Cuatro voces hacen Vidas - Cultura

Cuatro voces hacen Vidas

El cuarteto femenino santiaguero resalta por la interpretación de géneros criollos y foráneos, con distinción y cubana

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Son cuatro voces que impactan. Se pasean con soltura y precisión, del gospel al blues, del negro spiritual al country, de la canción cubana al son. «Desmenuzan» cada partitura con la finura de sus interpretaciones. Se hacen llamar Vidas y han nacido en un escenario tradicional para la música coral: Santiago de Cuba.

Fue en el año 2000 que Ana Hernández, su líder, decidió emprender este desafío. Ella, cuyo matiz de soprano ofrece también distinción a este cuarteto femenino, quiso retar el trabajo de este tipo de formato al realizar una labor interesante con el canto, nada menos que a capella.

La búsqueda de una persona con las condiciones vocales requeridas es uno de los asuntos que más preocupan a la hora de conformar el grupo. En el caso de Vidas, realmente no fue muy fácil hallar las voces para organizar el cuarteto y, sobre todo, el encontrar la voz que hace la función de bajo, para lo cual es imprescindible que la cantora (o cantor) tenga una tesitura amplia que pueda subir o hacer un «grave».

Hernández convidó a su colega Maryoris Mena (contralto bajo), y sumó a Annia del Toro (contralto) y Koset Muñoa (mezzo soprano), para así compartir juntas sueños musicales. Todas procedían del coro Madrigalista, la agrupación vocal más antigua de la urbe oriental.

Según relata Ana a Juventud Rebelde, sus intereses en los comienzos eran «hacer todo tipo de música pasando por la cubana: son, bolero y canción, pero no quedarnos en nuestro espectro, sino que también interpretáramos melodías universales enfocadas en otros estilos, como los negro spiritual y el gospel».

Vidas integró la experiencia acumulada en el Madrigalista, pero fue más allá: «Teníamos la intención de hacer un trabajo en pequeño formato que exigiera afinación de nosotras, y una voz particular para poder integrarse al resto, pues no es lo mismo hacerlo en un coro que en cuarteto».

Aunque Santiago de Cuba es una ciudad de tradición coral, Ana Hernández destaca que también ha tenido muy buenos cuartetos y en ello se basaron para crear el suyo. Ha sido el enfoque musical de la agrupación uno de los elementos que más sobresalen, ya que encuentran en la técnica interpretativa recursos indispensables para cada actuación.

Actualmente, el cuarteto santiaguero profundiza en sus potencialidades artísticas y exhibe un repertorio que contempla géneros tan exigentes como el jazz, el blues, el country, el folclor caribeño y la sonoridad brasileña. El desafío cobra una fuerza mayor porque estas cuatro mujeres cantan cada pieza en el idioma original en el que ha sido compuesta y respetando el estilo al que pertenece.

Influenciadas por dos referentes dentro del panorama sonoro nacional, Vidas reconoce como un acto necesario y que conduce a un futuro promisorio para los cuartetos, el fomentar en la Isla encuentros de intercambio entre quienes hacen música desde estas formaciones musicales.

«Las D’ Aida han sido una fuente donde todas bebemos. Pero, de hecho, la inspiración nuestra es Gema 4, un cuarteto perteneciente a la historia musical cubana más reciente. Tienen un trabajo formidable, una selección de voces exquisita y volvieron a defender los cuartetos femeninos», aseguran.

En el amplio diapasón de paradigmas que estas artistas tienen se encuentra la maestra Digna Guerra, de quien resaltan su labor con el Coro Nacional, y en especial, con el Entrevoces. «Hace un trabajo minucioso, maravilloso, y escoge bien los timbres de sus cantores», dicen.

Quienes deseen escuchar el acople perfecto de las cuatro voces que nutren a Vidas pueden acercarse los miércoles al santiaguero Museo de Ambiente Histórico Colonial; seguirlas los jueves a la capilla de la Fortaleza San Pedro de la Roca; o encontrarlas, el segundo sábado de cada mes, en la peña El ala del colibrí. Sin embargo, es el Museo del Ron el espacio donde el cuarteto ensaya, monta sus obras, recibe a los amigos, y actúa para el público cada lunes del mes.

Aplaudidas en festivales y conciertos internacionales, el cuarteto femenino se ha presentado en escenarios de España, Alemania, Venezuela, Francia, México, Guadalupe y Ecuador, entre otros países.

Un fonograma a punto de grabar, del que no desean ofrecer detalles aún, y la preparación de un interesante espectáculo, serán los nuevos senderos nacionales de Vidas, pues es deseo de estas mujeres el darse a conocer en la Isla que las ha visto nacer y crecer como artistas.

«Pensamos presentar este concierto —para el cual contamos con el apoyo del Comité Provincial de la Uneac— a finales de este año. Hacerlo en Santiago es lo primero, pero nuestra intención es llevarlo a los principales teatros del país», sentencian.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.