Una estrella en la Memoria del Mundo

Con los documentos de Ernesto Che Guevara, ya suman tres las colecciones cubanas inscritas en el Registro Internacional de la Memoria del Mundo, de la Unesco

Autor:

Marianela Martín González

Su imagen guerrillera se reprodujo en camisetas. Su boina con la estrella solitaria conquistó la juventud de varias generaciones y se convirtió en símbolo de la lucha de los humildes y explotados. Pero solo hace pocos días la colección que resume su vida y obra —desde la adolescencia y juventud y hasta el Diario de Campaña en Bolivia— se incorporó en el Registro Internacional de la Memoria del Mundo, de la Unesco.

Con ese recordatorio, Juan Antonio Fernández, presidente de la Comisión Nacional Cubana de la Unesco, inauguró este viernes la ceremonia por la inscripción de la Colección Vida y Obra de Ernesto Che Guevara en el Registro Internacional de la Memoria del Mundo.

En el acto, celebrado en el Complejo de Museos Histórico Militar Morro-Cabaña, donde el Guerrillero tuvo en algún momento su comandancia, Fernández valoró como una feliz coincidencia que casi en la misma fecha del aniversario 85 de su natalicio, la Unesco aprobara la referida inscripción.

Apuntó que esta colección presentada por el Centro de Estudios del Che, a través del Comité Nacional de la Memoria del Mundo y el Ministerio de Cultura del Estado Plurinacional de Bolivia, contiene 1 007 documentos que abarcan el período de 1928 a 1967; y de estos hay 431 manuscritos originales.

Los documentos del Guerrillero Heroico se unen de este modo a la Papelería de José Martí y a la Colección Noticiero ICAIC Latinoamericano, inscritos anteriormente en el Registro Internacional de la Memoria del Mundo.

La Doctora Berarda Salabarría, presidenta del Comité Nacional de la Memoria del Mundo, subrayó que para gestionar la inclusión de los documentos del Che se tuvo en cuenta que la obra del eterno guerrillero trascendió el Tercer Mundo, y su pensamiento altruista se funde con la práctica revolucionaria evidenciada en su acción.

Recordó que esos documentos fueron conservados con celo infinito por el mismo Che, como si hubiera sabido que un día no lejano servirían para conducir a la humanidad en la construcción de un mundo más justo.

Entre los asistentes se encontraban el Doctor Armando Harta Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano, familiares de los cinco luchadores antiterroristas cubanos presos en cárceles estadounidenses; el embajador de la República Bolivariana de Venezuela en nuestro país, Edgardo Ramírez, y familiares del Che.

Aleida Guevara dijo que con la inscripción de los documentos de su padre al amparo de la Unesco, estos serán custodiados y protegidos para que las nuevas generaciones puedan beber de su savia, sin que se tergiverse la verdad histórica, y agradeció a los compañeros que han resguardado los mismos y han permitido estudiar y conocer el pensamiento guevariano.

«Estos documentos que conservaremos para las nuevas generaciones van a dar la posibilidad de conocer al hombre; no solo al estadista, al Che político de alta estatura, sino al ser humano que amó a su esposa y a sus hijos con mucha ternura».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.