Creer en la cultura - Cultura

Creer en la cultura

En la Asamblea de Balance de la Asociación Hermanos Saíz del Municipio Especial de la Isla de la Juventud, los artistas reconocieron el poder de la cultura y el arte para transformar y mejorar la sociedad

Autores:

José Luis Estrada Betancourt
Adianez Fernández Izquierdo

NUEVA GERONA.— «La juventud no puede dejar de defender aquello en lo que cree, y la Asociación Hermanos Saíz (AHS) cree en el poder de la cultura y el arte para transformar y mejorar la sociedad».

En la Asamblea de Balance de la AHS del Municipio Especial de la Isla de la Juventud, Lázaro Chirino (Audiovisuales) expresó este jueves con pasión un principio que los creadores tienen muy claro en tierra pinera; algo que, «al parecer la mayoría de las instituciones no han entendido del todo. Evidentemente no basta con nuestras ideas e iniciativas, mientras no se nos mire, escuche, ni se nos dé el papel que nos corresponde».

Por esa razón, en busca de un espacio desde donde se irradiara lo más auténtico del arte, los asociados se «adueñaron», según explicó Katia Álvarez, periodista de la TV, del inmueble conocido como 2219, número de su ubicación en la calle José Martí, «un solar depauperado que convirtieron en el lugar de más alta convocatoria del territorio, por la notable concurrencia de un público ávido de ese tipo de propuestas.

«Un intento hermoso, situado a pocos metros de un lugar que los jóvenes llaman “El pantano” (la discoteca), que se distinguía por la calidad de sus actividades, sin embargo, los muchachos tuvieron que salir por temor a que las paredes se les cayeran encima, pero con la promesa de que sería acondicionado. Pero, lamentablemente, la vida sigue igual».

Y no es que no exista una Casa del Joven Creador, (CJC) sino que la de allí, como recuerda Maikel Jorge Pascual (Audiovisuales), se ve limitada a la hora de llevar adelante su programación, por encontrarse frente a la funeraria, permanecer sin baños... Mientras, Oscar Martén León se inquieta por el estado de las artes escénicas, a partir de que «los teatros están muy deteriorados, y no hay locales para ensayo y los tabloncillos para la danza están pésimos».

Por su parte, el escritor Javier Negrín cree que no se está haciendo todo lo necesario en la formación espiritual de los jóvenes. «Cuando no pocos solo se interesan por La voz kid y Belleza latina, aquellos que desarrollan una sensibilidad y pudieran influir en sus iguales, ya no estarán, porque lo más seguro es que la mayoría, como ha demostrado la práctica, no querrá regresar de la capital».

Pero a decir del escritor Rafael Carballosa han existido otros problemas con las miradas a la Isla de la Juventud. «Ya tuvimos que dar una pelea para que se mantuviera nuestro equipo de pelota, al tiempo que persisten serios problemas con el premio literario de la ciudad y con el emblemático taller Terracota 4; ni siquiera un proyecto de rap como Kausa Justa, que ganó por primera vez un premio Cubadisco, para nuestro orgullo, ha logrado hacer su concierto...

«Sinceramente, el panorama es tremendamente agreste, a pesar de que en todos estos años no hemos dejado de llamar la atención y exigido que se hallen soluciones». Como Carballosa, Daniel Zayas, también de Literatura, piensa que «ya es hora de realizar acciones concretas, efectivas, que realcen la confianza de los artistas en sus instituciones. Nos vemos en la maldita circunstancia de una isla que mira a la otra como si fuera un continente, añorando que acá haya una correcta aplicación de la política cultural, que para que sea verdaderamente efectiva debe implementarse a partir del acercamiento con los artistas, del diálogo».

La inquietud de Carlos Cabrera tiene miras en el futuro. Este joven pintor, quien admite que su obra es fruto de dos academias: sus abuelos y sus maestros, que fueron su inspiración: el desparecido Idilio López, Vladimir, José Ramón González, artífice de Terracota 4... «Ellos son nuestra referencia, quienes legitimaron el arte aquí, pero ni se les atiende ni se les promueve como debe ser, siguen con un “camión” de proyectos sin realizar. Si eso ha ocurrido, pregunta, ¿qué pasará con nosotros?».

