La corte del faraón en Lírico pinareño

La compañía Ernesto Lecuona asume una de las puestas en escena más complejas del bell canto

Autor:

Mayra García Cardentey

PINAR DEL RÍO.— La compañía de teatro lírico Ernesto Lecuona, de esta provincia, estrena por estos días la opereta española La corte del faraón, de Vicente Lleó, con el ánimo de continuar la línea artística de la agrupación de diversificar su repertorio activo.

En una temporada de presentaciones en el insigne teatro Milanés el Lírico pinareño, el más antiguo de Cuba, representa una obra escénica ambientada en Egipto y única en su género por su carácter desenfadado y picante, repleto de situaciones extremadamente cómicas que no dejan indiferente al espectador.

Bajo la dirección general de Francisco Alonso las funciones cuentan con las actuaciones de Gerardo Barrera y Adán Rodríguez como el Faraón; Yaquelín Barrera y Ana Ginet Valdés como la Reina; Lota es interpretada por Liudmila Pérez, Yaimelín Puentes y Silenia Rodríguez; en tanto el personaje de Putifar lo encarna Yariel Sierra.

Otros intérpretes son Reinier Blanco y Luis Lemus como el Casto José; Railsy Guzmán defiende a Arikon, y Aliana Santiesteban, Idalmis Hernández y Yaidelis Lorenzo se desenvuelven como Raquel, entre otros actores incluidos en la puesta.

«La obra está escrita en verso, esta es una característica especial que hace mucho más compleja la escenificación», especificó Alonso.

El también cantante realzó el hecho de que un mismo actor lírico encarna varios personajes en diferentes días. «Con un elenco reducido hemos rotado los papeles, de manera que nuestros integrantes puedan lo mismo hacer protagónicos que secundarios o coros. Sirve como un espacio de entrenamiento profesional».

La obra, asumida en su mayoría por noveles artistas egresados de la unidad docente de la compañía, algunos incluso actúan por primera vez en roles principales, muestra la vitalidad de un género que cada día gana más adeptos jóvenes en el territorio.

Con siete semanas de montaje escénico y un mes de trabajo orquestal bajo la batuta de Emilio Rey Barrios, la pieza tiene una duración de una hora y 50 minutos, donde la escenografía y el vestuario engalanan y tipifican la puesta en escena.

La corte del faraón se estrenó en Madrid en el teatro Eslava el 21 de enero de 1910, con libreto de Guillermo Perrín y Miguel de Palacios, y música de Vicente Lleó.

En la pieza lírica se mezclan elementos de opereta, zarzuela, revista, e incluso cuplé. Está encuadrada dentro del género denominado «sicalíptico», famoso por sus diálogos llenos de insinuaciones y connotaciones sexuales, canciones de aroma picaresco y enredos de corte humorístico.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.