El reino poderoso y flexible del dragón

El dragón es altamente respetado por su poderío y gallardía, y su reinado celestial es considerado propicio

Autor:

Prensa Latina

Hanoi, enero 25._ Los vietnamitas, como todo asiático que crea en el horóscopo chino, recibieron entusiasmados el recién nacido año lunar, porque lo rige la mejor criatura posible: el dragón.

Criatura poderosa y recurrente en mitologías tan distantes como la europea y la asiática, el dragón es altamente respetado por su poderío y gallardía, y su reinado celestial es considerado propicio.

Por eso muchas parejas quieren tener hijos bajo su signo, pues así el bebé adquiere las virtudes de la descomunal serpiente que vuela y respira fuego, y cuya impronta salta por todo Hanoi.

De hecho, esta milenaria urbe nació con el nombre de Thang Long o Dragón en Vuelo, porque su fundador, el rey Ly Thái To, creyó ver en una nube la forma de la criatura que cuida los tesoros celestiales.

Además, en el palacio real abundaban las referencias a este ser, para recalcar el poderío de los emperadores: Long sang era su cama, Long bao su vestimenta y Long xa su carruaje.

En lo espiritual, el dragón lidera los cuatro animales sagrados de Vietnam, junto al tigre, la tortuga y el ave fénix, y cuenta la leyenda que por las venas vietnamitas fluye sangre de dragonina.

Cuentan que el padre Lac Long Quan, con linaje de dragón, se casó con la madre Au Co, un hada de raza hada, y de su unión salieron 100 huevos, y de cada uno nació un hijo, formando las etnias nacionales.

Su imagen apareció temprano en la cultura de Dong Son, Au Lac, en adornos que reproducían su sinuosidad, curiosamente similar a la geografía de esta nación indochina, con forma de letra S.

Aquí lo veneran además como un espíritu de la nube, la lluvia, el trueno y el relámpago, asociado a la fertilidad de la agricultura y por ende, a la prosperidad de las cosechas y de la nación.

Los dragones abundaron en relieves y construcciones de la antigua capital imperial de Hue, con un auge en la dinastía Nguyen, de fuerte influencia cultural china.

También puede vérseles en el mausoleo del emperador Tu Duc y en el templo de Truong Sanh, donde hay una escultura de roca de nueve dragones, los mismos que nombran al delta del Mekong (Cuu Long).

Otra manera de rendirle culto fue mediante la danza popular del dragón, en juegos infantiles y en biombos donde se le reproduce doblado en 12 partes, una por cada mes del año.

Si antaño fueron la arquitectura y la pintura las manifestaciones artísticas que veneraron al dragón, a propósito del Milenio de Hanoi fue estrenado un filme en 3D titulado El dragón vietnamita.

Tal novedad cinematográfica causó sensación, tanto por el uso de las más modernas tecnologías de animación, como porque tocó ciertas fibras sentimentales de la idiosincrasia y el orgullo nacional.

Y si una criatura tan poderosa y flexible llevará las riendas de su destino este año, los vietnamitas esperan que sus líderes no sean menos y guíen al país hacia un presente próspero y un futuro mejor.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.