La guitarra se hizo sentir en La Habana - Cultura

La guitarra se hizo sentir en La Habana

Trovadores cubanos celebraron este lunes en las afueras de Casa de las Américas el aniversario 45 del primer concierto de la Nueva Trova

Autores:

Lourdes M. Benítez Cereijo
Lourdes M. Benítez Cereijo

A pesar del frío que había en La Habana, en especial junto al mar, los jóvenes que se dieron cita en las afueras de la Casa de las Américas fueron testigos, este lunes, del concierto La guitarra sin envejecer, que un grupo de trovadores cubanos ofreció para celebrar el aniversario 45 del primer concierto de la Nueva Trova.

El bardo santiaguero Eduardo Sosa fue el encargado de abrir la presentación con temas de su repertorio y de Vicente Feliú.

Le siguió en el escenario Diego Gutiérrez, quien regaló tres temas de su autoría y la canción Es más, te perdono, de Noel Nicola; mientras que Roly Berrío se unió a Yaíma Orozco para interpretar Amor de millones, de Sara González.

Al cierre de esta edición el público cantaba y bailaba al ritmo de Pilón, de William Vivanco, y estaba previsto que el concierto lo completaran Tony Ávila y Kelvis Ochoa.

Estos jóvenes cantautores compartieron sus canciones e hicieron sentir con fuerza la guitarra, un digno homenaje para evocar aquel primer encuentro de Silvio Rodríguez, Noel Nicola y Pablo Milanés, que marcaría un antes y un después en la historia de la trova cubana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.