Circuba se va a los barrios venezolanos

Unos 15 espectáculos semanales realiza el Circo Nacional de Cuba en diferentes zonas geográficas de Venezuela, donde el público puede disfrutar de números de acrobacia, contorsionismo, magia, malabares, gimnástica, payasos y variedades

Autor:

Osviel Castro Medel

CARACAS, Venezuela.— Miles de presentaciones en escuelas, comunidades, instituciones y lugares públicos ha realizado en nueve estados de Venezuela el Circo Nacional de Cuba desde abril de 2008.

Los espectáculos, que buscan el esparcimiento y el bien espiritual de los venezolanos, comprenden números de acrobacia, contorsionismo, magia, malabares, gimnástica, payasos y variedades, entre otras propuestas.

El cubano Rolando Rodríguez Romero, coordinador del Circo del Sur en Venezuela, explicó que los artistas están realizando unos 15 espectáculos semanales, lo que conlleva mucho esfuerzo en las presentaciones, pero al final la buena reacción de las personas hace grato el sacrificio.

«La acogida del público ha sido excelente, grande; porque esto es un arte de familia y esto no se ve comúnmente en la calle», dijo Rodríguez, después de una presentación en una escuela del barrio de Petare, estado de Miranda.

Agregó que en estos instantes el Circo trabaja fragmentado en tres zonas geográficas: Zulia, Barinas y el Distrito Capital, y que las presentaciones se han desarrollado en guarderías, simoncitos (escuelas primarias), liceos, urbanizaciones, hospitales, terminales, estaciones del metro y centros de servicio.

«Dondequiera que llegamos nos piden que regresemos y eso es maravilloso», sentenció Rodríguez, quien agregó que estas actuaciones para el disfrute de la patria de Bolívar se complementan con la formación en Cuba de artistas circenses venezolanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.