Protagonistas de filme cubano Juan de los Muertos dialogaron con nuestros lectores (+ Fotos y Video)

El director Alejandro Brugués y los productores Claudia Calviño e Inti Herrera, quienes recibieron el Premio Coral del Público por el filme, respondieron a las preguntas de nuestros lectores

Autor:

Juventud Rebelde

Tuvimos en nuestra redacción a parte del elenco de Juan de los Muertos. Su director Alejandro Brugués vino acompañado de los productores Claudia Calviño e Inti Herrera, quienes respondieron las preguntas de nuestros lectores. Todos llegaron muy contentos, pues en el recién concluido 33 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, obtuvieron el Coral que entrega el público a su película favorita.

Respuestas a los lectores

Félix: No he tenido la oportunidad de ver la película, aunque parece que está buena. Alexis qué te pareció interpretar a Juan, cuéntanos tu experiencia Dios te Bendiga.

Inti Herrera: Hola, a todos, y especialmente a Félix. Soy Inti Herrera, uno de los productores de Juan de los Muertos. Primero quiero agradecerles a todos por su interés en la película y por acompañarnos. Desafortunadamente, Alexis no puede estar pues desde temprano en la mañana está en el ISA impartiendo clases. Pero podemos aprovechar la presencia de Alejandro Brugués para cualquier otra pregunta que tengan con respecto a la construcción de los personajes, etc.

Rolando: HOY ES QUE ESTRENAN LA PELICULA, ASI QUE HASTA AHORA NADIE SABE DE LO QUE TRATA

Claudia Calviño: Estamos esperando la fecha del estreno de la peli en los circuitos nacionales, por ahora te adelanto que es una comedia muy divertida, seguimos.

Yaquelin: Hola vi la película en el cine Payret, un mal de jóvenes nos dimos cita para ver la tanda de las 8:00 pm. Para muchos (me incluyo) la mejor película cubana realizada en esta década. Quisiera enviar una felicitación al director y al cuerpo de completo de protagonistas y zombies que actuaron en la película. Preguntar ¿qué le inspiró al director y al guionista el tema central de la película y cómo pudieron realizar todos esos efectos especiales?

Claudia Calviño: Muchas gracias antes que todo, estamos muy contentos porque ayer recibimos el Premio del Público porque es precisamente el público para quién hacemos las películas. Los efectos especiales de la película fueron una mezcla de especialistas cubanos y españoles, y muchos de los efectos fueron realizados en el rodaje y otros en postproducción.

Inti Herrera: Hola, Yaquelín, yo creo que lo principal para la inspiración es imponerte retos todos los días, y tratar de mirar desde un punto de vista diferentes los aspectos cotidianos de la vida. Los efectos fueron surgiendo a medida que Alejandro iba concibiendo el guión, y te juro que al principio no teníamos la menor idea de cómo se iban a realizar. No te niego que nos suena muy bien eso de que la nuestra es «la mejor película cubana realizada en la década». Solo te puedo asegurar una cosa: nos entregamos por completo a este proyecto. No creo que cuando nos proponemos hacer una película nos propongamos trascender, sino que esas cosas simplemente suceden, o no. El público tiene la respuesta. Gracias, de todas maneras por tus elogios.

Alejandro Brugués: Me inspiraron muchas películas de zombies, sobre todo las comedias (en el fondo todas las películas de zombies son comedias) como Shaun of the Dead. También otras películas donde la gente, en momentos duros, pone un negocio para lucrar, que pueden ir desde cosas como Cazafantasmas hasta La Lista de Schlinder. Además de que combiné todo eso con influencias de directores como Sergio Leone o Spielberg, ¡hasta películas de Bruce Lee!

Sobre el tema de los efectos, es verdad que son muy complejos, pero se trabaja con dos equipos, uno para los efectos prácticos, que son los que se realizan en el set cuando vas rodando, y otro para los digitales, que son lo que se hacen después en postproducción. Cada efecto se analiza antes de rodar, se ve qué es digital, qué es práctico, y se planifica muchísimo. No es fácil, pero es divertido. El equipo de efectos prácticos era cubano, se encargaron de cosas como por ejemplo hacer caminar a Alexis sobre las cabezas de los zombies o arrastrar a Sara por el agua. El equipo de efectos digitales era español, y de hecho fueron realizados por tres compañías distintas, bajo la supervisión de una persona (Juan Ventura). Hay 250 planos con efectos digitales en la película.

Dayron: Quiero saber que día proyectan este film. Me gustó el avance y no me lo voy aperder.

Claudia Calviño: Ya la película se proyectó en el Festival y estamos esperando que pronto se estrene en los cines de todo el país. Que bueno que te gustó el trailer, y no te la pierdas.

Ayi: Quisiera saber si se exhibirá fuera del festival, es decir, una temporada en los cines, porque la pondrán pocas veces y ni marcando 3 horas antes se podrá entrar. La demanda es mucha.

Inti Herrera: Hola, Ayi. La razón fundamental de hacer una película es que el público pueda acceder a ella. Ahora mismo no tenemos todavía fecha de estreno en Cuba, pero estamos trabajando para podérselas brindar de la mejor forma, y nunca olvides que el público es el que mantiene viva una película en cartelera, o sea,  estará en los cines todo el tiempo que ustedes quieran.

