Proyecto comunitario fomenta museo vivo en La Habana Vieja

La iniciativa del barbero Gilberto Valladares terminó por convertir su vivienda-peluquería en un museo de nuevo tipo

Autor:

Juventud Rebelde

La experiencia del proyecto comunitario Artecorte, que fomenta el concepto de museo vivo en La Habana Vieja, fue expuesta este miércoles en Cienfuegos, por su líder, Gilberto Valladares, en el marco del Encuentro de ciudades cubanas Patrimonio de la Humanidad, destacó PL.

Con sede en el barrio del Santo Ángel, escenario de la novela Cecilia Valdés, monumento de la narrativa cubana del siglo XIX, la iniciativa del barbero Valladares terminó por convertir su vivienda-peluquería en un museo de nuevo tipo, vinculado al Plan Maestro de la Oficina del Historiador, explicó el propio creador.

Este es el museo del siglo XXI, fueron palabras del historiador de la capital cubana, Eusebio Leal, al referirse al establecimiento de Valladares, que atesora una colección de obras de arte e instrumentos antiguos relacionados con el arte de cortar el pelo, apuntó el guía del proyecto.

Otra faceta de la iniciativa iniciada por Valladares en 1999 constituyó la creación (por esfuerzo personal) de una escuela de oficios de carácter barrial, que acogió la formación como barberos y peluqueros de jóvenes de su demarcación.

Ese plantel está inspirado en el concepto de similares centros de formación de operarios, auspiciados por las Oficinas del Historiador o Conservador en las urbes cubanas con categoría de Patrimonio de la Humanidad, conferidas por la Unesco.

Se trata de un proyecto muy dinámico que trata de dignificar estos oficios y logra sumar de manera creadora a la comunidad, precisó Valladares.

Entre otras iniciativas apuntó la instauración del Premio Juan Gómez, que con su nombre homenajea 450 años después al primer vecino con licencia para ejercer como cirujano-barbero (a la usanza de la época) en la villa de San Cristóbal de La Habana.

El concepto de museo vivo alcanzará pronto a otros espacios comerciales del barrio intramuros encumbrado por el novelista Cirilo Villaverde (autor de Cecilia Valdés), como son las tiendas de víveres, adelantó el promotor.

Las acciones culturales vinculadas a Artecorte comprenden también la edición del boletín Notipelo (con una sección dedicada a la historia del oficio) y un torneo de fútbol sala, en el cual los equipos honran los nombres de las calles de la vecindad, como Peña Pobre, por ejemplo.

El Cuarto Encuentro de ciudades patrimoniales cubanas, que comenzó este miércoles en Cienfuegos, 250 kilómetros al sudeste de La Habana, reúne a expertos en el trabajo de restauración y conservación de sus respectivos centros históricos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.