y videoclips que incursiona con esta cinta en la pantalla grande.

El guion está basado en una puesta de La Colmenita que a su vez trabajó sobre una historia del dramaturgo ruso Alexander Jmélik.

Si Lapatún, el niño malo de cuentos fantasiosos es uno de los protagonistas, las 14 canciones de Silvio Rodríguez y la música  trabajada por Amaury Ramírez Malberti y Juan Carlos Rivero tienen otro papel protagónico en esa increíble y a la vez posible historia, que reclama el derecho a soñar.

Como la ficción tiene lugar en una escuela de música, el día que precisamente están estudiando a Silvio, actores y actrices, incluida Eslinda Núñez en su debut como cantante, interpretan diversas letras del trovador que ¡ojo!, forman parte de la trama y de qué manera. Y si la reconocida actriz incursiona como cantora Silvio lo hace… actuando.

Tiempo atrás le pregunté a Rudy si cambiaba en Y sin embargo… su  expresión audiovisual que tiene por leiv motiv la experimentación y me dijo: «No ha dejado de interesarme la expresión audiovisual que movilice; pero en esta ocasión utilizo un lenguaje tradicional, digamos que un A, B, C de manera contemporánea buscando atmósferas atractivas, coloridas y plásticamente hermosas, claro, aunque lo pretendiera no puedo apartarme de mí».

Lo cierto es que como siempre, el artista logró una excelente dirección de actores, incluidos niñas y niños de La Colmenita, que hacen de cada parlamento o fragmento musical un mensaje creíble.

La película es en apariencias para menores «pero pretende dialogar también con los adultos», según palabras de Rudy. Previsto su estreno para el próximo 28 de enero cuando todo esté en el punto exacto de exigencia de su realizador, por lo que vi una mañana rodeada de amigos, Y sin embargo… sí se mueve a ser un hecho cultural. Por ahora, como no soy ambiciosa, comparto con los lectores este puñado de fotos, unas relacionadas con el magnífico equipo que trabajó, y aún trabaja, con Rudy, y otras de las escenas que usted podrá ver en los cines. Ah, y si es de los que cree en platillos voladores o unicornios azules, entonces el final de la cinta será un regalo para sus ojos y su corazón.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.