Claudia Calviño: Nuestra ilusión es que se ponga el mayor tiempo posible, hasta ahora no tenemos una fecha, esperamos que sea lo más pronto posible. Sabemos que muchas personas no pudieron ver la película y que son muchas las que no pudieron verla en las tandas.

Felix: Hola nuevamente, me gustaría saber si dicho filme lo pondrán en las salas de video y cienes del país y para cuando sería. Muchas gracias. Saludos.

Inti Herrera: Hola, Félix, nuevamente. Esa respuesta se la acabo de dar ahora mismo a Ayi. Saludos.

Jesús: Acabo de llegar de ver la película en el Chaplin, excelente filme me gusto un mundo, felicidades al elenco, realizadores y a los que hicieron posible esta peli.

Claudia Calviño: Muchas gracias, que bueno que pudiste verla en el Chaplin, que fue la mejor proyección en cuanto a calidad de imagen y sonido.

Alejandro Brugués: Muchas gracias. Me alegra que te haya gustado, y ojalá pronto tengamos fecha de estreno, me encantaría que ya estuviera en salas para que la pueda ver todo el mundo.

Rodo: Excelente pelicula, no se parece a nada de lo que se ha hecho en Cuba sobre todo en efectos Especiales, Ambientación, Escenografía, Mauillje y Trabajo con los Extras, fundamentalmente me gustaría que abundaran sobre los Efectos Especiales y la Ambientación MUY REAL los derrumbes, las calles vacías y muy sucias, los edificios humeandes y semidestruidos, las escenas submarinas con zombies incluídos ¿cómo lo hiceron? Finalmente un mensaje parecido al que mandaron en el filme . Vladi (California) no va a ser mejor que su padre, le falta muchoooooooooooo, no lo vi bien.

Claudia Calviño: La ambientación de toda la destrucción de La Habana fue también como los efectos especiales una mezcla de trabajo durante el rodaje que luego se completó en la postproducción. Era muy cómico porque durante la filmación teníamos un camión muy grande de ambientación que estaba casi lleno de basura, y que muchas veces tuvimos que pagar para comprar basura. Por ejemplo, en la escena del Capitolio, está toda la escalinata llena de basura,  papeles, y paja… y no podíamos dejar que todo aquello se quedara allí. Fue comiquísimo: todos los del equipo primero ayudábamos a los ambientadores a recogerlo y después mucha gente de la calle se sumaba y nos ayudaba a limpiar también.

Inti Herrera: Gracias, Rodo. Lo primero: el gran reto que teníamos es que no pareciera ridículo el resultado, que no se vieran mal las coreografías de peleas, o los maquillajes y efectos especiales. Esto era importante para que la gente se metiera en la película y no sacara los detalles. Hay muchas anécdotas sobre el rodaje. Casi siempre nos pasa que por lo general es más rico que la misma película que hacemos. Y sobre todo en esta, donde a la misma vez que organizábamos el rodaje aprendíamos a cómo hacer, por ejemplo, un efecto. De repente, había momentos en que estamos reunidos en la productora y salíamos al patio a tratar de ver cómo se podía hacer un efecto. Nos salía mal tres o cuatro veces, hasta que dábamos con un resultado. En ese momento casi parecíamos unos niños porque se generaba un clima muy efervescente, y sin darnos cuenta, casi jugando, íbamos elaborando lo que iba a suceder en la película.

Para los extras se hizo un casting muy exhaustivo, donde se trataba que las personas supieran actuar, pero que tuvieran rasgos distintivos que ayudaran al maquillaje. Se creó, para lo mismo, una especie de taller que llamamos «escuelita zombi» donde se le enseñaba a la gente cómo caminar, qué cosa es un zombi, cómo muere un zombi, en el sentido de lograr una coordinación entre tantas personas (por ahí pasaron más de 500)  y que el espectador no sintiera que había cierto reguero y que sintiera real el mundo zombi. Esta película también nos cambió el concepto de cómo filmar, pues había que pensar todos los efectos desde la misma preparación. Nada tan abstracto como filmar con pantalla verde, que como sabes es la que se utiliza para poder recortar una imagen, e incrustarla dentro de otra. Hubo planos compuestos por imágenes filmadas en locación, imágenes filmadas en pantalla verde y elementos generados en computadoras. Créeme que tener una idea de cómo se va a ver eso, en medio de un rodaje, rodeados de 500 personas es casi imposible. Estamos contentos con el resultado, si bien nuestra intención nunca fue tener los efectos de Avatar, por ejemplo.

Alejandro Brugués: Gracias. A un lector anterior ya le respondí una parte de la pregunta sobre los efectos. La ambientación fue una combinación, a veces de locaciones reales, que destruimos un poco más, con efectos digitales. Las calles vacías casi siempre fueron eso, calles que cerramos, teníamos un camión lleno de cosas con las que nuestros ambientadores daban esa sensación de destrucción y/o reguero (lo llamábamos “el camión de la basura”). En algunas escenas, como por ejemplo cuando bajan caminando por La Rampa, sólo teníamos un lado de la calle cerrado. El otro, tenía gente caminando y carros circulando, y lo que hicimos fue borrarlo luego en computadora y añadir escombros y cosas como el tanque volcado. Malecón lo cerramos durante tres días para filmar el final de la película y la escena de la estampida. La escena de los zombies bajo el agua se filmó en la sala Avellaneda del Teatro Nacional, hicimos un croma (fondo verde que se usa para los efectos digitales) enorme en el escenario, teníamos ventiladores gigantes para mover el pelo y la ropa de los actores. Lo filmamos en cámara lenta, para que diera la sensación de que estaban moviéndose bajo el agua. Luego en computadora se agrega el fondo marino, el agua, y se combinan los diferentes grupos de zombies.