Su colega, Yahudi Rodríguez, en tanto, sueña con que nazca en esa tierra un museo de arte pinero, «para que nuestros artistas no sucumban en el olvido; un museo que cuente la historia de Terracota 4, de la academia Wifredo Lam, que muestre nuestro quehacer». Y en el campo de los sueños también están una revista que refleje la vida cultural del territorio y la materialización de un estudio de grabaciones que, como explicó Randy González Enamorado, quien seguirá conduciendo los pasos de la AHS en esa filial, comenzó a gestarse con la donación, por parte del cantautor Raúl Torres, de una consola de última generación.

En abierto y sincero intercambio, Ernesto Reinoso Piñeira, primer secretario del Partido en la Isla de la Juventud, convocó a los asociados a que continuaran confiando en la capacidad de la Revolución para resolver las dificultades, tras explicarles la compleja situación que arrastra la Isla de la Juventud después del paso de los ciclones, razón por la cual ya se puso en marcha un Programa de desarrollo integral.

«Cierto que ha habido morosidad, desidia, falta de comprensión de que igual que estamos llamados a producir más y a potenciar los servicios, también la cultura nos salvará. Lo importante es que ustedes están dispuestos a seguir entregándose, a apostar, y que contribuirán con su obra a alegrar a este pueblo que tendrá que trabajar muchísimo para poder materializar esos proyectos de desarrollo».

Arte joven e identidad

ARTEMISA.— Crear desde la propia AHS espacios para la superación de los afiliados, elevar la participación de los jóvenes creadores en los proyectos de ornato y embellecimiento de la ciudad, así como estrechar más los vínculos de los artistas con el pueblo y los medios de comunicación, fueron algunas de las líneas de trabajo desprendidas del debate durante la Asamblea Provincial de la Asociación en este territorio.

Luis Jiménez Hernández, de la sección de Literatura, solicitó apoyo de las instituciones para llevar las obras a la comunidad, a las escuelas. «El arte puede salvar a un ser humano, evitar que se pierda en el vacío. Existen pocos espacios para socializar la literatura en el barrio y hemos de interactuar con los lectores, pues nosotros también tenemos una función sociopolítica», dijo, al tiempo que instó a crear mecanismos de superación dentro de la propia AHS, aprovechando el talento de los miembros.

El tema de la promoción ocupó varias intervenciones. Darién Blanco Pérez, cantante de Switch, solicitó que a quienes producen música alternativa, literatura, teatro…, se le diera la misma difusión que a los cantantes de música popular. «Queremos tener nuestro espacio y llevar nuestro arte al pueblo, que nos conozcan».

Georgenis Espinosa Lemus, de Artes escénicas, expuso una preocupación de muchos presentes. «El Pabellón Cuba, sede nacional de la organización, debe dar participación a todos por igual, y no quedarse solamente con los reconocidos a nivel nacional o los residentes en la capital».

Hubo también muestras de preocupación por la imagen de la provincia y su identidad. Rolando Galindo Pérez, asociado de nuevo ingreso, mostró inquietud por las obras que se hacen para embellecer la ciudad. «Tenemos un gran compromiso con el ornato y decoración de Artemisa, y hay que ser más selectivo en lo que se hace. Creo que se deben retomar los concursos para realizar obras con calidad, impacto visual, funcionalidad. En nuestro propio patio hay bueno artistas, solo se debe estimular el talento, la competencia y la creatividad para transformar para bien la imagen de nuestra joven provincia», expresó.

Identificaron como una fortaleza la CJC, donde se ha de poner empeño para garantizar una programación estable y atractiva, a pesar de que persisten deficiencias materiales que atentan contra esto.

José Antonio Valeriano Fariñas, primer secretario del Partido en la provincia, los invitó a intercambiar ideas, integrar proyectos, proponerse metas y elevar la calidad de todo lo que hagan. «Deben trabajar en su estrategia de promoción y explotar al máximo las posibilidades que brindan los medios locales, y crecer, porque hoy es mucho el talento joven que no está asociado. Ustedes son una fuerza importante que puede ayudar a la construcción de la identidad de la provincia.»

Durante la cita, encabezada por Julio César García Rodríguez, funcionario del Comité Central, fue elegida la nueva dirección de la filial, encabezada por Eliecer Miranda Gálvez.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.