Mientras tanto, cine argentino - Cultura

Mientras tanto, cine argentino

Mientras tanto, del director Diego Lerman, y el cortometraje Vete de mí, del realizador Alberto Ponce, abrirán la panorámica contemporánea en el cine Chaplin, que trae consigo otros seis filmes de ficción, nueve documentales, ocho cortometrajes y dos animados

Autor:

Jaisy Izquierdo

Esta semana le pertenece al cine argentino. Ya quedaron atrás los días del cine iraní, y muy pronto llegará mayo a seducir la mirada con las propuestas galas. Pero a partir de mañana jueves, contemos siete días para visitar simultáneamente lo nuevo y lo viejo de esta cinematografía sudamericana que nos convida.

Mientras tanto, del director Diego Lerman, y el cortometraje Vete de mí, del realizador Alberto Ponce, abrirán la panorámica contemporánea en el cine Chaplin, que trae consigo otros seis filmes de ficción, nueve documentales, ocho cortometrajes y dos animados. A ello se une un feliz homenaje de la Cinemateca de Cuba en la sala Charlot, que propiciará el reencuentro con dos figuras emblemáticas: el Rey del tango, Carlos Gardel y la novia de América, Libertad Lamarque.

Lerman, el director de la premiada cinta Tan de repente, propone mirar la vida de una manera menos precipitada, encauzando el guión que escribiera en el 2002 durante la residencia de Cannes, por esos tiempos que vivimos en tanto esperamos decidir nuestra vida amorosa, como Violeta, o dar un cambio radical a nuestros días, como Eva. Días que transcurren sin más, y que resultan ser finalmente lo que hemos vivido.

Si su trabajo en este filme le valió a Valeria Bertuccelli el premio Cóndor de Plata a la mejor actriz del año, conferido por la Asociación de Críticos Argentinos; el actor Francisco Nepomuceno sería nominado en el 2007 a la mejor revelación masculina, según la misma asociación, en otra obra donde las historias también se entrecruzan, Regresados.

Nepomuceno encarna a un engreído empresario radicado en España que asiste tras 20 años al reencuentro con sus antiguos compañeros de la secundaria. De la cita que proponen como detonador los directores Cristián Bernard y Flavio Nardini, también habrá de surgir una segunda oportunidad para el arrepentido Lacrose que antes abusaba de un compañero y para el nostálgico Guido, aún enamorado de su primera novia. Esta película ganó el premio Roberto Tato Miller a la mejor cinta de ficción latinoamericana de temática social y humanística en el Festival de Mar del Plata.

Hacia el reencuentro con su pasado, con su padre, y con La Tigra, Chaco, el tranquilo pueblo donde pasó los veranos en su infancia, marcha igualmente Esteban, el protagonista de esta comedia romántica. Y transitan también, escondidos tras la cámara, sus directores Federico Godfrid y Juan Sasiaín, quienes descubrieron en la localidad de pocas casitas y kilómetros de campos de algodón, las locaciones perfectas para contar una nueva historia.

Chile 672 avala su guión con el Primer Premio del Festival Latinoamericano de Trieste, y el lauro en la misma categoría del Festival de Ceará, en Brasil. Pablo Bardauil, fue el guionista de la obra que surgió en sus inicios a petición de su esposa, quien quería representarla en las tablas, y que se acabó filmando en su propio apartamento ubicado en la calle Chile, número 672. Durante los dos años de rodaje, Bardauil y su esposa, la actriz María Lorenzutti, vivieron entre decorados, en pleno set de filmación. Y para hacer realidad este drama que enlaza la historia de varios inquilinos de un mismo edificio, terminaron alquilando otros departamentos vacíos, usando el ascensor común, y en una mezcla de realidad y ficción, hicieron participar en escenas del filme a algunos de sus propios vecinos.

Por las miserias humanas cava El boquete. El filme de Mariano Mucci se adentra, junto con el túnel que abre una familia de marginales hacia la bóveda de un banco, en sus dilemas internos: incestos, abusos morales y sexuales se descubren como un verdadero catálogo de carencias humanas, pero sin abandonar un ácido sentido del humor.

En tanto, Luisa, de Gonzalo Calzada, prefiere acercarnos a los modos particulares en que una mujer solitaria y traumatizada, entiende y se relaciona con el mundo que le rodea; y nos llega en la piel de Leonor Manso, quien fue candidata a mejor actriz protagónica en los premios Cóndor de Plata.

La temática histórica viene representada por la cinta de Leandro Ipiña, Revolución, el cruce de los Andes, en la que Rodrigo de la Serna interpreta al mismísimo General José de San Martín cuando cruzó la Cordillera de Los Andes con su ejército a mediados de 1817, a fin de liberar toda Sudamérica de los virreinatos. A la cinta, se agrega el documental La otra historia: La gesta de Artigas, San Martín y Bolívar, de Rubén Zilver, que permite una mejor comprensión de aquellos héroes y sus luchas fundacionales.

Dos mitos, un homenaje

Aunque naciera en Francia, Carlos Gardel fue el más famoso de los cantores del tango argentino. Pero el mito de su magnética voz, nos llega en el tiempo aparejado al cine sonoro, desde el cual proyectó su carismática imagen de galán a través de todo el mundo y consolidó la leyenda de las melodías arrabaleras.

Cuatro cintas protagonizadas por el Rey del tango se podrán disfrutar en estos días: Melodía de arrabal, Cuesta abajo, y El tango en Broadway. Se incluye además Tango bar, que resultó ser el último filme protagonizado por Gardel.

En un mano a mano, la inolvidable cantante y actriz argentina Libertad Lamarque, entrará por estos días a la sala oscura. Al igual que Gardel, ella unió su voz al celuloide, y allí quedó eternizada para siempre. Al momento de su muerte, contaba con cerca de 800 canciones registradas y 62 películas (20 argentinas, 41 mexicanas y una española) en las que actuó junto a algunos de los actores más importantes de aquellos tiempos.

Los que quieran recordar a La novia de América podrán apreciar su última cinta filmada en Argentina, La cabalgata del circo, en la que compartió protagonismo con la trascendente Eva Perón, con la cual tuvo más de un enfrentamiento durante el rodaje. En Gran casino coincide su debut en el cine mexicano con el del director español Luis Buñuel, quien se las tuvo que agenciar para arbitrar esta vez entre la dama y su galán, Jorge Negrete.

Sus admiradores la verán igualmente bajo los hábitos de la monja de El cielo y la tierra, o como la trastornada actriz de La loca de los milagros, en la piel maternal de la dama de El hijo pródigo, o en la prejuiciosa que se opone en Rosas blancas para mi hermana negra a la relación amorosa entre su hija y un médico negro. En Negro es un bello color interpreta, entre otras canciones, El día que me quieras, y Volver, esos temas que le pertenecieron por siempre a ella, a Gardel, y a la Argentina toda.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.