Soy un hombre de mucha fe

Optimista y diáfano en sus respuestas, Paulo FG comentó a nuestros «ciberlectores» sobre sus múltiples proyectos, que van de la música al cine, e hizo revelaciones acerca de su vida personal

Autores:

Yelanys Hernández Fusté
Yuliet Gutiérrez

Un artista sueña, teme, se obsesiona y tiene defectos. Es un ser real que palpita y mira la vida como la gente común. Su excepcionalidad está en que a través de su obra dibuja esa cotidianidad que sus semejantes defienden, enarbolan.

«Mi mayor sueño es ver mi país desarrollado y toda la capacidad y talento de su gente realizado. Mi temor: la falta de justicia en el mundo. Mi obsesión es la música, y mi defecto: no alcanzarme nunca el tiempo, necesito un poco más para leer», así tecleó Paulo Fernández Gallo a Suzana, una audaz lectora que le pidió mirarse por dentro.

Cauto en sus respuestas y con una sinceridad desbordada, el artista, conocido en los escenarios como Paulito FG, dibujó en palabras todo cuanto lo define. Una lista de «ciberperiodistas», que sobrepasó los 80, indagó sobre su vida y sus pasiones. La web de Juventud Rebelde solo sirvió de puente, de cómplice perfecto para descubrir a ese compositor intenso que desde la música popular bailable defiende la cubanía por más de cinco lustros.

«¿Qué le hace feliz?», lo interrogó Armando. Paulo fue explícito: «Lo que realmente me hace feliz es cantar en un escenario para que la gente se sofoque...», escribió.

El desamor y la insensibilidad humana, el abandono y el mal gusto, el oportunismo desfachatado, la ignorancia y la falta de sentido común son buenas razones para deprimirse..., le comentó el autor de Ilusión de papel a Yoan, un usuario interesado en saber sobre los sentimientos o actitudes que lo desalientan, «pero soy un hombre de mucha fe y bastante optimista, por lo que me deprimo muy poco», aclaró Paulo. Greisi le preguntó si es cierto que era una persona tímida y que: «¿Cómo es eso que no lo aparenta?», indagó la cibernauta, que además le pidió unas palabras a modo de epitafio.

«He sido muy tímido realmente, pero lo he superado, como todo cuanto me he propuesto en la vida. Me gustaría que me recordaran como alguien que siempre fue muy sincero en su entrega a su público y a su gente... Un cantante de alma y corazón», confesó.

Quizá sea esta una de las entrevistas más personales hechas al músico. Medido en sus respuestas, FG siempre meditó sus palabras. Fue esa intimidad creada en este sui generis diálogo on line, lo que permitió conocer matices de su niñez, etapa en la que desarrolló un incipiente gusto por la música.

Tuvo una infancia normal, y su madre, Caridad Gallo, fue esencial en su gusto por el arte. «Aprovechábamos en casa para que ella diera rienda suelta a su talento para cantar y hacer duetos en los que me involucraba mayormente a mí. Creo que ahí fue donde nació mi inclinación por el canto, aunque la decisión, como tal, la tomé muchos años después.

«Les diré que mi madre es lo más grande que he tenido y la perdí hace ya seis años, pero su obra está conmigo siempre, y ahora estoy preparando la presentación de su fabuloso libro de poesías, para que la gente conozca quién en realidad era la más grande artista de mi familia. Mis hijos son tres. ¡Hasta ahora! Tienen 12, 14 y 17 años. Solo uno de ellos logré que estudiara música, va muy bien con su saxo, piano y canto. Espero no me defraude».

¿Haciendo concesiones?

¿Un artista debe dar prioridad a los gustos del público y relegar la estética defendida en su obra? ¿Cómo se da esa negociación? Las preguntas deslizadas por Iván impactaron a Paulo FG, quien, dispuesto a contestar, ofreció una interesante perspectiva del asunto.

«Pienso que hay un poco de ambas cosas en ese quehacer constante de la creatividad, las cuales se alternan y combinan sustentándose una a otra en una estrecha relación; sobre todo en nuestro género musical ambos aspectos son muy importantes... ¡A veces hay que hacer concesiones!», dijo el cantante.

Abre que voy es una evidencia más de estas valoraciones de Paulito. El creador ofrece en la última producción discográfica de la Élite una mirada actual a la música popular, en la que participa el nicaragüense Luis Enrique y el cubano Jacob Forever, y se respeta la línea interpretativa que la orquesta ha mantenido en los últimos 22 años.

«El álbum es eminentemente timbero porque la mayoría de los temas son de la línea que siempre hemos cultivado, independientemente de que yo lo diversifico un poco, como siempre, lo combino con otros géneros. Por ejemplo, hay una bachata, tengo una balada y hay una especie de merengue externo, porque está ahí el Papi happy y La loquera, piezas que fusiono con otros estilos, pero siempre con una visión propia del trabajo para que la gente pueda identificarnos. El grueso del disco como tal es de timba romántica y, como siempre, con textos simpáticos, más o menos retomamos el estilo de los 90, combinándonos con otras nuevas tendencias.

«Hay una importante participación de mis músicos dentro del CD. Independientemente de que yo los guíe, ellos han dado un buen carácter al trabajo y siento que está más vivo. Porque el grupo en general tiene un gran momento y quisiera conservar a esas personas que me acompañan», dijo.