Sobre el maquillaje, era un equipo mixto de México y Cuba. Hacer un zombie puede tomar de 20 minutos a 8 horas, y hubo escenas donde teníamos 300 zombies, así que los equipos tenían que estar maquillando desde la noche anterior, sacando grupos de gente que tenían que esperar a veces 6 horas maquillados para comenzar a rodar. Es muy duro, los extras son los verdaderos héroes de la película.

Y sobre California, yo creo que tiene un gran futuro. Andros es un gran actor y trabaja muchísimo. En edición tuvimos que cortar 54 minutos de película para llevarla a su duración actual, y en esos 54 minutos se perdieron muchas escenas de Andros donde se veían muchos chistes que a mi me gustaban muchísimo.

El Jose: Lo genial de la peli no es los efectos especiales que usan como un avance en a evolución de nuestro cine, sino el tema que tratan y el modo inteligente en que lo hacen conjugando el terror con el excelente humor expresado en el sarcasmo, ironía y sátira cubana. Felicidades Alejandro B. , debes haber corrido bastante para lograr todo ese excelente resultado, y claro a Alexis y Jorge, los amigos que estoy por conocer, pues aún no veo la película. Espero que arrasen en el festival. Gracias a todos.

Alejandro Brugués: Muchas gracias a ti. La verdad fue muy complicado todo, pero todos los involucrados nos divertimos tanto haciéndola que todo fluyó muy bien. Nos tomó un año hacer la película, desde que empezamos la preproducción hasta que terminamos la copia en 35 mm. Un año duro, sin parar de trabajar ni un día, pero todos los resultados y las reacciones del público están haciendo que haya valido la pena. Y ahora quiero dormir. Dos semanas.

Anabel: Siempre es lo mismo. Tal parece que el Comité Organizador del 33 Festival del Nuevo Cine Latinoamericano se ufana de las colas tan inmensas que se hacen fuera de los cines de nuestra capital antes de la proyección de películas tan esperada por el público. Es lo que ha pasado en las ocasiones que se ha proyectado el filme "Juan de los Muertos". Resulta que los medios de comunicación y la crítica crean una expectativa positiva, ponen sus avances en los espacios culturales de noticieros al efecto, y luego proyectan ese mismo filme en un solo cine en horario estelar, que además no es de los más grandes de la capital. Cualquiera que lea estas líneas se podrá ver identificado entre los asistentes de ayer jueves a la proyección del citado largometraje en horario de las 10:30 pm. Mi pegunta: ¿Resulta incapaz el Comité Organizador de este evento tan esperado por los capitalinos, preveer los filmes que tendrán la concurrencia de una gran multitud? Si fuese capaz resulta doblemente desatinado el no proyectar esos mismos filmes en cine-teatros de mayor capacidad como el Karl Marx o el Multi Cine Infanta con tantas salas que tiene. O buscar alternativas para que el asistente tenga en ese mismo momento múltiples alternativas para escoger donde ver ese filme tan ansiado. Tal podría ser la posibilidad de proyectarlo paralelamente en todos los cines del Proyecto 23 o al menos los suficientes para evitar lo que tanto les gusta a algunos organizadores: el gentío desorganizado, o lo que es lo mismo coloquialmente, la matazón con cámaras de la prensa incluida.

Claudia Calviño: Hola Anabel, entiendo que te sientas así porque muchas personas tampoco pudieron entrar a ver la película. Pero realmente nosotros estamos muy agradecidos con el Festival. El primer pase de la cinta fue en el Payret, que es el cine más grande de la capita l y no solo nos programaron dos tandas seguidas, justamente para permitir la mayor asistencia de público sino que hicieron una tercera proyección y todos los trabajadores del cine estuvieron allí hasta las dos de la mañana. Realmente fue increíble, y nosotros no nos podemos quejar. De cualquier forma te aseguro que te vamos a invitar especialmente cuando tengamos una fecha para el estreno.

Alejandro Brugués: Yo creo que el comité organizador realizó un buen trabajo. Lo que sucede es que las expectativas eran demasiado altas. Fíjate que la primera presentación de la película fue en el Payret, que es el cine más grande, y se añadió una función extra. Después en el Chaplin también se añadió otra función. No se puede poner en todo el proyecto 23 porque al fin y al cabo es un festival donde hay otras películas compitiendo. Cada película se pone en tres cines, dos veces en cada uno. No se nos puede dar tratamiento preferencial sobre las demás películas. Lo que sí me gustaría, como respondí a otro usuario, es que tuviera fecha de estreno y ya pudiéramos verla en los cines de todo el país.

Inti Herrera: Hola, Anabel. Imagino como te sientes, pues seguramente fuiste de las que les costó entrar a ver la película. Hay algunos elementos de tu pregunta que lo debe contestar el Festival. No estoy yo muy capacitado para hacerlo. Pero dentro de un evento internacional de esta índole te puedo decir que todas las películas compiten con una sola copia, resultaría injusto favorecer a unas más que otras, a pesar de la popularidad que pueda tener. Eso que propones solo puede suceder cuando tenga lugar el estreno comercial de la película en las salas de cines de todo el país, cuando se exhibirá simultáneamente y durante los días que el público quiera. A todas las personas que hicieron cola fuera de los cines (la policía reportó 14 000 en el Payret) les estamos infinitamente agradecidos y crean que hicimos todo lo posible por tratar de ayudar a organizar la entrada a las salas.

