Revitalización de la literatura para niños

Rompió récord de participación uno de los concursos de literatura más prestigiosos del país

Autor:

Mayra García Cardentey

PINAR DEL RÍO.— Como una edición memorable para literatura infantil calificó el laureado escritor para niños Nelson Simón, los XXV Premios Loynaz, dados a conocer recientemente en esta provincia.

«El incremento y la calidad de las propuestas dan muestra del auge significativo que adquiere un género usualmente subvalorado por literatos y editoriales», explicó Simón, Premio de la crítica en diversas ocasiones.

En dicho apartado resultó ganadora la villaclareña Leidy González Amador, por Hoy es martes, una novela que destaca por la frescura del tono, el cuidado del lenguaje y una prosa ágil y contemporánea.

Primera mención en literatura infantil correspondió al poemario Agosto en la tarde, del pinareño Reinaldo Álvarez Lemus; mientras Hiedras y trino, de su coterráneo Samuel Cruz Guedes, recibió igualmente reconocimiento.

Por lograr un ritmo en ascenso en una escritura inteligente y de alta sensibilidad, Anatomía de la ignorancia, del avileño Herbert Toranzo Falcón, se agenció el máximo lauro en poesía.

Menciones recayeron en Los bajos reinos, del pinareño Yunier Serrano (Valerio), y Bon Appétit, de la espirituana Dalila León Meneses.

El galardón en narrativa correspondió a La lógica según Roberto, del habanero Nguyen Peña Ruig, por la capacidad para desarrollar un modo narrativo, preciso, fluido y coloquial, además de la integración que se logra en la atmósfera y la tensión argumental.

Menciones fueron para La cima, del espirituano Isbel González González; Los invencibles, de la capitalina Yusimí Rodríguez López; e Historias debidas, del tunero José Alberto Velázquez.

El jurado del certamen estuvo integrado por Raúl Flores, Jorge Ángel Hernández y Alfredo Galiano en narrativa; Lina de Feria, Teresa Fornaris y Maikel Rico en poesía; y el de  literatura infantil, por Soledad Cruz, Susana Haug y Nelson Simón.

Para la ocasión se presentaron 179 trabajos de todas las provincias del país, con destaque para La Habana, Villa Clara, Sancti Spíritus y la provincia sede.

El Premio Loynaz, está auspiciado por el vueltabajero Centro de promoción y desarrollo de la literatura Hermanos Loynaz, único de su tipo en el país, ya que aloja parte de la biblioteca de la afamada familia, así como condecoraciones y otros objetos de valor patrimonial. También la institución tiene a su haber el desarrollo del sello territorial bajo el mismo nombre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.