Multitud del agua buena

La Asociación Hermanos Saíz está cumpliendo 25 años con muchos más desafíos que conquistas. Porque aunque es la misma organización de entonces, se manifiesta distinta cada vez en tanto siempre son nuevos y distintos los retos de los jóvenes con la creación, con el presente, en el contexto mundial y desde Cuba

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Tuvo que ver con la historia misma de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), el hecho de que haya sido Silvio Rodríguez, y no otro, el cantautor escogido para que su Canto arena acompañe las celebraciones por los 25 años de la organización de vanguardia de los jóvenes artistas y escritores cubanos. Jaime Gómez Triana, uno de sus vicepresidentes nacionales, explica los motivos:

«Ya se sabe que la Asociación surgió a partir de la unión de las brigadas Hermanos Saíz y Raúl Gómez García, con el Movimiento de la Nueva Trova, que le dio un acento muy peculiar a nuestro quehacer en este cuarto de siglo. Y esa herencia tiene que estar necesariamente considerada cuando repasamos la obra realizada.

«Por eso Silvio, porque es un cantautor imprescindible, siempre joven y de los jóvenes. Y Canto arena en particular, porque quizá, de todas las canciones, es una de las que mejor habla del proceso creativo, del conflicto con la página en blanco, con lo que no se ha hecho todavía, y que es imperativo componer desde el corazón. Y por eso también, uniéndoseles, estos representantes del rock, del hip hop, de la trova más joven, de la música electrónica...

«Hemos querido traer ese magnífico tema a este tiempo, y proponérselo a las nuevas generaciones desde una organización que está cumpliendo 25 años con muchos más desafíos que conquistas. Porque aunque es la misma AHS de entonces, se manifiesta distinta cada vez en tanto siempre son nuevos y distintos los retos de los jóvenes con la creación, con el presente, en el contexto mundial y desde Cuba. Ese homenaje a Silvio, con todas esas voces, calibra muy bien lo que la AHS quiere ser».

Rápido boceto de la acción

A Raúl Torres lo sacaron literalmente de su cama. Pero ni siquiera se quejó, cuando lo convidaron a que se sumara a Tanmy, Danay, Fanny, Giovanni, Edgaro, Berazaín y Lejardi. «No podía. Yo pertenecía a esta organización incluso desde que era una Brigada. Y en ella nunca me faltó apoyo y calor. ¿Cómo me voy a negar a acompañarla cuando sigue siendo tan necesaria?

«No soy tan joven, pero igual estoy superfeliz. Canto arena es una canción maravillosa, de nuestro Silvio, a quien admiro y respeto profundamente», asegura Torres, quien admite que «bajo el abrigo de la AHS compuse una tercera parte de mi obra, entre ellas las más conocidas: Candil de nieve, Atrapando espacio, Nítida fe...». Y eso no se olvida.

Como a Raúl Torres, a Adrián Berazaín le tocaron de improviso la puerta, para que se moviera con urgencia hasta los estudios de la EGREM, donde lo esperaba Iván Lejardi, el popular productor de música electrónica, director musical de la nueva versión de Canto arena (rmx) y de su videoclip, el cual rodó junto a Víctor López y Sandy Pérez.

«La sorpresa fue total», afirma Berazaín, quien conversó con Juventud Rebelde aprovechando el breve descanso que le concedieran Alejandro Pulido y Yanara Figueroa, a cargo de la grabación. «Mis palabras no pueden expresar lo mucho que significa para un joven trovador interpretar un tema de Silvio», expresa el Bera, al cual le tocó defender la estrofa que menos conocía, confiesa entre sonrisas, «a pesar de que se trata de una canción que me ha sido muy próxima de toda la vida».

Desde hace más de diez años Berazaín pertenece a la Asociación, «la cual, lejos de lo material, sí ha significado mucho en cuanto a la representación. Ella, por suerte, pone en práctica ese proverbio chino que reza: si alguien tiene hambre no le des pescado, sino una vara de pescar. Y eso es vital para alguien que no estudió música sino en el Instituto Superior de Diseño Industrial: cómo llegar a hacer realidad los sueños, cómo acceder a una empresa musical, al Instituto Cubano de la Música, a un disco... La AHS edificó mis primeros escalones que, por lo general, son los más trascendentales».

Rompiendo lo imposible

Yo aprendí se titula uno de esos temas que ahora mismo andan de boca en boca. Su autora es Danay Suárez, quien se mueve entre el hip hop y el jazz, al lado de Temperamento, el grupo que conduce Robertico Fonseca; motivo por el cual tal vez a las personas les cueste conectar a una intérprete con la otra. «No obstante, apunta, aunque la propuesta sea diferente, el contenido continúa siendo el mismo».