Luis Diaz: Me divertí mucho con esta película, al menos algo diferente que tanta falta hace, quisiera verla de nuevo. Me parece que se le fue la mano al guionista en cuanto a las malas palabras; y el final pudo haber dicho algo mas polémico, total se pasaron toda la película tirando "fuegos artificiales", felicidades para el equipo de producción.

Claudia Calviño: Muchas gracias Luis, que bueno que te hayas divertido. Entiendo lo que dices sobre las malas palabras y nos han comentado mucho al respecto. Alejandro que es además del director el propio guionista, y el resto del equipo de realización, teníamos la intención de que los personajes hablaran como lo hacemos los jóvenes en la calle, que en ocasiones decimos muchísimaaaaaaaaaaaaaas malas palabras. Te agradezco la felicitación para el equipo de producción, aunque estamos aquí solo Inti y yo, hubo un equipo inmenso trabajando en la producción. También era un equipo mixto, de cubanos y españoles, y todos hicieron un trabajo fantástico.

Inti Herrera: Hola Luis. Tu preocupación es válida. Varias personas se nos han acercado hablando del tema pero desde el inicio del film los “fuegos artificiales” son una intensión, quizá en demasía quizás no, toca al público juzgar, pero es parte del desenfado con que se concibió el film. Sobre cosas polémicas: no sé, uno trata de contar una historia y a través de su punto de vista sensibilizar al espectador, eso creo que fue lo que quiso hacer el director. Nunca te propones a priori ser polémico.

Alejandro Brugués: El guionista soy yo mismo. Mucha gente me ha dicho lo de las malas palabras. A mí sinceramente me sorprende un poco, el cubano usa malas palabras constantemente en el día a día (por lo menos yo las escucho todo el tiempo!), y son una herramienta más del guión. Me parece que es que no estamos acostumbrados a escuchar esa forma de hablar tan realista en nuestras películas. Me pregunto por que nadie se queja de las malas palabras en una película de Tarantino o Scorsese.

No me interesaba “polemizar”, como tú dices, sino más bien hacer una reflexión sobre las decisiones que los cubanos tomamos cuando se ponen malas las cosas, y al final dar mi visión sobre cuál es la decisión correcta.

Lo que tú llamas “fuegos artificiales” asumo que es sobre los chistes que hago sobre diferentes cosas. Parte de la comedia, cuando es inteligente, consiste en poder burlarte de todo pero sin llegar a ofender a nadie. Eso era lo que estaba tratando de hacer.

Carlos: En la película se ven las calles destrozadas, mucho reguero por todos lados, ¿cómo lograron eso? ¿Construyeron estudios para eso, o fue en la verdadera Habana dónde formaron todo ese reguero?

Claudia Calviño: Hola Carlos, en realidad sí formamos todo ese reguero en La Habana, ¡¡¡pero lo recogimos!!! Hay una anécdota muy graciosa: estábamos filmando en 25 y G y teníamos varias cabezas de zombis hechas por el equipo de maquillaje de la película, y llegó la policía, porque habían unos vecinos preocupados porque unas cabezas de unos muertos estaban tiradas por la calle, jajajajaja. En el equipo le decíamos al camión de ambientación «el camión de la basura». Llegábamos a 23 y soltábamos la basura (en vez de recogerla), a Malecón y la volvíamos a soltar.

Alejandro Brugués: Una buena parte de esta pregunta la respondí ya anteriormente, pero igual te comento, casi todo se filmó en calles de La Habana. En estudio hicimos solamente la escena de noche, cuando están en la parada de guagua y después cuando se encuentran el camión de policía (y fue en realidad en la calle, pero en la calle del estudio). Todo lo demás fueron las locaciones reales, cerramos las calles y las destruimos. A veces tuvimos que aumentar un poco de esa destrucción con efectos digitales. La única escena que no se filmó en la locación real fue la escena en la Plaza de la Revolución, que, como dije anteriormente, se filmó en la Villa Panamericana y luego se agregó la Plaza digitalmente.

Inti Herrera: Hola Carlos, En la película contamos con un muy buen equipo de ambientación. El reguero es real y a ellos, cariñosamente, los llamábamos: “el equipo Aurora”. Fue mucho el trabajo de arte y ambientación que llevó para dar la sensación de caos, de vacío.  No te imaginas las palabrotas que nos decía la gente en El Capitolio, cuando temprano en la mañana iban a agarrar su guagua y veían que no solo estaba desviado el tránsito, si no que además teníamos todo acordonado y ambientado (lleno de basura, carros chocados, humo) para la película.  A todos, perdón por las molestias, espero que pasen un rato agradable viendo el film.

Por otro lado, también tuvimos escenas en estudio, escenas con recortadores de imagen, fue un verdadero rompecabezas el plan de filmación. Por suerte y por la labor de un gran equipo de filmación, logramos hacer el rodaje en los 44 llamados previstos.

Yohannamtnez: Es evidente que se divirtieron en el rodaje. ¿Alguna anécdota graciosa que nos pudieran contar? También puede ser amarga, jajajaj. Felicidades a todos, sigan así.

