Para recordar a J.J. - Cultura

Para recordar a J.J.

La Feria Internacional del Libro Cuba 2013 presentó un importante texto dedicado al cantante ecuatoriano Julio Jaramillo, considerado una de las voces más universales de esa nación sudamericana

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Bares, cantinas y sitios populares de Ecuador reverenciaban a un cantante singular: Julio Jaramillo. De aquel intérprete sin par, que hacía suyas canciones como Juramento, un tema conocidísimo en Cuba, nos llegó Rodando a J.J., tributo a Julio Jaramillo. La compilación, hecha por su coterráneo Raúl Serrano, fue presentada en los predios de la Fortaleza San Carlos de la Cabaña.

Serrano considera que todavía hoy la figura de Jaramillo está vigente en su país y así lo hizo saber al auditorio que asistió a la sala José Antonio Portuondo. «Autores como él, Gardel y Daniel Santos hicieron visible ese otro mapa que tiene que ver con la cultura del sentimiento que es nuestra América. J.J. hizo visible a los que habitan esa otra área de la nación, ese otro Ecuador secreto», ahondó el escritor.

Entusiasmado por la historia del cantante, el autor ecuatoriano explicó que en su texto encontrarán expresiones de la conmoción que causó en el pueblo la muerte de Jaramillo, narradas por personalidades tales como el poeta Fernando Artieda, y los escritores Raúl Vallejo y Fernando Nieto Cadena, entre otros.

Al hablar del contexto histórico en el que vivió el cantautor, Serrano expresó que en la obra musical de Jaramillo se percibe una mirada integradora en cuanto a los conflictos regionales del país sudamericano. Manifestó, además, que era un autor prohibido y que las élites no lo escuchaban en público, aunque sí en celebraciones privadas. Su público era el pueblo, la gente más humilde o que llevaba una vida dura, difícil.

Para el escritor Pablo Salgado, Julio Jaramillo será también recordado como uno de los exponentes del pasillo, un género, dijo, «que vino de España, se afincó en América Latina, y es, quizá, uno de los más emblemáticos de mi tierra». Destacó que en homenaje a J.J., el Congreso Nacional instituyó el 1ro. de octubre como Día del Pasillo, en tributo al cantante, que nació en esa fecha hace 78 años. «Actualmente el Ministerio Coordinador de Patrimonio está elaborando un documento para declarar ese género Patrimonio Nacional de la Nación», afirmó.

Con el precepto de que la memoria cultural de Ecuador también forma parte de la latinoamericana, María Belén Moncayo, titular del Ministerio Coordinador de Patrimonio de esa nación, relacionó a la importante figura con la isla antillana.

«J.J. representa el alma de nuestro pueblo, el corazón de las vivencias de los ecuatorianos. Hoy, esa memoria y las canciones de Jaramillo también las traemos aquí, al Caribe, a la tierra de José Martí, de nuestros hermanos revolucionarios del pueblo cubano», apuntó la funcionaria, a la vez que agradeció la posibilidad que brindan los organizadores de la Feria al dedicar la venidera edición del evento a Ecuador.

Perteneciente a la colección Letras, Memoria y Patrimonio, Rodando a J.J., tributo a Julio Jaramillo tuvo una cálida presentación en octubre último en la ciudad de Guayaquil, la tierra del cantante.

A Cuba nos llegaron sus interpretaciones más populares en la voz de Karla Kanora, quien estremeció con piezas como Fatalidad y sombras, al auditorio de la sala José Antonio Portuondo y donde estuvo presente Rafael Bernal, ministro de Cultura.

Es que como aseguró María Belén Moncayo, la voz de J.J. se escucha en «todas las cantinas, los bares, los barrios, y en el interior de los hogares de muchos ecuatorianos. Resuena también en el gabinete del presidente Rafael Correa. Miles de venezolanos, mexicanos y peruanos se disputan la nacionalidad de Julio, quizá porque no saben que es de Guayaquil, pero en realidad Julio Jaramillo es latinoamericano», sentenció.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.