Recordada Masterclass Camaquito 2013 - Cultura

Recordada Masterclass Camaquito 2013

La idea, nacida del contrabajista Egmont Rath, profesor asistente en el Musikkolegium Winterthur, en la ciudad de Zürich, en Suiza, tuvo un impacto inmediato en estudiantes de música de Camagüey

Autor:

Heidy Cepero Recoder

CAMAGÜEY.— Todavía se habla en la Ciudad de los Tinajones de la experiencia favorable que aportó a los futuros músicos del territorio, el evento Masterclass Camaquito 2013, que por primera vez se desarrolló aquí, y en el país, con el auspicio de la Organización no Gubernamental (ONG) Camaquito, puente de comunicación cultural entre Suiza y Cuba.

Las clases magistrales impartidas por expertos suizos en música de cámara a los estudiantes de cuerdas frotadas de quinto y sexto años de la Escuela Vocacional de Arte Luis Casas Romero, y a los del Conservatorio de Música José White, sede de las jornadas académicas, aportaron a las interpretaciones nuevas técnicas musicales de los instrumentos de cuerdas.

La idea, nacida del contrabajista Egmont Rath, profesor asistente en el Musikkolegium Winterthur, en la ciudad de Zürich, en Suiza, tuvo un impacto inmediato en el desarrollo musical del trabajo cameral de la orquesta agramontina.

Su afán de colaborar con ayuda material al talento artístico de la vanguardia joven proporcionó la donación de instrumentos, atriles y otros materiales que contribuirán al progreso de esta agrupación, que distingue por su «excelente factura musical y calidad interpretativa», dijo Egmont Rath, quien además es responsable de la orquesta infanto-juvenil del Conservatorio en el proyecto Camaquito.

Los profesores que impartieron las clases son prestigiosos músicos que forman parte de la Tonhalle Orchester Zurich (Orquesta Nacional de Zürich). Destacaron también Samuel Alcántara, contrabajista venezolano y el suizo Michel Willi, en el violín y viola.

El trabajo de Egmont Rath con la orquesta de cámara camagüeyana inició en 2011, después de que el compositor cubano Guido López-Gavilán dirigiera un año antes un concierto de la orquesta del Musikkolegium Winterthur, con obras de su propia autoría. «Estoy muy contento con el avance que ha mostrado la orquesta del conservatorio y con el trabajo que se realiza», confesó Rath, amigo cubano con más de una decena de visitas al país.

El intercambio académico finalizó con un concierto clausura en la Oficina del Historiador de la ciudad, donde se interpretaron obras de diversos compositores contemporáneos y se homenajeo a López-Gavilán, a partir de una versión revisada y aprobada por este compositor para contrabajo, Monólogo, que interpretó Samuel Alcántara. Una sorpresa para los exportadores lo constituyó José Enrique Santos, bailarín del Ballet de Camagüey, quien apoyó corporalmente a la música.

La camerata juvenil, integrada por jóvenes de la orquesta infanto-juvenil del Conservatorio, interpretó dos tangos, uno de Astor Piazzola y otro de Hailen Guilarte.

Resaltó en el espectáculo Melissa Rivero, estudiante de la escuela elemental de música, quien hizo vibrar a los presentes con su impecable interpretación del Capricho No. 7 de Pierre Rode.

La presentación del violinista Michel Willi conmovió a los conocedores de la obra de Fritz Kreisler, al interpretar Preludio-Allegro, con maestría y musicalidad, cual si fuera la última clase que el maestro imparte a sus discípulos.

Es meritorio reconocer a la pianista que acompañó a los profesores invitados, Lourdes Cepero, que pertenece al dúo profesional A Piaccere, de contrabajo y piano de Camagüey.

* Musicóloga

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.