La pasión del niño autor Storm Halbich

En declaraciones a JR, el joven dijo que tenía solo siete años cuando se le ocurrió hacer su primer libro, My homeland, el cual ya tiene dos ediciones en inglés

 

Autor:

Aracelys Bedevia

«Estar en Cuba es divertido. Por primera vez vengo y me han gustado, especialmente, sus edificaciones antiguas y las artes en general. Estoy muy contento de haber sido invitado». Así expresó el niño autor  , de San Vicente y las Granadinas, poco después de haber presentado sus dos libros durante la última jornada del encuentro teórico de literatura infantil Niños, autores y libros. Una merienda de locos.

En declaraciones a JR, el joven afirmó que la idea de dedicarse a escribir surgió mientras él y su mamá esperaban a su padre en el aeropuerto. «Siempre estoy dibujando. Mi mamá me dijo que llevaría a la familia a la bancarrota si seguían comprándome libros, y se nos ocurrió poner mi talento a trabajar. Entonces tenía siete años. Después de muchos cambios, salió el primer libro, titulado My homeland, el cual ya tiene dos ediciones en inglés.

«Trata acerca de San Vicente y las Granadinas, de sus lugares turísticos e históricos, y también de tradiciones como el carnaval o tocar música vísperas de Navidad, cuando todavía no ha amanecido. Mis padres son guías de turismo y tuve la oportunidad de visitar todos los lugares a los que me refiero en el libro».

Visiblemente emocionado por estar participando en la Feria, Halbich confesó que durante el proceso de creación de su ópera prima pensó que no podría conseguirlo. «Si no llega a ser por el empuje de mi madre, hubiera desistido. My homeland fue publicado en 2007, cuando yo tenía ocho años. Y resultó fantástico presentarlo en el hotel de mis padres.

«Mi segundo libro, Colours of my Country St. Vincent and the Grenadines, es de colorear y también habla de lugares de mi tierra. Está hecho para un público más joven, y es interactivo, incluye búsqueda de palabras, juegos... Ambos están ilustrados con dibujos míos. Lo hice con 11 años y ahora estoy escribiendo el tercero».

Al indagar acerca de sus gustos, Storm reveló que prefiere nadar, jugar cancha y viajar. «También tengo predilección por los animales».

Cuando estaba escribiendo los libros —contó—, muchas veces «quería salir con mis amigos, pero mi mamá, obstinada con que los terminara, me hizo un programa de vida: debía trabajar en ciertas horas y jugar en otras. Me siento afortunado de tener una familia como la mía. Lo importante es apasionarse y trabajar duro. Cuando uno lo hace pasan cosas grandiosas».

Durante el encuentro, gracias a la colaboración de Adrián Valdés, estudiante de Filología, el niño autor anunció que cuando sea grande será arquitecto.

«Me apasiona dibujar y tengo en casa muchos dibujos de construcciones. Quiero decir en el futuro: ¡Yo hice ese edificio!».

Un mensaje desea dar a los niñas y niños cubanos: «Si sienten pasión por algo, háganlo, que de seguro tendrán éxito. No hay que ser un adulto para marcar una diferencia. Si te empeñas, grandes cosas suceden».

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.