Claudia Calviño: Hay muchas anécdotas. Una de mis preferidas fue un día en que estábamos filmando en 27, en el Vedado. Teníamos un grupo de extras zombis y tenían que actuar como si se estuvieran comiendo a un señor mayor. Uno de ellos mordió de verdad al señor, fue tremendo, le salió sangre y todo. ¡¡¡Le dio tremenda mordida!!!

Inti Herrera: Hola Yohanna, Un día, filmando en la azotea de 25 y G, unos vecinos preocupados por el movimiento nos llamaron a la policía.  En principio parecía rutina, de repente veo un policía que se acerca a un latón de basura puesto por nosotros y revisa entre decenas de manos y cabezas humanas echas  con latex. Responde por la radio: “Si, efectivamente, son de mentira,  son de la película”. Después nos enteramos que alguien se había horrorizado y pensaba que se estaban robando restos humanos de un hospital cercano.

Todos los días había un cuento nuevo. Era un grupo muy grande y muchos extras maquillados.

Waldo10: De verdad que me sorprendieron con esa película. Admito que fui al cine con cierta reserva, pero me divertí de lo lindo. ¿Cuánto tiempo les tomó filmarla? ¿Cómo hicieron la selección de actores? Me sorprendió ver a la Yoly de Física o química. ¿Se adaptó bien a las condiciones cubanas? Felicidades, de verdad.

Claudia Calviño: Hola Waldo, me alegra que te hayas divertido con la peli. Es interesante que preguntes sobre el tiempo que tomó filmarla porque para una película como esta justamente el tiempo de rodaje es vital para poder lograr el resultado deseado. Nosotros hicimos una preparación bien larga de tres meses y tuvimos un rodaje de ocho semanas, que realmente no es mucho tiempo para una cinta de esta magnitud pero gracias al equipo y a todos los actores pudimos lograrlo. Sobre Andrea Duro, te cuento que no solo ella, sino todo el equipo español que participó en la peli, y que estuvo en Cuba durante seis meses de trabajo,  terminaron el rodaje siendo más cubanos que nosotros mismos, y en el aeropuerto lloraban de tristeza por tener que irse. De la selección de actores te cuento que Alejandro escribió el guión ya pensando en Alexis Díaz de Villegas y Jorge Molina para los protagónicos, y ellos nos acompañaron en estos casi cinco años que nos tomó armar el filme.

Inti Herrera: Hola Waldo. A nosotros también nos ha sorprendido. Fue construyéndose poco a poco y fuimos aprendiendo a hacerla por el camino.

Alejandro Brugués: Me alegra mucho que te haya gustado. Estuvimos filmando durante 44 días. Los actores del grupo principal aparecieron de forma muy espontánea: siempre tuve en mente a Alexis Díaz de Villegas y a Jorge Molina para los protagónicos. Jazz Vilá había trabajado conmigo en Personal Belongings y nos habíamos divertido mucho y teníamos ganas de repetir. Escribí ese papel especialmente para él. A Andros Perugorría lo vi en el casting de otra película y supe inmediatamente que era Vladi California. A Eliécer Ramírez lo vi un día mientras manejaba por la calle. Detuve el auto y le dije a Claudia Calviño, mi productora, que iba conmigo, que hablara con él, que era El Primo. Eliécer es fisiculturista, no actor, pero encajó perfectamente con el grupo. Después hubo muchos amigos a quienes les pedimos que colaboraran, como fue el caso de Blanca Rosa Blanco o Luis Alberto García.

A Andrea Duro la seleccionamos por un casting hecho en España. Quería que la hija de Juan fuera su polo opuesto, y la verdad que Andrea y Alexis no se parecen en nada! Se adaptó perfectamente, y además descubrió que aquí es muy conocida. Un día estábamos rodando cerca de una escuela y se corrió la voz de que “Yoli” estaba por ahí y tuvimos que cerrar la calle por la cantidad de gente que quería tirarse fotos con ella. Enseguida se integró a la familia de la película y se divirtió mucho.

Yurima_es: Bueno, tengo que decir que estoy triste porque pensé que la película se llevaría algún Coral. ¿Están ustedes también defraudados? Quiero que sepan que mi voto fue para Juan de los Muertos. Felicidades.

Claudia Calviño: Bueno Yurima, gracias por tu voto, que seguro nos ayudó a alcanzar el Premio Coral del Público. Para nosotros es el más importante. De nuevo gracias por tu voto y a todos los que lo hicieron igual que tú.

Inti Herrera: ¡¡¡Yurima!! ¡¡¡No estés triste!!! Casi 20 000 personas se interesaron por la peli en estos días. Debe haber tenido alrededor de 12 000 espectadores. Tu voto y el de muchos más nos dieron el coral del Premio del Público. ¡Lo demás es lo demás! A una competencia vas con dos bolsas: las del gane y las del pierde. ¡Creo que salimos con la primera llena!!!

Alejandro Brugués: ¡Se llevó el Coral de la Popularidad! ¡Mi preferido! Con este ya vamos sumando tres premios de público, en diferentes países (Estados Unidos e Inglaterra además de Cuba) ¡o sea que la película funciona con diferentes públicos!

Laurafg: Alejandro, ¿esperabas esa reacción del público? ¿Cómo reaccionaron en otros países cuando la presentaron?

