El Cimarrón andará casi toda Cuba

William Vivanco confesó que en cuanto regrese, se encerrará a componer, pues tiene propuestas musicales en el país y fuera de fronteras

 

Autor:

Marianela Martín González

El trovador William Vivanco iniciará el lunes 19 de septiembre una gira artística por su natal Santiago de Cuba, la cual extenderá seguidamente a casi todas las provincias del país, donde regalará sus canciones e impartirá talleres teóricos-prácticos sobre los géneros musicales que fusiona.

Liliam Lombera, productora del joven creador, asumirá el contenido teórico de este recorrido cultural, que se propone debatir en las escuelas provinciales de música sobre los ritmos afro, montuno, pilón y el changüí, presentes en la discografía del autor de Lo tengo to pensao y El mundo está cambiao.

Vivanco declaró a Juventud Rebelde que es la primera gira donde mezclará los talleres teóricos y la actuación artística. «Tengo fe en que será una experiencia que agradeceré como creador y contribuirá al desarrollo profesional de los interlocutores de las escuelas de música que participen en los talleres. Ya hice algo similar recientemente en Noruega, Francia y Holanda, y resultó muy provechoso».

El creador de Barrio barroco y Negra sálvame, entre otras piezas contagiosas, confesó que en cuanto regrese de esta gira, se encerrará a componer, pues tiene propuestas musicales en Cuba y fuera de fronteras.

«Las letras que me están rondando solo pueden ver la luz cuando me retiro. La musa solo aparece en medio de la tranquilidad nocturna, sobre todo si esta se hace acompañar de la lluvia. Lo que haré tendrá mucho que ver con el público joven. Hay que contrarrestar el pesimismo y la abulia que ronda por el mundo con propuestas alegres y profundas. Solo con optimismo se puede salir adelante».

El trovador estima que al crear también compromete a sus seguidores a dar lo mejor de ellos donde quiera que trabajen o estudien. La mezcla de la música y la pintura presentes en los videos de Vivanco son, según el trovador, un ejemplo de que la creatividad no tiene fronteras, métodos ni cortapisas. «No es un don exclusivo de alguien. A todos nos toca un poco de esa gracia y es bueno emplearla para el bien común».

Entre los ritmos que acompañarán la gira del padre de Cimarrón estarán el compa, una cadencia haitiana que sedujo a Vivanco cuando visitó a la hermana nación caribeña hace cinco años y removió sus raíces ancestrales.

«Aunque se canta en creole, la lengua criolla de uno de mis abuelos, en ella se advierten sonoridades que se identifican con la música nuestra. Al público le va a gustar porque es una mezcla con sabor a son, contradanza, jazz, ritmos africanos y el merengue dominicano».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.