En un aprieto lo puso Carlos, quien lo conminó a que identificara, de entre sus producciones musicales, la que le es más cercana. Es difícil escoger, espetó Paulo, «pero si miro atrás con atención, te diría que Te deseo suerte ha sido uno de los discos que más me ha complacido».

Miguel le subió la parada cuando lo interrogó sobre si estaba satisfecho o le gustaría cambiar algo en su obra. «Todo artista que tenga un alto sentido de pertenencia y sea crítico con su obra, nunca está satisfecho. No obstante, cuando se ha sido hasta cierto punto exitoso, si ha habido en el camino buenos bálsamos para acariciar el alma y darle la energía para continuar, siempre habrá algo que cambiar, pero en general estoy bastante conforme», sostuvo.

El consejo a los jóvenes llegó con la solicitud de Art, quien pidió recomendaciones para los que se inician en la música. En primer lugar, enumeró FG, «que se preparen bien musicalmente y se cultiven. En segundo, que se enfoquen de forma correcta, y en tercero, que sean auténticos, traten de encontrar una identidad propia y no pierdan jamás el entusiasmo».

Lo más insólito

Muchos secretos develó Paulito en esa mañana, cuando tecleó todas las respuestas a nuestros usuarios. Habló allí de sus gustos personales y cómo hace para mantenerse tan vital, inquietudes que sin dudas complacieron a Paloma y a muchas de sus seguidoras.

«Creo que he sido bastante tranquilo con mi vida personal de ahora, ya que la profesional y la de antes, no me dieron mucho respiro... No soy perfecto, y tanto en el amor como con los amigos he tenido buenas y malas, pero, en general, he aprendido a valorar más a la gente por su sensibilidad para comprender y razonar de buena fe...

«Me mantengo en forma porque siempre, desde niño, he sido muy activo, tengo una cuerda interminable. Pienso que la actividad en los escenarios contribuye mucho a eso porque de vez en cuando tengo que prepararme para tales desempeños. Y las mujeres, me gustan bonitas, pero inteligentes, profundas y sensibles, tiernas, sexys y cariñosas… No es mucho pedir, ¿no?».

Maribel lo hizo reflexionar sobre lo más insólito que le haya sucedido en su vida. Paulo evocó lo ocurrido durante una serie de presentaciones en México en el 2008, cuando se quedó sin voz totalmente antes de comenzar un concierto, a casusa de un cambio de clima.

«No podía ni hablar, pero teníamos una situación crítica con los promotores y el público, y aquello no podía suspenderse. Fue entonces que le pedí al sonidista que me ayudara para no sentir la banda tan fuerte encima de mí y comencé por el tema de mi repertorio que más cómoda tenía la tonalidad y era el más movido. En aquel momento fue Me gusta tanto. Rompí cantando a pura técnica, recuperando paulatinamente la voz para terminar un evento que duró ¡tres horas!».

De la música al cine

Una nueva faceta artística revela Paulo FG en este 2014. Los lectores, ya atentos a la vida del músico, quisieron saber detalles. Aparecerá en una película, experiencia que para él ha sido «maravillosa en todos los sentidos. Es algo que ni siquiera me esperaba, pero salió…, y me convenció más porque contó con un gran equipo de producción y la excelente dirección de Rigoberto López. Será una cinta muy agradecida por todos, ya que en mi criterio personal tiene un gran vuelo poético y un gran sentido crítico cultural. Recomiendo no perdérsela», adelantó.

Desde Canadá, la profe Onidia, admiradora del trabajo de FG, indagó sobre un proyecto con Waldo Mendoza, el cual han nombrado Locos románticos. Paulo le confirmó que todo sigue en pie y «en cualquier momento que tengamos oportunidad lo vamos a realizar».

Otra de las novedades de este compositor será el estreno de un videoclip de la canción De amores, que forma parte del volumen Abre que voy. Lo filmará «el realizador Alejandro Pérez. Me parece que este tema es el mayor hit de este disco, donde invito a Luis Enrique, un artista a quien respeto y quiero».

Yenlis, Durdu el loco, Mónica y Roberto Paján —este último de misión médica en Brasil— quieren verlo en los escenarios de toda la Isla y un poco más allá. A ellos, el autor de Sofocación les explicó que tiene presentaciones en la capital: en la Casa de la Música de la Egrem y en Dos Gardenias, donde actúa con un formato pequeño para hacer música romántica. Anunció, además, que el 14 de febrero inaugurará su peña en el Salón Rojo, del Hotel Capri, que tendrá lugar allí cada viernes.

«¿Giras por el país? No quiero todavía hablar de eso, hay cosas más inminentes, y muchas más en proyecto, pero no quiero hablar, sino más bien que sean sorpresas», sentenció.

Aún con muchas preguntas por contestar, y luego de más de tres horas de «ciberconversación», Paulito prometió regresar para satisfacer a sus seguidores. «Sé que quedaron algunas interrogantes, porque soy un poco lento para teclear, pero tengo el compromiso de estar con ustedes “prontico” para contestar las inquietudes que tengan sobre mis nuevos proyectos de trabajo», enfatizó, y deseó suerte a todos los que lo acompañaron.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.