Inauguran en Venezuela espacio sobre religiosidad afrocubana

La exposición está compuesta por 125 objetos etnográficos de La Habana y Matanzas e imágenes del académico ítalo-venezolano Rafael Salvatore realizadas en comunidades practicantes de la religión afrocubana en ambas provincias

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— Bajo el título Religiosidad Popular en Cuba, el Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela acoge una muestra de objetos, fotos y fonogramas sobre la matriz africana de la identidad nacional isleña.

La exposición está compuesta por 125 objetos etnográficos de La Habana y Matanzas e imágenes del académico ítalo-venezolano Rafael Salvatore realizadas en comunidades practicantes de la religión afrocubana en ambas provincias.

El compendio histórico-cultural es un resultado de investigaciones de estudiosos de ambos países en el marco del Convenio Cuba-Venezuela, en sus incisos culturales, según informó en rueda de prensa el viceministro local de Cultura Benito Irady, director de la institución.

El Centro de la Diversidad Cultural, con sede en Caracas, está dirigido a recoger y valorizar la identidad continental, vista como un cuerpo diverso pero unificado, de raíces históricas que hacen de América Latina y el Caribe la región del mundo más compacta y similar.

La muestra sobre la religiosidad afrocubana será acompañada por una conferencia de Laura Vilar, directora del Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana, añadió Irady.

Para la apertura, hoy, está prevista la asistencia del Conjunto Folklórico Nacional, quien debía llegar anoche a Caracas para iniciar una gira de tres presentaciones en ocasión del 50 aniversario de esa emblemática institución cubana.

La ceremonia de apertura será amenizada por la agrupación venezolana Caucaucar, del estado Miranda, con un repertorio sobre cantos de veneración y sones dedicados a Cuba.

Irady explicó que las manifestaciones de religión afrocubana en Venezuela datan de la primera mitad del siglo XX, cuando en determinados núcleos poblaciones se estableció su práctica y rituales sobre los años 1940.

Al recordar que Cuba se apresta a presentar a la rumba como candidata a patrimonio cultural inmaterial de la humanidad ante la UNESCO, refirió que Venezuela también ha iniciado un esfuerzo parecido para las parrandas de San Pedro de Guatire y Guarenas, cuyo expediente ya está listo para integrarla a la Lista Indicativa del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.