Alejandro Brugués: Esperaba que la disfrutaran mucho, pero esto ha sido todavía más de lo que soñaba. Me dicen que fuera del Payret el otro día había 14.000 personas. No sé cuántas en el Chaplin o en el Yara, pero me impresionaban mucho. Para un director no hay nada más duro que verla por primera vez en el cine con un público. Lo único que podía pensar en el Payret aquella primera proyección era “si a los 20 minutos no se han reído me voy a escapar porque si no me linchan”. Y se rieron. Mucho.

En todos los lugares donde se ha puesto la reacción ha sido similar, si sólo estuvieras escuchando las reacciones dentro de una sala no sabrías si fue en Toronto, en Río o en Inglaterra (excepto en el Yara, donde lo sabrías porque la gente le habla a la película!). Es una película para que la gente se divierta. Sé que había mucha expectativa pero creo que por lo menos hemos logrado cumplirlas y hacer una película que te mantenga todo el tiempo con una sonrisa en el rostro.

Inti Herrera: Hola, Laura, ninguno de los festivales en los que ha participado la película nos ha generado tantas expectativas como el de La Habana. El estreno mundial fue en Toronto, donde la crítica y el público la escogieron entre las 10 películas más importantes del festival. Pero llegar a casa, mostrárselo a la gente aquí, realmente nos generó mucha ansiedad pues la película la pensamos desde aquí, con gente de aquí y para nosotros mismos. En ese sentido, queríamos que la película gustara, como mismo había sucedido no solo en Toronto, sino también en el Fantastic Fest, en Austin; en el de Leeds, en Inglaterra, donde recibimos también el reconocimiento del público. ¿Te imaginas lo que hubiera sucedido si de pronto en Cuba no gustaba? Por eso nos sentimos tan felices con el premio de popularidad que acabamos de recibir en el Festival de La Habana. Para nosotros es el mejor Coral por la entrega del público. La reacción en general, en cada festival que se ha exhibido, ha sido muy positiva. Y con mucho cariño para nosotros y para Cuba. Creo que la mayor  expectativa ahora está en que se están abriendo oportunidades de distribución en diferentes países, donde esta película, como parte del cine  cubano, les permitirá a esos espectadores ponerse en contacto con la cinematografía nuestra, algo que no consiguen muy a menudo. Eso ocurrirá, por ejemplo, en salas de Japón, Alemania, Inglaterra, Polonia, España, Rusia, y ahora mismo estamos intentándolo con países tan importantes como Brasil, Argentina y México.

Raque: Alejandro Brugués, felicidades. Me encantó Personal Belongins. ¿Por qué una película de zombis? ¿Qué fue lo más difícil en el rodaje?

Alejandro Brugués: Gracias por lo de Personal Belongings. Una película de zombies… porque siempre me han gustado. De niño me pasaba todo el tiempo viendo películas de terror, y sobre todos los zombies siempre me han llamado mucho la atención. Recuerdo en los años 80 haber visto películas como Evil Dead de Sam Raimi y otras como El regreso de los Muertos Vivientes (que no es precisamente de las mejores) y me llamaban la atención la cantidad de efectos, maquillaje, gore. Después, ya de grande, me di cuenta de que en el fondo todas las películas de terror son comedias, y que además permiten, cuando están bien hechas, hablar de la sociedad que te rodea, y ese era uno de mis intereses primarios.

Sobre lo más difícil en el rodaje, creo que fue filmar la escena donde decapitan a todos los zombies. Teníamos dos días nada más para rodarla, era una escena de más de 60 planos, y la mitad eran planos de efectos, que siempre son más complejos. Había 100 zombies (después se añadieron 200 más en computadora). Y para colmo no la filmamos en la Plaza de la Revolución, sino en la Villa Panamericana, y después añadimos la Plaza digital. No sólo fue compleja de filmar, sino que creo que ninguno de nosotros estuvo muy seguro de lo que estaba haciendo hasta que la vimos terminada… 6 meses después.

Ernesto: Para Alexis. Felicidades. Te he visto en el teatro mucho y me gusta como actúas. Eres súper. Sé que has hecho también cine, pero ¿este es tu primer protagónico? ¿Te resultó muy difícil encarnar este personaje? Sé que también estás en la película Larga distancia. ¿Qué nos puedes contar se ese otro papel? Otra vez felicidades

Alejandro Brugués: Alexis no pudo estar, porque está dando clases en el ISA. Te puedo decir, sobre Juan, que se divirtió, aunque a veces el rodaje era muy duro, y me parece que está contento con el resultado final. ¡O está haciendo su mejor actuación cuando me dice eso!

Yunior10: Estoy impresionado sobre todo con el maquillaje y con la cantidad de extras que se utilizaron en la película. ¿Qué me pueden contar al respecto? Sinceramente, los felicito.

Claudia Calviño: Gracias por tu interés. Te cuento que la selección del equipo de maquillaje tiene también una historia graciosa: nosotros teníamos a nuestra usual Jefa de maquillaje, Catalina Montero, pero necesitábamos además a un especialista en Efectos de Maquillaje que se encargará de el diseño de los zombies, de los efectos de sangre y la confección de la muchísimas cabezas, brazos, piernas y cuerpos que necesitamos para la película. Estábamos buscando, y un día recibimos un correo de un chico que no conocíamos,  su nombre era Cristian Jáuregui, y él nos decía que había escuchado que estábamos preparando una peli de zombies en Cuba, y que él quería participar y se ofrecía a venir con su equipo a trabajar en la película… así llegó Cristian con un grupo de mexicanos vestidos de negro a armar cabezas a Cuba.  Fue una experiencia muy graciosa, Cristian le ensañaba a Catalina como trabajar el latex, los prostéticos y un montón de materiales sofisticados, mientras que Catalina le mostraba a Cristian como maquillar zombies con un poco de algodón, papel higiénico y acetona.

