Llegó la revista, ¡y doble! - Cultura

Llegó la revista, ¡y doble!

En medio del Festival de Cine se presentaron dos nuevos números de la revista Nuevo Cine Latinoamericano

Autor:

Jaisy Izquierdo

Dos nuevos números de la revista Nuevo Cine Latinoamericano fueron presentados en medio del 34 Festival de La Habana. La publicación, que nació en el año 2000, sacó a la luz por primera ocasión una edición correspondiente al verano y otra al invierno de 2012.

Tal esfuerzo se debe, en gran medida, a la consolidación de un joven equipo de profesionales que reúne junto a su jefe de redacción, Ariel Felipe Wood, a los diseñadores Lisette y Eloy, así como a los redactores Aylée Ibáñez, Salvador Salazar y Elisa Espineira. Todos congregados bajo la guía del eternamente joven Alfredo Guevara.

Con un espíritu lozano y novedoso, que pretende estar a la vanguardia de lo que sucede en la actualidad en nuestro continente, la revista estrena en su edición de invierno más de cien páginas, que incluyen entrevistas a diferentes personalidades como el productor argentino Pablo Robito; a Matías Bize, una de las luces del cine contemporáneo chileno; o a padres fundadores como Miguel Litín y Orlando Lübert.

«Como jóvenes redactores nosotros proponemos una línea editorial novedosa, lo más apasionada y revolucionaria posible, para ver qué es lo que está pasando con el audiovisual en nuestra región. Un ejemplo de ello es que en este número aparece un dosier con un tema nada tradicional como lo es la estética hacker. Nos interesan, además, aquellos temas que aborden las relaciones que se establecen entre el cine y la cultura o la sociedad, y otros que versen en torno al ámbito más general de la comunicación», explica el periodista Salvador Salazar.

Agrega que la publicación juega un papel de facilitadora entre un público amante del cine y determinantes figuras del medio cinematográfico, «que contactamos no solo en el Festival, sino también cuando vamos a visionar las películas en países como Chile, Argentina o México».

Este cercano contacto con la realidad audiovisual de nuestro continente y sus actores principales le ha permitido entender que nuestro cine «debe intentar encontrar un equilibrio entre un público desgraciadamente condicionado a la estética hollywoodense y un cine mucho más artístico, y que tiende —como me dijeron en una de estas entrevistas— "a mirarse al ombligo", a mirar determinadas preocupaciones que son candentes en la región».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.