Algarabía de papel

La Editorial Arte y Literatura presentará una veintena de títulos en la venidera fiesta literaria

Autor:

Jorge Yacer Nava Quintero

Pronto las plazas, los parques y las calles se llenarán con la algarabía de los libros que cada año recorren la Isla.

Del 13 al 23 de febrero en La Habana, y hasta el 9 de marzo en las demás provincias del país, la XXIII Feria Internacional del Libro será nuevamente el mayor espacio que Cuba dedica a la promoción de la lectura. Con Dania Pérez Rodríguez, subdirectora de la Editorial Arte y Literatura, conversó JR para conocer algunas de las propuestas de su catálogo en esta edición.

Así supimos que la editorial presentará más de una veintena de títulos que agrupan a reconocidos y noveles autores de Ecuador, Francia, España, China, Argentina, Estados Unidos, Puerto Rico y Cuba. Entre los textos que estarán a la venta figuran clásicos de la novela policíaca —como Los crímenes del Obispo, del norteamericano S. S. Van Dine—, crónicas periodísticas, poesía, ensayo e incluso libros de recetas culinarias.

La presencia de seis obras ecuatorianas permitirá al lector acercarse a la cultura de esta nación, a la que está dedicada la Feria. En la selección predominan las novelas La sombra del apostador, de Javier Vásconez; La maniobra de Heimlish, de Miguel Antonio Chávez; Tan solo morir, de Alfredo Noriega; y Pubis Equinoccial, de Raúl Vallejo. Este autor visitará la Isla para la cita literaria y seleccionó los cuentos de la antología Amor y desamor en la mitad del mundo. Otra compilación llegará de las manos de su compatriota Raúl Serrano para adentrarnos en la historia de El ensayo ecuatoriano entre siglos.

Se destaca entre las novedades por su temática contemporánea Teléfono Móvil, un relato en el cual el escritor chino Liu Zhenyun aborda las nuevas tecnologías, los medios de comunicación y sus efectos sociales. En tanto la española Belén Gopegui nos introduce por un Acceso no autorizado a los conflictos y la violencia del mundo gubernamental de su país.

La historia tendrá un papel relevante en las lecturas propuestas. Desde una perspectiva humana e intimista emerge la realidad de la manigua cubana en el siglo XIX, a través del testimonio del soldado español Antonio del Rosal Vázquez de Mondragón, quien En la manigua, diario de mi cautiverio ofrece anécdotas sobre personajes como Flor Crombet, Carlos Manuel de Céspedes y Antonio Maceo. El eco de dialectos olvidados y casi muertos es un sonido recurrente en Lengua de Pizarro, del gallego Ramón Chao. La novela se desarrolla en la etapa de la conquista del Perú y la trama fluye mediante el personaje Juan de Betanzos, español de Galicia que devino traductor de las lenguas indígenas y mano derecha del colonizador Francisco Pizarro.

Más cercanos en el tiempo, otros dos títulos nos aproximan a relevantes figuras como el padre de la nación india, Mahatma Gandhi, y los cinco antiterroristas cubanos. La historia de mis experimentos con la Verdad es un texto de carácter autobiográfico, mientras que Los últimos soldados de la Guerra Fría, es la recreación literaria del caso de los Cinco Héroes, del brasileño Fernando Morais.

Con mixturas entre periodismo y literatura, Destino Cuba, de Ana María Radaelli, argentina radicada en la Isla hace más de 30 años, permitirá al lector conocer sus experiencias no solo en nuestro país, sino también en Vietnam, Cambodia y otros sitios donde ha ejercido el oficio de cronista.

Como es habitual, el Premio Alba Narrativa comparte las obras ganadoras de 2013: Reflexiones de un cazador de hormigas, del argentino Diego Lombarda, y Elogio del cadáver, del chileno Cristián Barros. La primera inicia con el recuerdo de una sala, un televisor encendido y una mujer que se marcha cuando las hormigas comienzan a invadir la escena, como preludio del audaz relato que le sucede. La segunda es una obra detectivesca que a partir de la piel tatuada de un cadáver explora la posibilidad de que William Shakespeare haya plagiado a Miguel de Cervantes.

Fiel a su tradición como promotora de las letras universales, Arte y Literatura retoma clásicos como Corazón (Edmundo de Amicis), reeditado ocho veces, y esta vez con 5 000 ejemplares como respuesta al permanente reclamo de los lectores. De igual manera se incluye Amistades peligrosas, de Pierre Choderlos, texto epistolar que ha sido versionado para el cine y el teatro en varias ocasiones y mejor recordado por las actuaciones de Glenn Close, John Malkovich y Michelle Pfeiffer en la pantalla grande.

Entre los exponentes de la lírica se hallarán Mis cantares y otros poemas, de la puertorriqueña Lola Rodríguez de Tió; y Lo que es. Poetas de la lengua neerlandesa, antología de autores holandeses realizada por Omar Pérez. Y con el fin de introducirse hasta en las cocinas cubanas la editorial pondrá a la consideración del público Latinoamérica en la mesa cubana, de Silvia Mayra Gómez Fariñas, y Sabores de África y Cuba, de Sandra Hernández.

Para perderse en el mundo de la literatura y correr como un niño tras las hojas escritas, el lector puede acercarse a estas propuestas y recorrer nuevos o conocidos caminos hacia el horizonte que nos plantea toda lectura pendiente.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.