Inti Herrera: Yunior, ¡¡¡creo que fue muy bueno no saber nada de esto al inicio del trabajo!!! Lo organizamos lo mejor que pudimos y con todo el rigor del mundo, todos fuimos zombis, todos nos disfrazamos, salvo, claro, el director que muy a pesar suyo, tuvo que estar todo el tiempo detrás del monitor. Contamos con muy buenos maquillistas tanto cubanos como mexicanos. Los mexicanos con productos bien nuevos y con estándar internacional. Los nuestros con los mismos resultados con toda la inventiva del mundo. Creo que los dos grupos aprendieron mucho.

Alejandro Brugués: El maquillaje fue una combinación de equipo mexicano y cubano. La verdad todos se esforzaron muchísimo, creo que se usaron todos los trucos posibles en cuestión de maquillaje (incluyendo retoques digitales: algunos zombies tienen los ojos hechos en computadora o, en el caso del “zombie fumigador” al que le arrancan la quijada, se arrancó una máscara pero todo lo que es sangre, lengua, etc, fue digital).

Sobre las multitudes, tuvimos un máximo de 300 extras. Después se aumentaron en computadora, utilizando un programa que se llama Massive que es el mismo que se usó para las multitudes de El Señor de los Anillos. En la estampida de malecón, en el final de la película, cuando el auto atropella los zombies y en la escena de las decapitaciones hay mucho zombies digitales.

Yuli: ¿Qué piensan de la crítica desfavorable publicada en el periódico Granma? ¿Creo que fue el sábado en la sección de Culturales por Rolando Betancourt?

Claudia Calviño: Hola Yuli, primero pienso que cualquier crítica bien intencionada y respetuosa es bienvenida. Nosotros habíamos tenido mucha cobertura de prensa previa al estreno de la peli y fue muy importante tener la opinión de la crítica especializada luego de haber visto el filme. Nosotros agradecemos las palabras de Rolando Pérez Betancourt en Granma, en algunas cosas estoy de acuerdo, en otras no, pero de eso se trata, de que la peli provoque a las personas, que genere debate y discusiones, y también por supuesto que nos haga reflexionar a nosotros también para las próximas que vengan, siempre estamos abiertos al debate.

Alejandro Brugués: Hay quien piensa que no es TAN desfavorable, jeje. Después de todo dice que está llena de escenas hilarantes. Te puedo mostrar extractos que ha hecho mi madre para convencerme de que es buena, jeje! Ahora en serio, uno respeta mucho las críticas, todo crítico está en libertad de pensar lo que quiera de una película. Hemos tenido críticas mucho más duras. Evidentemente el humor de la película no es para todo el mundo, y personalmente estoy muy satisfecho con el resultado y no me frustra una crítica negativa. Mis críticos preferidos, los que crecí leyendo y me ayudaron a formarme como cineasta, han escrito críticas maravillosas, donde dicen cosas como que es un clásico del cine de género.

Maritza: Alejandro, me han encantado tus dos películas. ¿Con qué nos piensas sorprender ahora?

Alejandro Brugués: Muchas gracias, me alegra que te hayan gustado. Sobre próximos proyectos, jeje, no te puedo contar por superstición hasta que no las escriba, pero tengo dos o tres proyectos en los que me quiero volcar. Un par de ellos son suspensos, el otro es de aventuras, que es el que más entusiasmado me tiene hasta ahora. Sí te puedo decir que será una película mucho más grande que Juan de los Muertos. No será una comedia de este tipo, pero sí cine de espectáculo, grande y divertida, de alguna forma al estilo de Indiana Jones.

Rubiel de Moa: Alejandro, sin dudas eres de los jóvenes directores más prometedores del cine cubano. No he visto Juan de los muertos pero leí algunas críticas, uno habla de exceso en el filme, ¿crees que abusaste de la ironía sobre nuestra realidad? Espero divertirme con la película.

Alejandro Brugués: Creo que cuando Pérez Betancourt se refiere al exceso quiere más bien decir que la película está demasiado cargada. Evidentemente a él algunas cosas le funcionaron y otras no. A mí me gusta el cine así, traté de que constantemente estuvieran sucediendo cosas, incluso en varios niveles a la vez. A la hora de editar la película fue lo mismo, el desafío era no dejarla caer nunca. Entiendo que el ritmo desenfrenado que lleva la mayor parte pueda cansar. Pero tampoco tengo problemas con esa crítica, está en todo su derecho. Yo, por mi parte, hice exactamente la película que quería hacer y estoy muy satisfecho con ella, a mí me gusta, y por lo que he visto en las salas, sentado con el público, a ellos también. Esa es mi recompensa.

Bettymc: Hola, a todos. Estoy encantada con la película. Valió la pena esperar tanto para poderla ver. Me gustaría saber si para hacer esos efectos especiales era imprescindible la participación española. O sea, Alejandro, ¿sin la parte española hubieras podido hacer esa película en Cuba?

