Incentivos y coordenadas de X Alfonso

Este músico innovador, que cuenta con miles de seguidores en Cuba y el mundo, realiza por estos días una singular gira por varias provincias del país

Autor:

Osviel Castro Medel

BAYAMO, Granma.— Pese a su cubanía infinita nunca antes había tenido la oportunidad de nadar, de este a oeste, por las venas del caimán, como lo está haciendo ahora.
Ni había logrado desembocar con los ojos bien abiertos en las calles coloridas de tantas ciudades del «interior», según el mal decir de ciertas personas.

Por eso, este andar por la Cuba menos bulliciosa, más aldeana y sencilla; ese andar quijotesco y preguntador, iniciado el 13 de enero en Guantánamo, ha aguijoneado el corazón de X Alfonso Valdés, el músico y realizador desenfadado, el vanguardista imposible de eludir en estos tiempos.

Su itinerario, que lo llevará a casi todas las provincias durante 17 días, no ha sido solo arte y promoción discográfica. X, el creador nacido en La Habana el 13 de septiembre de 1972, «hacedor» de siete discos en solitario, también ha intercambiado a full por estos días con cientos de estudiantes de varias universidades del país. Y ha encontrado en ese diálogo motivaciones insospechadas.

«La idea, desde el principio, fue concretar algo más que una gira por los teatros principales de las provincias, había estado en algunas ciudades, pero no había realizado algo así, quería promover mi multimedia
—que contiene los últimos videos del disco Reverse, fotos, música, biografía y discografía—; pero también dialogar en todas las provincias con los universitarios, que son tan importantes para Cuba», comentó después de presentarse en Guantánamo, Santiago de Cuba, Las Tunas, Bayamo y Manzanillo.

En ese cara a cara con los jóvenes en las casas de altos estudios ha comprobado que «están muy claros de lo quieren y del papel de ellos en los cambios para mejorar el país». Pero lo que más lo ha reconfortado a X es corroborar que esos estudiantes, sostén del futuro de la nación, «están hartos de la música no inteligente. Desean que se divulgue más una música con un mensaje que aporte, los estimule y haga reflexionar. Saben lo que necesitan y eso es lo más importante», expuso el ex integrante de Síntesis y del grupo de rock Havana.

Para él ha sido vivificante ver todos los escenarios repletos y escuchar a cientos
—jóvenes o no— tararear sus canciones, incluso las de Reverse, su último disco.

«Me he encontrado un público muy receptivo, comunicativo y conocedor, un abanico de generaciones que me ha dado tremendo cariño y me ha hecho reflexionar en la idea de que debo seguir esforzándome en mi trabajo».

El autor de Mundo real, Civilización, Habana Blues, Revoluxion y otros discos, ha ratificado en esta gira y en ese interactuar con la gente común algo contundente: «Creo que, en una época en la que se habla demasiado de dinero, los artistas deberían llevar más la música adentro de Cuba; esforzarse por llegar a la gente. Lo que se recibe es mucho más grande que el dinero y que cualquier otra cosa».

X lo dice porque en las calles ha visto, gratamente sorprendido, cómo lo llaman para ofrecerle afecto; y esa simpatía no nace de edades predestinadas, puede venir lo mismo de un niño que de una anciana de 65 años.

A él lo acompañan en la gira el guitarrista Maikel Oliver, el baterista Antoine Perogurría y el bajista Rey Guerra; además del productor Fernando Menéndez, los técnicos Juan y Paris y el sonidista Miguel Bolé. «Todos estamos muy contentos. No nos esperábamos esta acogida ni en las universidades ni en los escenarios. Ha sido muy lindo», reconoció este hijo de músicos, recordado por haber escrito, junto a Carlos Alfonso, su padre, la letra de los filmes cubanos María Antonia y Miel para Ochún.

Con esos incentivos en la sangre el también arreglista y compositor piensa realizar en el futuro cercano «todos los videoclips posibles» y concretar su segundo documental, después de haber estrenado con éxito Sín título.

Cuando JR le preguntó, hablando de sueños del mañana, X sonrió estremecido para responder: «Si llegara la posibilidad de otra gira, claro que la haría, seguro que sí, sin pensarlo dos veces».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.