Niños y jóvenes, en la mira del teatro cubano

El Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatro para Niños y Jóvenes pretende ser el canal para definir y coordinar perspectivas de trabajo mucho más complejas y amplias, para la superación del teatro destinado a estos grupos poblacionales

Autor:

Juventud Rebelde

Lograr una visión coherente propia de estos tiempos sobre la infancia, adolescencia y juventud, constituye una de las premisas del Centro Cubano de la Asociación Internacional de Teatro para Niños y Jóvenes (Assitej), informa PL.

«Cuando hoy pensamos en el niño, en ocasiones lo hacemos con un pensamiento abstracto, propio del siglo XVIII, y nos olvidamos que en ese sector poblacional existen diferentes segmentos y etapas. Entender esto resulta de vital importancia para el arte y la comunicación», indicó la dramaturga e investigadora Esther Suárez.

Durante un encuentro con la prensa, durante el cual ofreció detalles sobre el trabajo de Assitej, la presidenta de esta entidad dijo que actualmente Cuba cuenta con teatro para niños, en algunos casos de alta calidad, no así para los adolescentes, donde esta especialidad del arte escénico resulta omnipresente.

En el caso de los jóvenes, precisó Suárez, muchas veces las puestas en escena no están bien definidas, a pesar de tocar aristas interesantes de un problema, porque se pierden en la frontera de la creación artística dirigida a los adultos.

Por ello, y sin caer en divisiones inútiles, este centro pretende ser el canal para definir y coordinar perspectivas de trabajo mucho más complejas y amplias, pero sobre todo para la superación del teatro destinado a niños y jóvenes, agregó.

La también crítica teatral aseguró que hoy el teatro contemporáneo cubano se encuentra en un buen momento y en una etapa de desarrollo importante, de ahí que Assitej resulte un eslabón fundamental para lograr un salto verdadero en ese campo del trabajo artístico, a partir de esfuerzos conjuntos.

Tras varios años de ausencia de "la familia de Assitej", el pasado día 1 un grupo de reconocidos teatristas de la isla reanimaron el centro cubano de esta organización, fundada en 1965 con el fin de suscitar un mayor interés en niños y jóvenes hacia las artes, las tradiciones culturales, y en especial la cultura del teatro.

En 1976 Cuba se integra a esa institución, siendo sede de un congreso en 1993. Las difíciles condiciones económicas de años posteriores al evento desarticularon la labor de la isla, y por ende fuerzan su salida de Assitej.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.