Alejandro Brugués: Es probable que se hubieran podido hacer unos cuantos de esos efectos aquí. Lo que sucede es que aquí, como no estamos acostumbrados a hacer este tipo de películas, no hay grupos de personas especializadas en efectos digitales que trabajen en conjunto. Cada una de las empresas que participaron en los efectos son 20 personas metidas en un cuarto trabajando los diferentes detalles de cada efecto, interactuando constantemente entre ellos. Aquí, en mi experiencia, existe el talento para hacerlo, pero todavía no hay la organización o el know how.

En otras palabras, creo que sí, que se hubiera podido, pero posiblemente hubiera tomado un par de años realizar lo que se hizo en 6 meses.

Inti Herrera: Hola Betty, en nuestro país, hay personas muy capacitadas y con talento para poder enfrentar una labor de este tipo. A mi modesto entender, creo que nos faltan tener oportunidades de este tipo para lograr un flujo de trabajo industrial. Era impensable por tiempos hacerlo con pocas máquinas o con insuficiente potencial tecnológico. Soy de los que piensa que en poco tiempo, con la explosión de talentos y personas graduadas de nuestras escuelas de informática y diseño, deberá existir un boom de este tipo de especialidades.

Ivonne1967: Saludos a todo el equipo de Juan de los Muertos, quiero preguntarle especialmente a Jorge Molina: ¿Cómo se siente un director cuando es dirijido como sucedió con usted en esta película? ¿Cómo se siente más a gusto? ¿Actor o director?

Alejandro Brugués: Jorge Molina no pudo estar presente, pero te puedo responder por él algunas cosas. Total, él responde por mí cada vez que le da la gana.

Molina y yo tuvimos una relación de trabajo muy buena, yo soy un director que escucha todo lo que le sugieren, porque siempre estoy buscando mejorar la película. Molina venía constantemente con ideas nuevas, y muchas de ellas están en el resultado final. Como tiene mucha más experiencia que yo como director (o, como el diría, es mejor que yo) yo le hacía caso muy a menudo. Estaba todo el tiempo tratando de que la película fuera mejor y eso uno siempre lo agradece.

Estoy convencido de que se siente más a gusto como director. Siempre está hablando de nuevos proyectos y de hecho estos días nos hemos divertido mucho hablando de una posible colaboración en el futuro donde esté yo como guionista y él como director.

Rom: Hola, soy de Argentina. Pude ver el avance y parece que es una película excelente!!! Me encantaría poder verla. mi pregunta es: Se estrenará en Argentina? Felicitaciones!!!!!!

Alejandro Brugués: Estamos en negociaciones para estreno en Argentina. Estuvimos en el festival de Mar del Plata hace un mes, y la recepción del público por allá fue muy buena. Ojalá lleguemos a las salas de cine!

Yuli: ¿que piensan de la crítica desfavorable publicada en el periódico Granma Creo que fue el sábado en la sección de Culturales por Rolando Betancourt?

La comedia es muy dura, un chiste puede funcionarle a una persona y a otra no.

Ahora, lo que muchos críticos (como Pérez Betancourt) marcan como defectos, fueron cosas intencionales muchas veces, y que a mi me gustan, como el caso del uso de las malas palabras y los excesos.

Alejandro: hola soy un joven de Holguín con muchas ganas de ver la película, por eso quisiera saber cuando piensan estrenarla por acá. No quisiera verla en mi casa sino en la gran pantalla. Mi opinión es que con esta película el cine cubano rompe una frontera que hace tiempo existe. Soy un fanático de los efectos especiales, siempre y cuando ayuden a desarrollar una buena historia. Pues nada que solo he visto imágenes y me parece que va a cumplir todas las expectativas que ha creado. Felicidades por complacer al pueblo cubano. Saludos, Alejandro

Alejandro Brugués: Muchas gracias. Espero que se cumpla tu deseo de verla en la gran pantalla, porque la hice precisamente para eso. Recuerdo los tiempos en los que la gente iba por montones al cine todo el año. Ojalá pudiéramos ver eso de nuevo.

Aún no tenemos fecha de estreno, pero somos optimistas. En algún momento llegará a todas las pantallas.

Luego de más de dos horas y media, el tiempo se acaba para nuestros invitados, quienes dejan un mensaje de despedida:

Muchas gracias a Juventud Rebelde por darnos este espacio y por el apoyo que nos han dado desde el principio, y muchas gracias a todos los lectores por participar en esto que ha sido una experiencia maravillosa y por votar por nosotros durante el festival de cine. Esperamos que se repita, y que pronto se cumplan sus deseos de ver la película en todos los cines del país.

Despedida en video

Juan de los Muertos, en pocas palabras

Juan tiene cuarenta años, de los cuales la mayoría los ha dedicado a vivir en Cuba sin hacer absolutamente nada. Ese es su modo de vida, y está dispuesto a defenderlo a cualquier precio, acompañado de su socio y compinche, Lázaro, que es igual de vago pero el doble de tonto. El único vínculo emocional de Juan es con su hija, Camila, una joven y bella muchacha que no quiere saber nada de su padre porque lo único que hace es meterse en problemas.

De pronto comienzan a suceder una serie de extraños acontecimientos: la gente se vuelve violenta y se atacan unos a otros. Después da algunas dudas Juan llega a la conslusión de que se trata de zombies y decide que la mejor manera de enfrentar la situación es prosperar con ella y comienza un negocio con el slogan «Juan de los muertos, matamos a sus seres queridos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.