Trabajar, construir, apostar

De intenso calificaron el debate que este miércoles se desarrolló en la Asamblea Provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Santiago de Cuba

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Santiago de cuba.—¿Hacia dónde va Cuba? ¿Cómo la pensamos? ¿Cómo participan los jóvenes en la construcción de su país? ¿Cómo son o serán nuestros hijos? ¿Les interesa su país y su cultura? ¿Cómo serán si no leen, si no se incentiva la cultura? ¿Cuáles serán sus profesiones? ¿Cómo serán como profesionales? ¿Cómo los atraemos con propuestas culturales y educativas? ¿Qué les proponemos?

Una tras otras, el reconocido escritor Yunier Riquenes comenzó a lanzar estas interrogantes, que fueron el detonante del intenso debate que caracterizó este miércoles a la Asamblea Provincial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Santiago de Cuba, la cual contó con la presencia de Lázaro Expósito, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en este territorio; Félix Ulloa, funcionario del departamento Ideológico del CC; Joel Pérez, segundo secretario del Buró Nacional de la UJC, y Fernando Rojas, viceministro de Cultura, entre otros invitados.

Yunier entonces reflexionó ya más pausado y entre otras apreciaciones dijo que varias personalidades cubanas de la cultura se han pasado insistiendo sobre el tema de la juventud. Alfredo Guevara, recientemente fallecido; Graziella Pogolotti y Armando Hart. Si los leemos, enseguida nos percataremos de su preocupación por la juventud, de la necesidad de diálogo con la juventud, de establecer ese contacto con la juventud de la que hablara Ernesto Che Guevara.

Más adelante señaló que la vida es dinámica y se transforma, como también debe transformarse la manera de proponer y defender lo que realmente es nuestro.

Desde la experiencia del quehacer de la AHS, cuyo II Congreso se efectuará entre el 16 y 18 de octubre venidero, el trovador Rafael Moreno, vicepresidente de la célula de Contramaestre, asegura que arduo ha sido el trabajo de su organización para encarar el enorme desafío planteado por Riquenes, sin embargo, no han faltado las trabas y la desidia. «En 15 años hemos intentado cambiar la mentalidad de algunos funcionarios, quienes ven a los miembros de la AHS como a muchachos “clandestinos y peligrosos”».

«Lo mejor es que no nos cansamos y seguimos adelante con el arte, conscientes de que todo lo que nos propongamos se puede materializar. Lo demuestran las obras que engalanan la ciudad, que salieron de nuestras manos; las peñas, los conciertos que realizamos», y sin embargo, dijo que a veces nos cuesta convencer a ciertos decisores de que vale la pena, de que nuestro quehacer es el mejor aporte que le podemos entregar a la Revolución.

¡Qué distinto sería todo si encontráramos apoyo! Las instituciones nos atienden, mas muchos no nos entienden, y entonces nos dejan solos. Claro, están quienes se han aprovechado de esta situación, gente que no comparten nuestros principios y nos han ofrecido dinero, recursos, y nos hemos negado, porque nos interesa realizar nuestra obra desde la Revolución. Por eso es tan esencial el cambio de mentalidad al que ha llamado Raúl, pero que no se acaba de observar a plenitud a nivel institucional, afirmó Moreno.

Bien lo sabe el promotor cultural Eloy Díaz, de Songo la Maya, que «lo que no se encuentra hoy en las instituciones culturales que están viciadas y solo piensan en las mismas actividades encasilladas y programadas para el fin de semana, se busca en otros espacios. La política cultural cubana siempre ha sido muy inclusiva y le ha dado cabida a todo lo que se haga a favor de la cultura cubana y del enriquecimiento de la espiritualidad del pueblo. Y nosotros no somos una entidad aparte ni una organización aparte del sistema de la Cultura, sino que constituimos la continuidad de la Cultura, la continuidad del pensamiento más revolucionario que siempre ha existido en Cuba».

Eric Carballosa, periodista y realizador radial, centró su mirada en otra arista que le preocupa: ¿Qué se está consumiendo hoy en los medios o fuera de estos? Para él fuera de los medios hay mucho consumo de los peores productos audiovisuales. Sin embargo, eso no se contrarresta solamente con un escrito en el periódico Sierra Maestra, o con decirlo en una asamblea o en un congreso.

«A veces hasta nuestros creadores repiten esos patrones seudoculturales.  Si a eso se suma que a las propuestas audiovisuales del patio les falta creatividad, hondura artística, imaginación, luces, audio, promoción... Creo que un evento como el Taller y Concurso Nacional de la Radio Joven Antonio Lloga in Memóriam, como auténtico espacio de debate, debe constituirse en una plataforma que nos ayude a repensarnos».

Lo que más inquieta a Rolando Leyva Caballero, miembro de la sección de Crítica e investigación y profesor de Historia del Arte, de la Universidad de Oriente, es que no se comprenda que los jóvenes son el relevo, los que deben llevar adelante el proceso de transformación que vivimos. «Tengo la sensación de que algunas instituciones no confían, pero hay que acabar de superar esa visión. Se nos oye, pero no se nos escucha, y cuando ejercemos la crítica se ve como un ataque, cuando se trata de un deseo de dar soluciones».

Rubén Aja, artista de la plástica, quien a partir de ahora conducirá las riendas de la organización en la filial de Santiago de Cuba, tiene la esperanza de que se tomará conciencia de que la Asociación no es una organización integrada por creadores que piden presupuesto, sino por creadores que participan de los procesos culturales, sociales y políticos, por «jóvenes que trabajamos en pos del mejoramiento humano», para alimentarle el alma a la gente.

Al concluir la reunión, el primer secretario del Partido en la provincia, Lázaro Expósito, convocó a los jóvenes escritores y artistas a seguir participando de la vida cultural del territorio. «Ustedes no pueden trabajar solo de cara al Congreso. Tenemos que seguir debatiendo sistemáticamente los problemas que más les preocupan, los obstáculos que impiden que puedan realizar sus obras y ponerlas al servicio del pueblo. Los vamos a acompañar en ese empeño», concluyó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.