Accedió a protagonizar este tema remezclado, pues el agradecimiento se halla entre las tantas cosas que esta muchacha ha aprendido en sus 26 años de existencia. «Me ha encantado colaborar al máximo con algo que es muy nuevo para mí: asumir una canción de Silvio. Cierto que me resultó un poquitín difícil, pero su mensaje es tan rico para la juventud y para los tiempos que vivimos, que pude superar mis lógicos temores por lo que él simboliza para la cultura cubana.

«Agradecimiento, porque la AHS se transformó en uno de los primeros colaboradores que encontré en mi carrera. Comencé haciendo rap y los espacios iniciales que hallé para cantar fueron bajo su auspicio. Que ahora pueda retribuir con mi música me enorgullece de veras, porque la organización que está cumpliendo 25 años es la misma que en todo este tiempo ha defendido manifestaciones artísticas valiosas, a veces desatendidas por las instituciones culturales. Sin embargo, ella los asume y respalda para que no muera el arte que, sobre todo, está en las calles».

Tanmy López Moreno, por su parte, apenas se puede creer que nuevamente su voz y su violín estén tan cerca del autor de La maza y Ojalá. De hecho, este 21 de octubre se presentará en el cine Yara, a las 8:30 p.m., el CD La luz es música (premio de creación Ojalá 2010), con los poemas de Rubén Martínez Villena musicalizados por esta joven graduada del ISA. «¿Te imaginas mi felicidad? Silvio será uno de mis invitados especiales y cantará esa noche uno de los temas del disco.

«Ahora se repite ese privilegio, que constituye lo mejor que le ha pasado a mi corta carrera, la cual se ha ido desarrollando gracias a que la Asociación me recibió desde que presenté mi proyecto como cantautora. Mi participación en este Canto arena me gratifica doblemente», reconoce Tanmy, quien invita a sus contemporáneos a creer y ponerle mucho empeño y pasión a todo lo que se haga.

Sabor a juramento

Cuatro años llevaba Iván Lejardi produciendo música electrónica cuando la Asociación Hermanos Saíz le abrió sus puertas, después de que no pocos, como él, no eran muy bien vistos, apenas eran conocidos, o sus proposiciones artísticas no se entendían. Y, sin embargo, ahora que se sabe muy dentro de la AHS, agradece integrar una organización que abraza sin sonrojarse a la experimentación, que propicia el intercambio entre creadores, que le permite descubrir nuevas ideas, nuevas sonoridades. «Sin dudas, he crecido como artista y como ser humano».

¿Satisfecho?, le pregunta JR a Lejardi, a lo cual este joven responde: «Mucho, no lo puedo negar. Este Canto arena (rmx), tan cercano a todos los cubanos, ha llegado para demostrar que la música electrónica no está absolutamente reñida con la nuestra. Por el contrario: pueden convivir armoniosamente, y el resultado final ser tan auténtico como un son, un mambo o una rumba».

Fanny Tachín y Giovanni Milhet (Zeppelín) aparecen en esta sui géneris versión en representación de otro género alternativo: el joven rock and roll nacional. Mientras la directora de Hipnosis aprovecha para decir que el nacimiento de su banda se debe por completo a la AHS («si existimos, si estamos aquí es por ella», enfatiza), el vocalista de la afamada agrupación confiesa haberse sentido muy a gusto en el estudio de la EGREM, «aunque este no sea el trabajo que normalmente realizo».

Zeppelín tampoco quiso dejarle de agradecer a Silvio por escribir estas eternas canciones, ni de felicitar a todos aquellos que «constituimos una gran familia».

En esta propuesta, a nombre de los raperos, solo Edgaro, integrante de Doble filo, aporta un nuevo texto. «Me interesaba referirme a los hermanos Saíz, a su legado, algo que a veces mis coetáneos no conocen del todo. Y al mismo tiempo deseaba hablar de estos 25 años, de nuestro compromiso como creadores y de por qué nos sentimos tan identificados con la AHS, porque como Sergio y Luis luchamos por Cuba, y nos empeñamos en que sea mucho mejor».

Para Edgaro era esencial estar en esa grabación: «Históricamente la Asociación ha sido la que ha jugado el rol más importante en el desarrollo de la cultura hip hop en nuestro país. Baste decir que los primeros grupos profesionales llegaron de sus manos. Ella propició que un rapero pudiera dialogar con el Comandante en Jefe, justo en el Congreso de la AHS, y ahora, que ya existe una agencia especializada, fue la encargada de que esta creciera nuevamente.

«A ello habría que adicionar los festivales y eventos efectuados bajo la tutela o creados por la AHS. Nosotros no sentimos que pertenecemos a algo, sino que la Asociación Hermanos Saíz es nuestra casa, así que seguramente celebraremos juntos también el aniversario 50».

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.