Fraternidad y amor por la música

El autor de temas populares en la Isla como Precisamente ahora ha llegado a La Habana para ofrecer un concierto especial junto a Israel Rojas y Yoel Martínez. Buena Fe presenta a David de María sacudirá este viernes el teatro Karl Marx

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

David de María asegura que no son las fórmulas hechas por la industria musical las valederas para hacer canciones. El cantante español considera que es necesario dejar en cada minuto melódico la piel, los sentimientos, como cuño sincero para narrar las historias.

El autor de temas populares en la Isla como Precisamente ahora ha llegado a La Habana para ofrecer un concierto especial junto a Israel Rojas y Yoel Martínez. Buena Fe presenta a David de María será entonces un derroche de fraternidad y amor por la música, que sacudirá este viernes el teatro Karl Marx, como digna antesala de la Feria Internacional Cubadisco 2013.

En esencia, según reveló a la prensa este miércoles De María, la actuación constituirá un «puente de amistad verdadera, de enriquecimiento mutuo. Me enamoré de las letras y las melodías de Buena Fe, de la tesitura vocal de ellos.

«A mis 37 años, quién me iba a decir que estaría en Cuba, y sobre todo, porque es la madre musical del habla latina. Fusionar con músicos de aquí mi esencia y mi manera de componer, va a ser especial en mi carrera».

Para Israel Rojas este devendrá buen momento para que conozcan en nuestro país a creadores que en la actualidad hacen un «trabajo loable, encomiable» y recordó una experiencia similar el pasado año con el cantautor gallego Andrés Suárez.

Justo de aquella ocasión, Buena Fe sacó una canción que De María destaca por su sensibilidad y belleza. Volar sin ti se escuchará en el Karl Marx en las voces de David, Israel y Yoel, aunque el sencillo pertenece a Dial y fue escrito por Rojas y Andrés Suárez.

Hasta ahora ese fue el único adelanto de lo que sucederá esa noche. Aunque sí anunciaron la participación de un grupo de instrumentistas del patio, quienes se unirán a dos integrantes de la banda de David: el pianista Yaser Herrera, un cubano que toca con él hace más de dos años; y el percusionista Servando Quirós.

Al mismo tiempo, Buena Fe convidó a su invitado del viernes a participar en su concierto de hoy en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), en lo que constituirá un «ensayo en vivo» del espectáculo nocturno en el coliseo habanero.

Conocido también por ser autor de obras que han interpretado cantantes españoles como Malú, Ana Torroja, David Bustamante y David Bisbal, David de María se define como un autor que siempre está dispuesto al enriquecimiento mutuo y a encontrar nuevas fórmulas de melodía en los acordes y en la escritura. Y tiene allí una influencia enorme de Joan Manuel Serrat, Paco de Lucía, los Beatles, Pink Floyd y otros tantos que desde pequeño sus padres se encargaron de mostrarle en casa.

Cuando un compositor escribe, dice, «no existen fronteras, solo piel, sensibilidad. Son muchos años de composición para grandes intérpretes, sobre todo españoles. En mi caso no sería un buen compositor ni intérprete por separado, ambas funciones han hecho que siga viviendo de la música».

Ha encontrado espacios de presentación en el prestigioso Festival Viña del Mar de Chile, y han acogido su arte escenarios de México, Argentina, Venezuela, Colombia y Estados Unidos.

Posdata, compilatorio que hiciera con Warner Music en 2011, lo conecta con Cuba, gracias a la nominación que recibió de Cubadisco 2013 en la categoría de Premio Internacional y a la cual manifiesta su agradecimiento infinito.

Al detallarnos sobre el volumen resalta que desde hace alrededor de dos años lo promociona en varias partes del mundo, una labor que continuará la semana próxima cuando haga escala en ciudades de la Península como Cuenca y Vuelva.

En 12 temas, pasa un balance a más de tres lustros de creación. «Es un disco de canciones que escribí para otros artistas y Warner Music me propuso cantar y juntar en un CD», afirma.

Su pasión por componer no se ha detenido y ya junta más de una veintena de temas para un próximo álbum que debe salir en septiembre. El fonograma, como señaló a JR, mantiene una coherencia estética con sus producciones anteriores y es un paso adelante en su carrera. Incluyó allí al bajista Antonio Fidel, del grupo El último de la fila, que tanto lo marcara en su niñez y los músicos de su banda.

«Hay un paso adelante aquí, de valentía, en textos... Yo tengo este aspecto juvenil, pero ya peino canas y eso es lo que intento demostrar en mi disco. Quiero llegar a todo tipo de público, sin tener que estar dirigido a la fuerza hacia un género más juvenil o más hispano, que es donde siempre me ha intentado encasillar la industria».

Defensor a ultranza de su integridad como artista, autor de compactos tan exitosos como Barcos de papel —con el que vendió alrededor de medio millón de copias y lo introdujo en el mercado latinoamericano—, David de María tiene muy bien delineados sus principios estéticos y artísticos. «Me siento orgulloso de haber sido fiel a mis gustos personales. Nunca me he dejado llevar por las modas pasajeras. En España las tendencias de las radiofórmulas comerciales son muy dañinas para la propia idiosincrasia de un artista. Desgraciadamente, se le da la espalda a la copla, al flamenco.

«Sin embargo, me he mantenido fiel a un estilo entre el pop rock con mezcla andaluza. Soy de Jerez de la Frontera (Andalucía) y nací entre peñas de flamenco y guitarristas. No obstante, aprendí a hacer la escala pentatónica y blues a la hora de tocar la guitarra. Un estilo que uno va enriqueciendo con el tiempo».

Aún con la emoción dibujada en el rostro por su debut en la Isla, De María espera que esta «sea la primera de otras experiencias con Buena Fe. Por supuesto, de aquí me voy a llevar muchísima información emocional para  este último disco, es decir, que mi paso por Cuba ha dejado huella».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.