Muerte y Renacimiento, una sinfonía para el Che

Esta obra, compuesta por Julio César Pardo, se presentará el próximo 19 de abril y será interpretada por la orquesta Música en Utopía

Autor:

Juventud Rebelde

La ciudad francesa de Amiens, famosa por su arte, historia y catedral gótica, acogerá el estreno mundial de la sinfonía Muerte y Renacimiento, en homenaje al Guerrillero Heroico Ernesto Che Guevara, informa PL.

Esta obra, compuesta por Julio César Pardo, se presentará el próximo 19 de abril y será interpretada por la orquesta Música en Utopía.

Escribir la sinfonía me llevó ocho meses y ocho horas diarias. Fue un trabajo enorme, pero muy agradable y emocionante, una especie de aventura interna, dijo el autor en una entrevista a Prensa Latina.

La pieza musical empieza momentos antes de la muerte del Che. Entonces todo es una escala ascendente que no llega a la octava, desciende y comienza de nuevo, lo cual simboliza la lucha permanente del Che, que no termina nunca.

El ya había triunfado con la Revolución Cubana, había alcanzado su lugar en la historia, pero fue a luchar a Bolivia y estoy seguro de que, de vencer allí, habría seguido a otra parte del mundo, expresó Pardo.

Para hacer este tipo de composición musical -señaló el autor- hay que tratar de estar a la altura del personaje y a veces con la voluntad no basta.

Había dos riesgos que evitar; uno era hacer una obra muy buena, pero que no tuviese nada que ver con el Che, y lo otro es caer en algo rimbombante, explicó.

Dividida en cuatro movimientos, la sinfonía refleja los momentos del guerrillero argentino cubano en la Sierra Maestra, su asesinato en Bolivia, el instante en que pasa a convertirse en un ser mítico y la relación entre el pensamiento del Che y el de Simón Bolívar.

Pardo era músico de una orquesta sinfónica en Buenos Aires y a la vez estudiaba medicina en 1967, cuando se conoció el asesinato de Ernesto Guevara.

Escuchar la noticia en la radio como a las cinco de la mañana me había dejado en un estado muy difícil de explicar, me causó una profunda conmoción, frente a la dimensión humana y la entereza del Che, dijo.

Julio César Pardo nació en Uruguay en 1940, pero como sus padres eran argentinos, vivió toda su infancia y juventud en Buenos Aires. Desde niño comenzó a estudiar música y ya a los 25 años trabajaba en una orquesta sinfónica.

En 1973 ganó un concurso de flauta solista en Ecuador, donde estuvo un año y medio y luego volvió a Argentina para fundar el grupo Anacruza, un conjunto de vanguardia dentro de la música folclórica.

Poco después vino a Francia a grabar un disco y estando aquí los militares le retiraron la nacionalidad, basados en una disposición según la cual los no nacidos en Argentina que permanecían más de tres meses fuera del país perdían la naturalización adquirida.

Entonces no pude volver a mi país, lo cual me salvó la vida porque si hubiera vuelto en esos años, seguro que estuviera desaparecido, dijo.

En Francia trabajó en el proyecto de un disco con Jacques Prevert, con quien compuso la canción Love is Money, poco antes del fallecimiento del célebre autor de Las hojas muertas.

Una de sus obras más conocidas es el Gran Tango para Fagot y Orquesta, estrenado en el teatro Colón, que se ha tocado unas 30 veces en otros países, como México, Chile, Rumanía, y es una obra recomendada para el examen de este instrumento en muchos conservatorios.

La idea de componer una sinfonía en homenaje al Che surgió cuando un amigo le propuso escribir una obra para una serie de conmemoraciones por el aniversario de la muerte del guerrillero argentino cubano.

Sin embargo, la obra permaneció engavetada un tiempo debido a las dificultades económicas para interpretarla, hasta que gracias a la asociación Cuba Sí France y a Dominique Leroy, director artístico de Música en Utopía, logró concretarse.

Leroy reunió para esta sinfonía a más de 40 talentosos músicos, entre ellos algunos que fueron miembros de la Filarmónica de Berlín, la orquesta de Mónaco y la Ópera de París.

Se trata de una orquesta casi de voluntarios, que están trabajando con mucho entusiasmo desde hace un par de meses, es una linda aventura humana, destacó Pardo.

Al estreno de Muerte y Renacimiento han sido invitadas varias personalidades, entre ellas Jean Cornier, quien ha escrito varios libros del Guerrillero Heroico y publicará una nueva obra en septiembre próximo, y Aleida Guevara, hija del Che.

Cuba Sí France y Leroy prevén presentarla posteriormente en otros escenarios europeos y llevarla también a Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.