Entregan a instructores de arte premio Escaramujo

En nombre de la Brigada de Instructores de Arte, Abreu Fernández entregó a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y a la Asociación Hermanos Saíz sendos reconocimientos, a propósito de los aniversarios 50 y 25 de su fundación

Autor:

Juventud Rebelde

La Brigada de Instructores de Arte José Martí entregó por vez primera el premio Escaramujo, instituido hace poco más de un año para reconocer los mejores resultados de la labor artístico-pedagógica de sus miembros, reseñó la AIN.

Una docena de propuestas artísticas y proyectos socioculturales y comunitarios se alzaron con el lauro, cuyo nombre resulta todo un símbolo pues, como el rosal silvestre o el crustáceo de mar que es el escaramujo, igual es la dualidad que distingue a esos profesionales jóvenes.

En el Memorial José Martí aconteció la premiación del certamen, convocado el 20 de octubre de 2010, que para esta selección de selecciones tuvo como cantera las cerca de 4 000 propuestas presentadas en el nivel de base, en este caso, los consejos populares.

A la lectura del veredicto del jurado, su presidenta de Honor, Margarita Mejuto, sumó la feliz nueva de la decisión del Consejo Nacional de Casas de Cultura, del cual es vicepresidenta, de conferir a las obras galardonadas categoría nacional, como aval adicional de rigor y calidad.

La relación de premiados en las manifestaciones de literatura, danza, teatro, artes plásticas, música y proyectos socioculturales y comunitarios, constituye una prueba de esa doble condición del instructor, incluso desde el magisterio mismo, como pedagogo y promotor cultural, y también como el artista que es y necesita crear y expresarse.

Arley Abreu Fernández, presidente de la José Martí, felicitó a los ganadores del Escaramujo y llamó la atención sobre el profundo significado de reconocer consagración, talento y resultados en coincidencia con los 55 años del desembarco de los expedicionarios del yate Granma.

Solo eso sería ya el mejor premio para quienes dentro y fuera de las aulas defienden, con la cultura como arma y escudo, la soberanía e identidad de la nación y, desde la creación artística, propician espacios de participación y disfrute a un pueblo que, como el Granma, jamás dejará de poner proa al futuro, añadió.

En nombre de la Brigada de Instructores de Arte, Abreu Fernández entregó a la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y a la Asociación Hermanos Saíz sendos reconocimientos, a propósito de los aniversarios 50 y 25 de su fundación, respectivamente. Estos fueron recibidos por Omar Valiño, vicepresidente de la UNEAC, y Luis Morlote, al frente de la AHS.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.