Cubanía pop-rock

Música con sabor a lo nuestro es lo que defienden David y Ernesto Blanco, quienes durante más de dos horas dialogaron con los lectores de Juventud Rebelde

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Hay una enorme razón para todo lo que hacen David y Ernesto Blanco: brota en ambos la cubanía, esa que se resiste a perder el brío con el paso del tiempo y que se nutre de elementos contemporáneos.

«Lo cubano siempre va a estar en nuestra música —dijo David a los lectores de JR—. Es parte de lo que siempre hemos sido y nuestro sello para el mundo».

Es ese símbolo de lo nuestro lo que hace sentir orgulloso a su hermano Ernesto. Piensa que es una fortaleza para los artistas criollos el hecho de ser herederos de una tradición musical que se remonta a los cimientos de la nación.

La cubanía aflora en el grupo, expresó el guitarrista, «de una forma muy natural, porque los géneros de nuestra cultura son nuestro tesoro».

Y en esos puntos raigales se basan para componer canciones, los conceptos artísticos, los detalles de sus obras más recientes… Motivos inspiradores para quienes, con «rostro» digital, decidieron conectarse recientemente a la web de nuestro diario y dialogar con David y Ernesto.

Elpidio lanzó un manojo de interrogantes interesantísimas: ¿Se sienten parte de una nueva vanguardia artística y revolucionaria que logra con su arte la conexión entre los jóvenes y la política cultural de la Revolución? ¿Existe esa nueva vanguardia?

Sin dilaciones David, instrumentista, cantante y líder de su agrupación, tecleó conscientemente que es «un músico que está aportando un granito de arena en toda esta evolución de la sonoridad cubana, que data de antaño. Esperamos hacerlo con respeto, humildad y poder complacer al público joven y de todas las edades, porque la música es algo que no tiene frontera».

A Ernesto le impactaron las preguntas del usuario Red-Head AFV. A muy pocos les ha interesado conocer sobre el papel que desempeña la guitarra en la sonoridad del grupo, así como qué instrumentistas los han influenciado.

La guitarra, le contesta, es «algo que forma parte de mí y es un pilar a la hora de componer música. A través de mi hermano me llegó mucha información al respecto, porque soy graduado de guitarra clásica en el Conservatorio Amadeo Roldán. Joe Satriani ha sido una de mis influencias, como también Jeff Beck y Brian May».

Kira y un sinnúmero de ciberlectores aguardan por otro periplo de David y Ernesto por la Isla. No les ha bastado el recorrido que los músicos realizaron entre los meses de septiembre y octubre por los centros culturales de Artex. El anuncio de Ernesto con seguridad los animó: «Estamos preparando nuevos proyectos discográficos y queremos volver a darle la vuelta a la Isla».

Betsy pidió que ahondaran sobre ese álbum que ya «cocinan». David le comentó que saldrá en 2012, y su hermano le detalló que llevan un buen tiempo preparando ese material y también su segundo en solitario.

«Hemos estado presentando nuevos temas, sobre todo en los conciertos en vivo, de estos proyectos discográficos que estrenaremos… Ello nos ha mantenido ocupados, ya que La Evolución es un disco difícil de superar, pero creemos que el próximo va a estar aún mejor. Tenemos un paquete grandísimo de canciones para seleccionar, así que será muy ambicioso».

¿Nunca han pensado hacer un CD con letras en inglés?, inquirió Ivis Carballea. Estamos pensando hacerlo, afirmó David. «De hecho, ya he grabado algunas canciones en ese idioma que son clásicas, y pretendemos también hacer versiones en inglés de temas que ya están en varios discos de nosotros».

Claudia manifestó su gusto por la música de estos jóvenes; sin embargo ve que en la actualidad tanto las canciones como el estilo melódico del autor de Miénteme y Voy a parar el tiempo, han tomado un rumbo diferente.

«Es el seguimiento lógico de mi evolución como compositor, queriendo enriquecerme con la música cubana y todas las influencias foráneas de mi generación», le explicó el artista.

J. César se integró al diálogo y señaló que se ha visto un cambio positivo en la concepción melódica de la banda, a la vez que le celebró a Ernesto el tema musical facturado para Adrenalina 360 e indagó sobre si lo pensaba incluir en su próxima entrega.

El instrumentista le confirmó que la canción será una de las tantas que estará en su segundo fonograma —el primero fue Kilómetro cero (Bis Music 2010). Le adelanta que el CD «va a estar a un nivel superior, en la música, la producción, las letras y los solos de guitarra».

Escogiendo como seudónimo el nombre del mítico Beatle John Lennon, un usuario preguntó por las preferencias musicales de David Blanco y por las novedades de su venidera producción fonográfica. «Escucho desde la llamada música clásica hasta el son y la vieja trova santiaguera, pero desde pequeño tenía preferencia hacia el rock y el jazz», apuntó David.

También le comentó que en cuanto a su discografía, «el público es bien exigente, y siempre quiere escuchar cosas nuevas. Somos fans al cambio y a la evolución; pero siempre se va a sentir similitud entre un disco y otro. Aunque lo que estamos preparando para el futuro es bastante nuevo para mí».

Luego de casi dos horas y media de diálogo digital, Geidis Arias Peña guió la «conversación» hacia la fusión. ¿Consideran necesario que los grupos musicales la empleen para evitar cansar a sus seguidores?, inquirió.

David le explicó que para que la música cubana siga creciendo debe combinarse. «Por ejemplo, el filin es la mezcla del blues con la canción cubana de principios de siglo; y el mambo, la unión del son y el chachachá con el jazz de los años 40. Nosotros trabajamos con ese enfoque, al igual que muchos grupos que existen en nuestro país. Somos enemigos de la estática y el estancamiento».

De ahí que al contestarle a Lisbeth sobre una posible grabación con otros artistas, adelantó: «Estamos grabando con invitados como Eliades Ochoa, el Ruso de Orishas, David Torrens, Pedrito Calvo y otros reconocidos artistas de nuestro país».

Ambos músicos les reiteraron a sus seguidores de la capital que están los domingos en la noche en el Centro Cultural Bertolt Brecht; y los miércoles, después de las 11:00 p.m., en el Escaleras al cielo.

Tanto en los periplos por la Isla como en sus discos y conciertos, los hermanos Blanco ponen en práctica el concepto de sortear sus influencias melódicas, para que la sensación final que provoque su música, como siempre suele decir Ernesto, sea «ese sabor de la cubanía».

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.