¡Ojo con el cine francés!

Del 27 de abril al 31 de mayo, el Festival celebrará sus 15 años en toda la Isla

Autor:

Jaisy Izquierdo

Los 15 años del Festival de cine francés en Cuba coinciden, para beneplácito de cineastas y cinéfilos, con un buen momento de la cinematografía gala, que este año une a los 200 millones de espectadores en Francia, y a una producción récord de 272 películas, nada menos que cinco premios Óscar por la cinta The Artist, dirigida por Michel Hazanavicius.

El filme, que será presentado por su productor Thomas Langmann, ha sido aclamado unánimemente en prestigiosos festivales, llevando a casa toda una colección de premios César, Goya, Palma de Oro, Bafta, o Globos de Oro, que dan crédito de la excelente dirección, la brillante actuación de Jean Dujardin y la increíble banda sonora compuesta por Ludovic Bource.

Es que El artista es una película singular, que en pleno 2011, cuando todos quieren saltar al 3D, prefirió apostar por el cine mudo, con su inherente imagen en blanco y negro. Un homenaje a la historia del séptimo arte, durante ese momento sísmico que representó la llegada del cine sonoro, en la que no pocas estrellas silentes, como el George Valentin que encarna Dujardin, quedaron sepultadas en su propio mutismo.

Los que queden hechizados por los encantos de Dujardin tendrán una segunda oportunidad en Una visita inoportuna, una comedia de humor negro escrita y dirigida por Bertrand Blier, donde el artista interpreta a un escritor famoso a quien el cáncer se le cuela literalmente en su casa, personificado por el actor Albert Dupontel.

En el lado rosa de la sonrisa, nos encontraremos con Los nombres del amor, donde su director y guionista, Michel Leclerc, explota el clásico argumento en que el amor triunfa entre dos mundos antagónicos: si ella es un espíritu libre, provocativa y promiscua, él es cuadriculado, discreto y hombre de una sola mujer.

En tanto, Virginie Efira y François Xavier Demaison comparten protagónicos en La oportunidad de mi vida bajo la dirección de Nicolas Cuche, quien presenta el dilema de un consejero matrimonial que acarrea tremenda mala suerte a las mujeres que se fijan en él. Las de ganar, en estos dúos de mal de amores, la llevan las actrices, a juzgar por los premios en el Monte-Carlo Comedy Film Festival para Virginie, y una distinción en los premios César para Sara Forestier.

Con firma, música, guión, edición y piel de mujer llega la ópera prima de la polifacética Julie Delpy, que en esta película tan personal llega a incorporar a sus padres (actores también), para que cumplan el mismo rol dentro de la cinta. Dos días en París ha de pasar una pareja, ella francesa, él norteamericano, para descubrir crudamente que ambos desconocen a la persona que está a su lado, más aún cuando hay de por medio una larga lista de diferencias culturales.

El reconocido realizador Cedrick Klapisch, vuelve la mirada, no sin cierta dosis de humor, hacia los contemporáneos descalabros económicos. Mi parte del pastel descubre las vicisitudes de una obrera, significativamente llamada France, que al perder su trabajo termina de doméstica en la casa del que causara indirectamente su despido.

Así, más allá de la carcajada, y sin perderla nunca, la muestra se abre hacia la sociedad francesa y sus problemáticas más viscerales. Nos llegan entonces otros títulos como El puerto de la esperanza, una coproducción entre Francia, Finlandia y Alemania, que cuenta además con el sello del director más sobresaliente del cine finlandés, Aki Kaurismäki.

Resaltando valores como la solidaridad, la lealtad, la tolerancia y la esperanza, esencias olvidadas en la sociedad moderna e individualista, aparece la figura de Marcel Marx, un notorio escritor que ama trabajar como limpiabotas, cuyo destino cambia cuando conoce a un niño negro inmigrante.

