Una fórmula cadenciosa de hacer son

Con 14 músicos y llena de presentaciones en el Oriente, donde es muy aclamada, la orquesta Taínos de Mayarí festeja 55 años encima de los escenarios

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

MAYARÍ, Holguín.— Es El látigo, esa composición de Florencio Hernández, una pieza cautivadora que Taínos de Mayarí ha inmortalizado en cada presentación. Allí deja la orquesta, como en todas sus interpretaciones, una forma de tocar el son tan particular, que solo se encuentra anclada en esa región oriental.

«Nuestro fuerte es el son montuno. El secreto está en la cadencia. Se trata de un estilo muy peculiar a la hora de tocar piano y que marcó vocalmente uno de los cantantes fundadores del grupo: Rolando Neyra», explica a JR Jorge Tito Cabrejas Rondón, su líder.

Cabrejas asegura que Taínos de Mayarí defiende esa raíz musical asentada en su ciudad natal y moldeada por «la poesía de Sindo Garay, el son montuno de Santiago de Cuba, el changüí de Sagüa de Tánamo y Guantánamo; el nengón de Bayamo, la música de los órganos de la zona de Manzanillo y de la ciudad de Holguín».

Con 14 músicos y llena de presentaciones en el Oriente, donde es muy aclamada, la orquesta festeja 55 años encima de los escenarios. Hacer arte desde su tierra constituye el mayor regocijo de sus integrantes.

Para Jorge Cabrejas, el permanecer en el pueblo que los vio crecer como artistas resulta un acto de reverencia hacia quienes en tantos años los han seguido. «Mantenernos en Mayarí es un compromiso de nosotros con la gente. Existe el fatalismo geográfico, pero lo desafiamos. Siempre nos ha gustado luchar y no le tenemos miedo a los obstáculos. Ese ha sido uno de nuestros éxitos», dice.

Cuando se hace un repaso por la discografía del grupo —seis álbumes en total—, puede observarse un pacto indisoluble con lo mejor de las tradiciones soneras. «Quisiéramos que esta lucha que tenemos por defenderlas fuera la razón de todos. Ese fue uno de mis planteamientos como delegado al Congreso del Sindicato de Trabajadores de la Cultura», afirma el director de Taínos de Mayarí.

La agrupación ha sido la anfitriona del Encuentro de Agrupaciones Soneras (EAS), creado en 1989 y cuyo impacto en el desarrollo de este tipo de música en la Isla ha sido tangencial.

En ese evento, señala Cabrejas, se han presentado las mejores orquestas de Cuba y ha tenido una proyección internacional al contar con representantes de varios países.

«El Encuentro contaba además con un espacio teórico. También se realizaban actividades como Los niños cantan y bailan el son, en las que actuaron solistas y agrupaciones infantiles de la provincia y de otras zonas de la Isla.

«Sin embargo, el certamen dejó de celebrarse en 2010, ya que quedó suprimido de las instancias nacionales y en el territorio se planteó que, al no estar planificado en el año, tampoco se podía llevar a cabo. Después llegó a decirse que no se iba a efectuar más. Se podrán imaginar cómo el pueblo de Mayarí y varias personalidades estuvieron ayudando para que el evento se volviera a desarrollar.

«En noviembre venidero se realizarán las fiestas del son para no perder la secuencia anual del espacio, y en 2012 volverá el EAS».

—Hablaba recientemente de que los Taínos de Mayarí preparan su cantera. ¿En qué consiste ese proyecto?

—Como en los EAS no se presentaba ninguna agrupación infantil de Mayarí, los Taínos nos dimos a la tarea de formar una. Creamos un equipo para ese proyecto que, además de los músicos del grupo, integran mi esposa, Marilyn Méndez, y Emilio Ramírez, profesor de Música de la Casa de Cultura del municipio.

«Hicimos una captación por las escuelas y logramos reunir un grupo de niños. Comenzamos a ensayar y a potenciar sus conocimientos artísticos con nuestros instrumentos. Ninguno ha estudiado música, solo lo que han aprendido en estos cuatro años.

«Ellos interpretan números de nuestro repertorio y también clásicos de la sonoridad criolla. La edad de Los pequeños Taínos oscila entre los nueve y los 13 años. Los vemos como nuestro relevo».

—Recientemente culminaron su gira nacional, ¿piensa que su agrupación puede tocar para todo tipo de público y llegar a ser popular?

—Sí. La gira fue un éxito. Estamos muy contentos. Por lo general, uno no tiene la posibilidad de viajar por todas las provincias a menudo y pasaron cosas muy importantes: nos reencontramos con músicos con los que en otras épocas coincidíamos en eventos y carnavales; y pudimos tocar para los bailadores de lugares donde hace mucho tiempo no actuábamos.

Con un cúmulo de proyectos inmediatos y el disco Así somos sonando, Taínos de Mayarí se alista para intervenir en un festival en México este año, y se prepara para una gira por Europa.

Mientras su líder, hombre previsor y con el oído atento a las solicitudes de los bailadores, ya piensa en los temas de un próximo álbum, a la vez que hace realidad un viejo sueño: «Nuestro estudio de grabación, que queremos tener listo en el primer trimestre del año próximo en Mayarí».

Recorrido sonero

Taínos de Mayarí se creó el 21 de octubre de 1956 con el nombre de Conjunto Oriental. Fue en 1963 rebautizada como Los Taínos, teniendo en cuenta que en la localidad se encuentran restos de asentamientos aborígenes. En 1980  tomó su actual nombre.

La agrupación se ha presentado en varios escenarios internacionales: México —en cuatro ocasiones—, Suiza, España, Bélgica y Francia.

Llegaron los Taínos de Mayarí (EGREM, 1990),  Convéncete de mi sabor (1987), Cuba es mi música (2000) —ambas con la disquera suiza Anicel S.A.—, Me mantengo (Colibrí, 2008) —que mereció una nominación a los premios Cubadisco— y Así somos (2011) son algunas de sus producciones discográficas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.