En attendant, mágica espera tras el telón

La muestra personal de la fotógrafa Yailín Alfaro forma parte de las actividades colaterales del 23 Festival Internacional de Ballet de La Habana

Autor:

Ledys Camacho

En una de las galerías del Centro de Desarrollo de las Artes Visuales se exponen, en imágenes fotográficas, los momentos únicos de la preparación de los bailarines del Ballet Nacional de Cuba antes de salir a escena, fruto de la creatividad de la artista del lente Yailín Alfaro Guillén.

Dedicada a la actual edición del Festival Internacional de Ballet de La Habana, la muestra En attendant recoge toda la magia que envuelve el tiempo previo al espectáculo, pues, en sus propias palabras en el catálogo, la joven reconoce que a través del visor de su cámara pudo disfrutar de un mundo inexplorado, que se le escabullía tras las deslumbrantes apariciones en escena de las bailarinas y bailarines, tras cada salto o giro, en cada movimiento.

«Conviví con estas escenas por algún tiempo, sin embargo, algo oculto, distante, insistente, emergía sin que yo lograra palparlo. Hasta entonces mi lente siempre estuvo enfilado, desde mi silla de platea, hacia el escenario. Fue entonces que en medio de una función, entre aplausos y alabanzas, crucé la línea que me separaba de ese mundo imaginado: los camerinos», precisó Alfaro.

La artista atrapa la visualidad de un espectáculo que no ocurre en escena, sino en los camerinos, cuando los bailarines se alistan para la función, puesto que siempre quiso adentrarse en esa otra atmósfera de creación artística, para captar la transformación de los bailarines en sus personajes.

Se trata de una muestra que discurre sobre el momento anterior al acto creativo de la danza, ya que las imágenes capturan otra visión de un espectáculo que transcurre entre bambalinas, mostrando una arista más humana del bailarín de ballet.

«La magia del espectáculo no moría con el descubrimiento de este otro mundo, cotidiano para cada bailarín, sino que renacía ante mis ojos el mundo oculto de estos seres excepcionales, que conocían muy bien cómo convertirse, en precisos minutos, en bellos o malvados personajes para enmudecer a los que todavía hoy creemos que fueron inventados para éxtasis de nuestra imaginación», puntualizó.

Los cisnes perfectos estaban ahora frente a Yailín desde la indiscreta intimidad que le brindaba su cámara. Entonces vio cómo se transformaban aquellas mujeres tangibles, en sueños e ilusiones. Cuánta pericia para convertir telas en plumas y manos en alas. Cuánta firmeza en el amarre preciso de sus zapatillas inertes que, minutos después, se tornarían en punto de apoyo para volar…

Señaló que, tras saciar su curiosidad, las imágenes comenzaron a aparecer en el visor de la cámara, convirtiéndose en este proyecto fotográfico y renovado de hacer fotos de ballet, pero, esta vez, tras el telón.

En attendant estará abierta al público hasta el 9 de noviembre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.