Compañía Danza Libre inicia en La Habana su gira nacional

Paso a Paso es el nombre del espectáculo inicial que, bajo la dirección del bailarín y coreógrafo Alfredo Velásquez, incluirá obras distintivas del repertorio del grupo

Autor:

Juventud Rebelde

La compañía guantanamera Danza Libre, genuina cultivadora de los estilos folklórico y contemporáneo, emprendió una gira nacional que tendrá este viernes como primer escenario al habanero Teatro Nacional de Cuba.

Paso a Paso es el nombre del espectáculo inicial que, bajo la dirección del bailarín y coreógrafo Alfredo Velásquez, incluirá obras distintivas del repertorio del grupo como es el caso de Oratorio a Elfriede Mahler, homenaje a la bailarina estadounidense fundadora de Danza Libre.

La gala comprenderá también novísimas puestas en escena, entre ellas las denominadas Mujer sin Título y Pintando Espacios en Blanco, ambas contemporáneas y premiadas en importantes eventos cubanos de la manifestación.

Igualmente, se sumarán coreografías del más puro folklore yoruba, franco-haitiano y caribeño, muestra de la versatilidad del vocabulario danzario e interpretativo de los bailarines y músicos de la compañía.

Este fin de semana Danza Libre se presentará nuevamente en el Teatro Nacional, esta vez con el espectáculo Romeo y Julieta a la guantanamera, el más reciente estreno del maestro Alfredo Velásquez, una obra dividida en tres actos e interpretada por noveles bailarines de la agrupación.

Esta recrea la historia de tres jóvenes cuyas vidas están separadas por fronteras ideológicas, y al igual que el original shakesperiano deviene en tragedia, pero destaca la voluntad de derribar barreras por hacer primar el amor.

Durante su gira por el país Danza Libre también pondrá lo mejor de su arte a consideración del público en el Teatro Tomás Terry de la provincia de Cienfuegos, los días 28 y 29 próximos, y concluirá itinerario el primero y dos de octubre con sendas funciones en el Teatro Principal de Ciego de Ávila.

Creada en 1990, Danza Libre ha hecho gala hasta nuestros días de una exigente formación, exhibida en varios escenarios del mundo y elogiada por la crítica y prensa cubana y extranjera.

Los bailarines de la compañía son herederos de un estilo y disciplina legados por la maestra Elfriede Mahler, establecida en Cuba desde principios de la Revolución, y radicada muchos años en Guantánamo hasta su muerte en 1999.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.