Che: la estrategia revolucionaria - Cultura

Che: la estrategia revolucionaria

El ensayo La estrategia revolucionaria del Che, del académico cubano Luis Suárez Salazar, fue presentado este viernes en el teatro de Catia, centro cultural de una de las barriadas más populares de Caracas

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— La estrategia revolucionaria del Che, ensayo del académico cubano Luis Suárez Salazar, fue presentado este viernes en el teatro de Catia, centro cultural de una de las barriadas más populares de esta capital.

El libro, con el subtítulo Una mirada desde los albores de la segunda década del siglo XXI, fue publicado por la editorial caraqueña Trincheras.

Según su autor, es otro «granito de arena» en la construcción o el fortalecimiento de las «trincheras de ideas» que tanto se necesitan en el mundo de hoy y, en especial en nuestra todavía balcanizada Patria Grande: América Latina y el Caribe, Nuestra América, la América mestiza o, si se prefiere, «el continente del Abya Yala».

El nuevo volumen, también explica en su prólogo el autor, es «una cuidadosa revisión y actualización» de su ensayo La estrategia revolucionaria del Che: Una mirada desde el primer lustro del siglo XXI, publicado en 2008.

Más adelante agrega: «Con esta última publicación realizo un sueño que venía acariciando desde hace varios años: poner a la disposición del público venezolano, y en particular de las y los jóvenes bolivarianos, mis consideraciones alrededor de la vigencia que conservan algunas de las principales facetas del pensamiento del Che para la comprensión y la transformación revolucionaria» en nuestra región.

El Doctor Luis Suárez también impartió una conferencia en la Casa Nuestra América José Martí, en Caracas, en el ciclo Las huellas del Che en Venezuela, aunque prefirió llamarla Las huellas de Venezuela en el Che.

Reflexionó sobre el impacto que tuvo este país en el pensamiento y la práctica guevariana, cuyo encuentro pionero fue durante su primer recorrido por Nuestra América, que terminó precisamente aquí, el 26 de julio de 1952, junto a su entrañable amigo Alberto Granado, hombre argentino-venezolano-cubano de quien la Casa Nuestra América José Martí custodia una urna con sus cenizas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.