A un pequeño pueblo del Medio Oriente traslada el conflicto el director de origen rumano afincado en Francia, Radu Mihaileanu. En La fuente de las mujeres Leila lidera una huelga de sexo para que los maridos colaboren con la peligrosa transportación de agua; conformando una pieza revisionista de las tradiciones del Corán y el rol de la mujer en la cultura islámica.

Tony Gatlif también une su voz a otro grupo marginado de todos los tiempos, los gitanos. El director francés, de padre argelino y madre gitana, retrata a este pueblo nómada y sus costumbres, en el triste contexto del Holocausto, con esta cinta titulada Libertad; una palabra que paradójicamente los nómadas nunca utilizan, ya que son libres de por sí.

La turbulenta vida de Ilich Ramírez Sánchez, alias Carlos o el Chacal, aparece en Carlos, la versión para cine de la miniserie de televisión homónima. Su realizador, Olivier Assayas, pone al descubierto, con buen ritmo, al terrorista internacional más buscado en los años 70 y 80, quien fuera responsable de atentados, secuestros y la explosión de tres coches bomba en periódicos parisinos.

Para niños y adolescentes es también este festival. Animados como Una vida de gato y El ilusionista, junto al filme La nueva guerra de los botones, van dirigidas expresamente a los más pequeños.

La nueva entrega de Christophe Barratier, el realizador de El corista, vuelve a la batalla con muchos chicos en el ruedo, que amenazan con desatar, en plena Segunda Guerra Mundial, otra contienda donde los prisioneros de guerra regresarán a casa sin botones, y por tanto, vencidos y humillados. Una puesta en la que Barratier tampoco prescinde del comediante Gérard Jugnot, a quien se suma el carismático Kad Merad.

Basada en un guión del legendario cineasta Jacques Tati , El ilusionista fue la cinta ganadora del César en su categoría. Sylvain Chomet emprende además de la escritura, la dirección, edición y música de estos intentos de un viejo mago que trata de no defraudar a una crédula niña con sus trucos. Por su parte, entre robos de joyas y una persecución hasta los mismísimos tejados de la catedral de Nôtre-Dame, se desarrollan las peripecias del minino Dino, quien llevará, como es de suponer, Una vida de gato.

La vitrina francesa se completa con la comedia familiar Juntos es demasiado, y los paseos entre amigos en Memory Lane. A ello se añaden tres documentales que por senderos disímiles permitirán atisbar otras inquietudes fílmicas de los realizadores galos.

Si Los recién llegados se preocupa por los emigrantes y sus trabas para permanecer en el país, La danza se acerca al Ballet de la Ópera de París, en tanto Nostalgia de la luz combina, en una metáfora, los sueños de una astrónoma en busca de otras vidas, a la vez que hurga la tierra donde yacen mineros, indígenas y víctimas de la dictadura.

Conocido por sus documentales sobre el Chile de Allende y el de Pinochet, el chileno Patricio Guzmán acaparó con esta obra el lauro al mejor documental en los premios del cine europeo.

Ojo entonces con una cinematografía que cada mayo nos sorprende con una nueva ola de historias, listas para ser devoradas, para atrapar la vida, y soñar otra vez en materia de celuloide.

Madame Bovary en La Habana

La célebre actriz Isabelle Huppert encabeza en esta ocasión la delegación artística que en La Habana celebrará el decimoquinto aniversario de este Festival que, con 100 000 espectadores el pasado año, se convirtió en la principal plaza de consumo del séptimo arte galo a nivel internacional.

Los actores Virginie Efira y François Xavier Demaison, el productor Thomas Langmann, junto a los directores Radu Mihaileanu y Christophe Barratier, acompañarán a la protagonista de La ceremonia, con la cual la Huppert fuera merecedora del Premio César en 1996.

Ella será igualmente el eje de un ciclo paralelo que exhibirá nueve de sus más reconocidas cintas, como Un asunto de mujeres, Loulou, Madame Bovary y La pianista. De igual manera su expresivo rostro será el hilo conductor en la exposición Retratos de Isabelle, donde cada instantánea fue tomada por un prestigioso fotógrafo del mundo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.