¿Qué hacen mejor?

El libro Los pintores escriben, presentado este miércoles en la Plaza de Armas, se adentra en los vasos comunicantes, sutiles o evidentes, entre la escritura y la plástica en la obra de 12 importantes creadores cubanos

Autor:

Aracelys Bedevia

A muchos artistas de la plástica les ha tocado la urgencia de expresarse con palabras. Esta dualidad creativa ha generado un debate que probablemente nunca tendrá una respuesta definitiva.

En los vasos comunicantes (en ocasiones sutiles, otras veces evidentes) entre ambas prácticas en la obra de 12 importantes creadores cubanos se adentra Los pintores escriben, editado por Boloña y presentado este miércoles en la Plaza de Armas.

El texto ofrece un acercamiento a la vida y obra de Severo Sarduy, Regino Boti, Fayad Jamís, Carlos Enríquez, Arístides Fernández, Marcelo Pogolotti, Raúl Martínez, Loló Soldevilla, Samuel Feijóo, Juana Borrero y Felipe Orlando, pertenecientes todos al siglo XX, excepto la Borrero que es de finales del XIX.

Sus autores, importantes críticos, convencen sobre la utilidad de moverse en más de un quehacer creativo, sugerencia carpentereana que siguen actualmente, incluso, dibujantes y pintores jóvenes como, por ejemplo, José Luis Fariñas, quien el sábado 23 presentará en La Cabaña su antología poética.

Los pintores escriben recoge un grupo de conferencias impartidas en la Fundación Alejo Carpentier en el 2011 por 11 escritores y críticos cubanos, con el propósito de rescatar, estudiar y promover la dualidad de un grupo de creadores que incursionaron tanto en las artes visuales como en la literatura, en diferentes etapas de la historia de la nación.

A Luis Álvarez, Jorge Núñez, Guillermo Rodríguez Rivera, Norberto Codina, Reynaldo González, Olga García Yero, Abelardo Estorino, Pedro de Oraá, Virgilio López Lemus, Elizabeth Mirabal y la doctora Graciela Pogolotti, pertenecen estos ensayos.

«El tamaño y el tono de las contribuciones varían en los ensayistas, desde prolijas y documentadas biografías en una cuerda académica ortodoxa hasta visiones más personales y libres, muchas veces salidas de un contacto humano directo entre el que escribe ahora y el que escribió y pintó», destacó Mario Coyula.

«Pintan, escriben… ¿qué hacen mejor?», pregunta el arquitecto Mario Coyula al inicio del prólogo. Los pintores escriben no solo distingue por la profundidad y seriedad de los ensayos, sino además por la elegancia, sobriedad y belleza de su diseño e impresión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.